ActualidadPortada

Ortega Cano para el directo de ‘Ya es verano’ con una urgente petición a Ana María Aldón

Ortega Cano ha entrado por teléfono en ‘Ya es verano’ para lanzarle un mensaje directo a Ana María Aldón.

Tras todo un verano siendo la comidilla de todos los programas y revistas, José Ortega Cano está harto de su situación matrimonial con Ana María Aldón. Y por ello, este domingo ha entrado en directo en ‘Ya es verano’ para tratar de calmar las aguas y pedirle a su mujer que pare la polémica e intenten arreglar las cosas por el bien de todos.

Nada más empezar a hablar, Ortega Cano ha querido dejar claro que nadie es bueno ni malo en esta historia. «Me tienen que disculpar por entrar otra vez en la televisión. Para mi no es muy de gusto tener que hablar continuamente. Tratándose del tema del que están ustedes hablando. A mí me gustaría poner las cosas en un equilibrio. Ni nadie es muy malo ni nadie es muy bueno. Todos somos lo que Dios quiere, regular. Vamos a dejarlo en el término medio», empezaba diciendo.

«Mi familia tiene que llevarse lo mejor posible. No hay otra solución, la familia de ella con la mía, la familia de ella con mi hija, que no haya mal rollo. La vida es muy corta y la vida todo se acaba y no merece la pena que en una casa como esta estemos cada uno por un lado. Si ella dice que todo está muy bien, pues todo no está bien cuando no hay un diálogo entre ella y yo. No sé si es mi culpa o la suya», proseguía explicando el torero.

Tras ello, Ortega Cano se dirigía a su mujer para pedirle por favor que pare la guerra. «Yo ya tengo muchos años. He pasado mucho a lo largo de toda mi vida. Y me gustaría estar lo más tranquilo posible y que no haya estos momentos. La gente después cada uno saca su opinión. A mi me gustaría que tomáramos conciencia, primero yo y luego ella. Que arrastramos a un niño pequeño, a niños mayores y necesitamos la buena convivencia y el buen diálogo de palabra para que no haya problemas. Y que seamos una familia ordenada y no desordenada como está ahora mismo«, defendía.

«Me gustaría que pegásemos un giro de 180 grados y sin forzar a nadie. Si mi hija tiene un problema con ella yo trataré de evitarlo. Y lo mismo digo de los demás. Que pongamos todos de nuestra parte. Creo que la cosa se está saliendo de madre. Ya no debemos seguir así. Que haya buena armonía entre nosotros», insistía Ortega Cano cansado de la guerra familiar.

Tras volver de publicidad, era Ana María Aldón la que tomaba la palabra para responder a su marido. «Estoy muy de acuerdo con él. Tiene que haber comunicación y tiene que haber lo que no hay, por lo menos que el niño vea una normalidad dentro de lo que está ocurriendo que es innegable e indiscutible. Pero estoy de acuerdo con él», contestaba la diseñadora.

¿Habrá reconciliación?

Al escucharla, Ortega Cano remarcaba que les falta «comunicación». «He notado una cara seria en nuestro niño que no es algo normal en él. Tenemos que ponernos las pilas y que haya un diálogo e intentar llevar la vida lo mejor posible porque la vida se vive poco y tenemos que templarlo», insistía el torero. «Hay que hacer un cambio en nuestras vidas y en nuestro hacer e intentar que todo vaya lo mejor posible. Y daros las gracias», añadía el diestro.

Mientras Verónica Dulanto se mostraba extraña por ser la intermediaria intentando que el matrimonio hablara entre ellos, Ana María soltaba un dardazo. «En algunos matrimonios es cosa de dos y en otros hay demasiada gente», se atrevía a decir ella en alusión a que la familia del torero se entromete en su vida. «A mi me gusta ver mi casa con gente, me gusta estar con mi familia y compartir. Y ella también, pero creo que la cogemos ahora en un momento en el que todo es negativo. Yo prefiero estar acompañado que no solo», le replicaba Ortega Cano.

Antes de colgar la llamada, Verónica Dulanto le preguntaba a Ortega Cano si quería divorciarse de su mujer. «Yo he podido tener algún pequeño desliz con alguna palabra pero la sigo queriendo. Y nos faltaba comunicación y diálogo y espero que eso lo corrijamos», terminaba diciendo el torero.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *