ActualidadRealitys y programas

Dos concursantes de ‘La Isla de Las Tentaciones’ se saltan las normas y airean lo que no se ha visto en pantalla

Claudia Martínez y Javi han revelado a través de unos vídeos de TikTok todo lo que ocurre tras las cámaras en ‘La isla de las tentaciones’ y que los espectadores desconocen

Claudia Martínez recibe a diario a través de sus redes sociales muchas preguntas por parte de los seguidores de ‘La isla de las tentaciones’ sobre qué es lo que ocurre cuando las cámaras no graban. Como si son ellos mismos los que se arreglan para las hogueras, si pueden elegir el menú de sus comidas y cenas o donde están ubicadas en las villas las habitaciones de los tentadores.

Tal es la cantidad de preguntas que le llegan sobre este tema que la novia de Javi Redondo ha optado por hacer una serie de vídeos en TikTok a través de los cuales dar respuesta a todas estas preguntas.

De esta forma, ha explicado que son ellas mismas las que eligen sus looks, así como vestirse y maquillarse antes de las hogueras. Ya que no cuentan con un equipo de maquillaje ni de peluquería. «Las ondas me las hacía Tania y la coleta me ayudaba Laura», ha revelado Claudia, dejando claro que no tenían estilista, como así se pueden pensar algunos.

No obstante, ha explicado que el equipo de producción les envió antes de poner rumbo a República Dominicana una lista con todas las cosas que iban a necesitar: «La ropa es nuestra. Nos dan una lista de todo lo que tenemos que llevar, con las temáticas de las fiestas también y luego es verdad que allí nos la intercambiábamos un poco. Yo en la primera hoguera llevo un vestido marrón de Sara porque para esa hoguera me quería poner el rosa palo que llevaba en la segunda, pero justo Laura llevaba uno blanco y al estar sentadas juntas parecía que llevábamos el mismo vestido».

@claudiiamg

Respuesta a @10mariaporcel aprenderé

♬ sonido original – Claudia Martinez

No tenían ni móviles ni relojes. El equipo se los custodiaba

Respecto a sus móviles, la influencer ha explicado que tienen que dejárselos al equipo de producción de ‘La isla de las tentaciones’, quienes se los custodian durante las tres semanas que pasan aislados en las villas, ya que tampoco disponen de relojes. Por lo tanto, desconocían a qué hora se despertaban a diario. De eso se encargaba una persona del equipo, qué les decía por un micrófono: «¡Chicas, buenos días, todas arriba!».

Claudia también ha reconocido que tenían bastante tiempo libre, aunque en todo momento estuvieran siendo grabadas. También podían hacer deporte siempre que no estuvieran grabando citas, las hogueras o disfrutando de una fiesta. «Al final de la tarde, los niños se iban a una caseta que hay en Villa Playa para hacer deporte, pero nosotras nos quedábamos cotilleando», explica la joven.

Además, ha explicado que ven el programa a la vez que los espectadores, y se sorprenden de muchas cosas que ven. Ya que solo les enseñan las imágenes que ven en las hogueras y en la hoguera final, por lo que durante la emisión en televisión descubren muchas cosas que pasaron en la otra villa.

Por último, Claudia Martínez también ha hablado del menú de sus comidas y cenas, el cual no pueden elegir. «El menú lo elige el programa. Es un catering cerrado y venía arroz, pasta, verdura, carne, pescado… Entonces tenías donde elegir», concluye.

Claudia Martínez desvela todo lo que no se ve en ‘La isla de las tentaciones’

Javi Redondo: «En la playa sólo nos podíamos bañar en algún momento puntual»

Por su parte, Javi Redondo ha decidido ‘copiar’ a su novia y también ha respondido a varias preguntas de sus seguidores en TikTok sobre lo que ocurre tras las cámaras de ‘La isla de las tentaciones’. De esta forma, ha revelado que no se podían bañar libremente en el mar: «En la playa solo nos podíamos bañar cuando teníamos cita o en algún momento puntual de la semana».

Irene Viñodo, una de las tentadoras que fue expulsada en la primera ronda de expulsiones, también ha seguido esta mecánica y no ha dudado en resolver algunas dudas de sus followers sobre la mansión en la que se alojaban. Así, ha revelado que, como no se puede fumar en pantalla, tienen un espacio habilitado para ello: «Había que ir de uno en uno a un espacio apartado fuera de la playa, donde ya no estuvieran las cámaras».

También ha explicado dónde están las ubicadas las habitaciones de las solteras en la villa: «Nuestros cuartos son los de las ventanas que están detrás de la piscina. Dormíamos de dos en dos, menos un cuarto en el que era cuatro. Allí no teníamos cámaras, lo único que teníamos eran micros para escucharnos. Una cosa graciosa de esos cuartos es que no tenían puerta, o sea que tú cagabas y tu amiga te veía».

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *