PUBLICIDAD
Realitys y programas

‘Sálvame’ pone en una difícil tesitura a Anabel Pantoja y hace esta exaltada súplica

Anabel Pantoja se rompe al verse obligada a posicionarse en ‘Sálvame’ sobre la guerra familiar que enfrenta Kiko Rivera y Isabel Pantoja

Este martes 27 de octubre, Kiko Rivera daba un golpe en la mesa y llamaba en directo a ‘Sálvame’ para cargar durísimamente contra su madre ante la atenta mirada de Anabel Pantoja. Era el culmen a una semana en que los duros encontronazos entre madre e hijo han sido constantes.

PUBLICIDAD

El Dj no puede entender como su madre no ha sido capaz de coger el coche para ir a visitarlo después de que confesara en ‘Sábado Deluxe’ que estaba atravesando una depresión a causa de su adicción a las drogas. “Necesito a mi madre, no a Isabel Pantoja, y mi madre no está”, se lamentaba el joven durante su llamada a ‘Sálvame’.

Además, Kiko acusaba a su madre de ir hablando por detrás con diferentes periodistas. “Mi madre que espabile un poco. Si tiene que decir algo que venga y me lo diga a la cara o que lo diga públicamente para que yo me pueda defender. Porque hablar así de un hijo no tiene perdón de Dios”, decía muy enfadado ante la atónita y atenta mirada de los colaboradores del programa de Telecinco.

PUBLICIDAD

Entre los que no daban crédito a las palabras del hijo de la tonadillera en ‘Sálvame’ estaba su propia prima, Anabel Pantoja. La colaboradora de ‘Sálvame’ escuchaba con atención a Kiko desde su casa de Canarias, donde está convaleciente tras haber sido operada de la pierna. “Me he quedado sorprendida”, reconocía la joven, con el rostro totalmente desencajado. Y es que ella se encuentra en una auténtica encrucijada y no quiere mojarse en el conflicto familiar.

“No quiero estar aquí en directo”, comentaba la colaboradora, dejando claro que para ella los sentimientos de su primo son “sagrados” y que lo único que le importa es “su salud”.

PUBLICIDAD

Anabel Pantoja brota contra sus compañeros de ‘Sálvame’

Anabel no pensaba que las cosas estaban tan tensas entre su tía y su primo. “No están las cosas como pensaba, creía que iban a mejor”. Sus compañeros le pedían que se posicionara en uno de los dos bandos, ante lo cual la colaboradora ha estallado, en especial contra Antonio David Flores. “Al no posicionarte la que queda en evidencia eres tú”, le recriminaba el exguardia civil.

Pero Anabel Pantoja seguía en sus trece intentando defenderse de la insistencia de sus compañeros de ‘Sálvame’: “Me parece muy bien tu información. Si me posiciono y a ti te molesta me da igual. Conozco lo que tengo que hacer. Sé muy bien lo que hay que hacer. Han pasado muchas cosas, han sido muchos años, algunos han estado peleados, otros no han estado peleados… Y yo he estado ahí en medio, como la bruja piruja” decía muy enfadada la colaboradora.

Además, ha resaltado una de las declaraciones de su primo: “Kiko ha dicho: ‘Mi madre va contando las cosas a su manera’. Si mi tía cuenta las cosas a su manera y luego los periodistas las cuentan de otra o las cuentan más maquilladas o más exageradas qué vamos a hacer ahora. Mi primo ha dicho que nunca ha atacado a su madre y que nunca le ha pedido la herencia. Es verdad que Kiko por querer solucionar los problemas ha dicho: mira, que no me quedo lo que sea, pero que se arregle esto para mi madre. Pero si mi tía quiere vivir en Cantora, ¿por qué se tiene que ir?”.

Muy exaltada y a gritos, Anabel continuaba diciendo a sus compañeros de programa: “¡Vosotros lo veis muy fácil! Lo que hay es un malentendido entre mi tía y mi primo. ¿Qué hago yo con el peroné roto? ¡No me pongáis en la tesitura!”. Finalmente, y tras soportar una gran presión, acababa rompiendo a llorar: “No me puedo posicionar”.

“Quiero que me dejen en paz”, suplica Anabel

En una segunda conexión con el programa, ya más tranquila, la colaboradora reconocía: “Se me ha partido el alma y estoy como si me hubiera pasado un camión por encima, pero esto es así”. “Queréis buscar las cosquillas, saber si me posiciono, pero no soy la culpable. Quiero que me dejen en paz”.

Kiko Hernández, ajeno a las súplicas de su compañera, seguía insistiendo. “Tu primo ha dicho que su madre no tiene perdón de Dios”. Pero ella ha continuado en sus trece y sin querer posicionarse. Aunque sí ha confesado que, de momento, no ha llamado ni a Kiko ni a su tía para no tener que hablar de ello en el programa. “Me ha dejado hecha polvo la llamada. No quiero que esto suceda y que vaya a más. Evidentemente lo paso mal y no quiero que vaya a más”, sentencia la colaboradora.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD