PUBLICIDAD
Actualidad

“Miserables”: El durísimo alegato del Gran Wyoming contra quienes amenazan a los sanitarios

El presentador de ‘El Intermedio’ ha criticado duramente los casos de insolidaridad que están mostrando ciertas personas ante la pandemia.

Este jueves 23 de abril, ‘El Intermedio’ empezó una nueva sección: el ‘Indignómetro’, una herramienta para medir el grado de indignación que producen ciertos actos y comportamientos que durante el confinamiento están sufriendo los empleados de supermercados o el personal sanitario.

PUBLICIDAD

Sandra Sabatés empezó diciendo: “Uno de los caos que más indignación ha causado es el de Miriam Arnedo, una empleada de un supermercado en Cartagena. Un día al llegar a casa se encontró con una nota de sus vecinos le pedían que por el bien de todos se buscase otra vivienda”.

Wyoming, muy duro con la falta de empatía de ciertas personas

Más duro se mostró el Gran Wyoming con la falta de empatía y de solidaridad de esas personas que solo miran por su propio beneficio. “Ella (Miriam) trabaja en un supermercado y lo hace por el bien de todos. Y lo hace para que usted y el resto de los ciudadanos podamos tener nuestra nevera llena”, explicó el presentador, bastante enfadado con la situación.

PUBLICIDAD

“Y una recomendación, de vez en cuando hay que revisar la nevera por si hay algún producto caducado, que en este caso me temo que es su conciencia”, añadió.

Otro de los casos “más duros” es el de la ginecóloga catalana Silvana Bonino, que cuando fue a recoger su coche en el parking de su comunidad se encontró con un grafiti en el vehículo que decía “rata contagiosa”.

PUBLICIDAD

“Esto no solo es un ataque contra los profesionales de la sanidad, sino un ataque a toda la sociedad que dependemos ahora más que nunca de ellos”, aseguró Wyoming. “Viendo las actitudes miserables que el coronavirus genera en algunas personas propongo un nuevo hashtag #QuédateCallado”, zanjó muy enfadado el presentador.

Andrea Ropero entrevista a una celadora que ha sufrido actos vandálicos

Por otro lado, Andrea Ropero entrevistó a Elena, celadora de un centro de salud de Alcorcón (Madrid). Elena también ha sido víctima de actos miserables e insolidarios. Hace un par de semanas una persona roció su puerta “con algún spray”, no sé si lejía, que le ha quitado el barniz a la madera. Aunque desconoce quién lo hizo, si reconoció a la periodista que unos días antes tuvo “un pequeño incidente” con una vecina “que me comentó que, al trabajar en un centro sanitario, debía de desinfectar todo lo que tocase al llegar del trabajo”.

La celadora achaca estos actos vandálicos “al miedo que todos tenemos” y que “algunas personas no lo saben gestionar. Son días duros para todos. Es muy triste que haya personas que añadan aún más dureza”. Además, Elena aseguró estar “más sensible” y “sentirse más afectada por todo”.

Aunque estos miserables son solo unos pocos. La mayoría de la sociedad están con ella y con todos sus compañeros sanitarios, como se demuestra cada día a las 20.00 con los aplausos de los balcones. “Me emocionan tremendamente. En el turno de tarde incluso podemos salir y ver a la gente cómo te arropa y anima. Es algo que te enciende y te activa”, reconoce emocionada.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD