ActualidadRealitys y programas

Adela González recibe el corte del día de Lydia Lozano en ‘Sálvame’: «Acabas de llegar, te metes en…»

Lydia Lozano ha terminado abandonando ‘Sálvame’ y encarándose con Adela González por culpa de un polígrafo que se hizo sobre Ylenia Carrisi.

La visita de Al Bano a ‘Sábado Deluxe’ ha despertado todos los fantasmas de Lydia Lozano. Tras enterarse de la visita del italiano al programa, Lydia se hundió el pasado viernes. Y aunque estaba invitada y valoró con acudir al espacio, finalmente plantó al ‘Deluxe‘ quedándose en casa. Este lunes, ‘Sálvame’ ha vuelto a poner contra las cuerdas a Lydia con los comentarios de Rafa Mora y sobre todo Kiko Matamoros, que aparecía por sorpresa antes de irse a Dubái. Harta de que vuelvan a sacar el tema de Ylenia, Lydia Lozano ha terminado abandonando el plató y enfrentándose a Adela González.

Lydia Lozano decidía dejar el plató asegurando que «es participar en algo que no quiero». «Este programa me dio la libertad de no existir. Ahora no quiero que me pongáis caras, que diga Matamoros lo que le salga de las narices pero yo no voy a participar en este juego», explotaba Lydia. «Me voy a salir fuera y deberíais respetarme», les pedía la colaboradora. Sin embargo, Adela González y Terelu Campos iban en su búsqueda tratando de que entrara al plató.

Tras no dar con ella, las presentadoras de ‘Sálvame‘ volvían al plató mientras Kiko Matamoros volvía a defender que Lydia Lozano jamás se ha mantenido callada y ha seguido hablando del tema de Ylenia. El colaborador se atrevía a tachar el caso de un «fracaso informativo y humano» y que lo feo era «sostenerlo en el tiempo. «Lo que sería higiénico y sanador es que esta señora tuviera las agallas de contar la verdad. Es que hay que pedir perdón al público y a todo el que se le trasladó lo que no es», aseveraba Matamoros.

Asimismo, Kiko Matamoros insistía que Lydia Lozano lo que tenía que contar era toda la verdad. «Lydia se creía que le iban a dar el Pulitzer. Dio la información sin ningún dato fehaciente», insistía el colaborador asegurando que si de verdad se supiera quién era la fuente de Lydia quedaría fatal. «La historia real es que el programa le pidió que pidiera perdón y cuando viene que tiene que pedir perdón ella dice que no. Y la tienen que poner contra la espada y la pared obligándola a que lo pida», rememoraba Matamoros.

Justo después se producía un debate sobre quién era la fuente de Lydia Lozano. «La verdad de todo esto la tiene esta casa en un polígrafo que está bajo llave porque esta señora no autoriza su emisión», sentenciaba Kiko Matamoros. En ese momento, Terelu Campos y Adela González volvían a ir en busca de Lydia para saber si había escuchado algo de lo que se estaba diciendo. «No, no quiero escuchar, me da exactamente igual. No voy a entrar en el tema, lo juré y soy una tía de palabra», contestaba ella.

«Yo de esta niña no voy a volver a hablar en mi vida, me da igual las burradas que diga», insistía Lydia. «Burradas las que dijiste tú», le replicaba Matamoros. «Ha hecho una narración de todo», le contaba Adela González. «Me parece muy bien, si me lo sé todo. No está hablando de él, es que está contando mi vida y me la sé muy bien. Son 20 años ¿y me estáis mandando a un psicólogo?», se quejaba harta de lo que estaba haciendo ‘Sálvame’ de nuevo con ella.

Tras ello, Kiko Matamoros se acercaba hasta el lugar del plató para hablar con Lydia mientras ella huía. «No voy a entrar en tu juego», volvía a decir ella. «Qué valiente eres cuando no tienes a nadie que te rebata y ahora huyes», arremetía Matamoros. «¿Tú das permiso para que se emita el polígrafo?», le preguntaba el colaborador. «¿Vamos a volver con esto? Lo del polígrafo…», trataba de contestarle mientras Kiko Matamoros no paraba de hablar. «Es muy feo a la víctima hacerla verdugo y al verdugo víctima. Eso es horroroso», le soltaba el colaborador.

Lydia se encara con Adela: «¡Te metes en Google y lo buscas!»

Mientras Adela González no dudaba en preguntarle a Alberto Díaz por ese polígrafo del que ella desconocía su existencia. «¿Hay alguna condición para que se emita o es una decisión del programa? ¿Ahí se preguntaba sobre toda la investigación?», le interrogaba la presentadora al director. Al escucharla, Lydia Lozano se encaraba con la presentadora.

«Adela, acabas de llegar, ¿vale? esto lo he vivido yo hace tres años. Y juré que me iba de este programa. Hablé con los directores que dije que no volvía, ¿vale? Lo tengo firmado con la cadena. Si volvemos a hablar de ese polígrafo yo me piro. ¡Vaya tarde de mierda», soltaba Lydia sin poder contener las lágrimas contestando de malas formas a Adela. En ese momento, Terelu defendía que Adela solo estaba tratando de saber cosas sobre un tema que desconoce.

«¡Pues te metes en Google y lo buscas!», se atrevía a gritarle Lydia a Adela. «¿Qué te crees que he hecho? Pero en Google no hay todas las respuestas. Y si yo tengo a la fuente le pregunto», se excusaba Adela. «La fuente ya habló de ese tema. Entonces pides mañana en redacción que te pongan ese vídeo, ¿de acuerdo? Yo no voy a responder. Eso es un favor que le hice a la cadena, ¿vale?», volvía a contestarle Lydia a la presentadora. «¿Me dejas que le pregunte al director?», le preguntaba Adela. «Por supuesto», contestaba Lozano. «¡Pues eso estaba haciendo!», insistía Adela. «Habla mañana con Valldeperas y Alberto estaba en esta cadena», terminaba de decirle Lydia abandonando el plató de nuevo.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *