Actualidad

«Asumo el despido»: Lydia Lozano, abatida ante el último zarpazo que le comunica ‘Sálvame’

Lydia Lozano ha roto a llorar en ‘Sálvame’ tras anunciarse la visita de Al Bano a ‘Sábado Deluxe’ y ha dejado una clara advertencia.

Sálvame‘ le ha dado una mala noticia a Lydia Lozano este viernes pocas horas antes de enfrentarse al reto de convertirse en drag queen en la segunda gala del ‘Mediafest Night Fever’. Así, el programa le anunciaba que esta semana se sienta en ‘Sábado Deluxe’ uno de sus mayores detractores y enemigos: Al Bano.

El cantante italiano reaparece así en España y en ‘Sábado Deluxe’ semanas después de que Patricia Donoso destapara que había sido amante suya. Al Bano ya desmintió las acusaciones de la abogada y amiga de José Ortega Cano y ahora se sienta para dejar claras las cosas. Pero lo hace además en el programa en el que colabora su mayor enemiga.

Nada más ver la promoción del ‘Deluxe’ y al propio Al Bano, Lydia Lozano no podía parar de llorar. Y es que la colaboradora sabe la que se le viene encima. De hecho, nada más escucharle ha empezado a rememorar todos los fantasmas del pasado cuando aseguró que la hija de Al Bano y Romina, Ylenia Carrisi estaba viva.

«Me da igual que me despidan pero yo no me voy a sentar con Al Bano«, advertía de primeras Lydia Lozano. «La peor noche que yo he pasado en televisión fue la noche que se me propuso un cara a cara con Al Bano. Y Al Bano me rechazó. Yo comprendo el daño que he hecho pero yo no voy a pedir más perdón ni voy a hacer un circo, ni me voy a arrodillar. Lo siento muchísimo», aseveraba la colaboradora.

«Asumo el despido pero no me voy a sentar»

Pero lejos de quedarse ahí, Lydia Lozano insistía en que no se va a sentar con el italiano por todo el daño que le ha hecho. «Toda la vida he estado pensando si yo como periodista debería entrevistar a Al Bano. Pero mañana yo no me puedo sentar con él. Me pueden echar, asumo el despido pero yo no me voy a sentar con él. Han sido años pidiendo perdón y él en todos los titulares nombrándome», se quejaba sin poder parar de llorar.

Sin embargo, todos los compañeros de Lydia le han aconsejado que sea valiente y se siente con Al Bano para cerrar un círculo. «No estoy preparada para una segunda humillación», sentenciaba. «No voy a volver a hablar del tema ni voy a volver a pedir perdón, es romper mi dignidad«, añadía dejando claro que por mucho que le pidan desde el programa esta vez tiene claro que no se va a sentar con él.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *