EspecialPortadaSeries

La estrategia que ha de seguir Telecinco con ‘Café con aroma de mujer’ para abrirse hueco en la parrilla

Que la adquisición de ‘Café con aroma de mujer’ sea o no un salto al vacío dependerá de la gestión que en Telecinco se haga de ella.

Telecinco ha movido su ficha más insospechada con la adquisición de ‘Café con aroma de mujer’. Protagonizada por el reconocido actor William Levy, se trata de un remake de la emblemática ficción colombiana que se convirtió en un hito en este país hace más de dos décadas y que, ahora, con su nueva versión, vuelve a ser todo un fenómeno mundial. Un movimiento por parte de Mediaset que es aún más perturbador después del histórico tropiezo con ‘Pasión de Gavilanes 2‘.

La cadena de Fuencarral está pasando por un 2022 horribilis. Engarza mínimo tras mínimo de audiencia y los pilares que han sostenido su programación durante más de diez años se han horadado con una rapidez pasmosa. La situación es mucho más grave de lo que cabía esperar y la solución no es nada fácil. Por ello, a comienzos de año, saltó una noticia que, carambolas de la vida, predecimos en El Televisero como inocentada el pasado 28 de diciembre.

Sin querer pecar de excesiva soberbia, tal vez les lanzamos la idea. El grupo de comunicación comandado por Paolo Vasile rubricó un acuerdo con Telemundo para estrenar en exclusiva en España la secuela sobre las nuevas vicisitudes que debían de enfrentar los descendientes de la dinastía Reyes Elizondo. La maniobra fue acogida con estupor y expectación. Telecinco, la cadena española que más había rehusado de este tipo de ofertas, se imbuía en el género de las telenovelas como punto de inflexión para salir a flote. Sin embargo, ni la nostalgia ni la marca ni tampoco una despampanante campaña de promoción sirvieron para satisfacer su objetivo. Lejos de impulsar los datos, ‘Pasión de Gavilanes’ se tornó en una penitencia para la cadena.

¿Qué había fallado? Primero, en Telecinco, desesperados con una huida de espectadores sin parangón, se habían apresurado demasiado en cerrar la obtención de un producto que no se había visto y que incluso continuaba en rodaje. En otras palabras, se trató de una compra a ciegas por mucho que pudiera existir una garantía de confianza en el boom de la primera parte. Y segundo, pecaron con creces de su inexperiencia, novatez y torpeza en el manejo de un producto de estas características. En contra de ofrecer una tira diaria, el canal pretendió que el espectador se armara de paciencia y esperara a una única noche semanal para ver los capítulos.

Fue un error mayúsculo. Las teleseries no pueden ser concebidas como una ficción nacional por dos razones principales: su ejecución y narrativa y, sobre todo, su duración. El resultado, como ya sabemos, fue estrepitoso. ‘Gavilanes 2’ fue naufragando sin que nada ni nadie pudiera detenerlo; hasta que Telecinco, desnortada, decidió experimentar en sobremesa (de 16 a 17 horas) con reposiciones previamente emitidas en prime time. Por supuesto, se hundió por debajo del 7% de share. Fue un salto al vacío y la estocada final a un ‘Sálvame’ ya a la deriva. Finalmente, la novela fue relegada al late night y, tiempo después, eliminada por completo de la programación.

«Quizás en Mediaset estén mirando un horizonte distinto y pensando en ese espectador mayor del que adolecen ahora que ha migrado a Antena 3»

Por todo ello, el desconcierto ante la incorporación de ‘Café con aroma de mujer’ a su catálogo de próximas ofertas es máximo. Después de la maldición de los granjeros colombianos y con una herida aún sin cicatrizar, era difícil pensar que en Mediaset continuaran picando en la misma puerta y más con una ficción disponible en un escaparate como Netflix desde hace ya varios meses. A bote pronto, parece un suicidio. Y que lo sea o no en mayor o menor medida dependerá de la gestión que se haga de ella.

Efectivamente, el riesgo es muy elevado por haberse podido consumir en una plataforma bajo demanda, pero quizás en el grupo empresarial estén mirando un horizonte distinto y pensando más bien en otro tipo de target: ese espectador mayor -más habituado a la televisión convencional- que aún no ha podido acceder a ella y del que adolecen ahora que ha migrado a Antena 3 seducido por los culebrones turcos. Es el único público que la sostendría. Y esa gestión más favorable y esperanzadora pasa por que ni siquiera se contemple el prime time como destino. La telenovela de William Levy cuenta con 88 episodios, un arsenal más que suficiente como para plantear de cabeza una emisión diaria y lo más importante: en una franja poco competitiva.

Solo debe haber una preferencia y es la tarde

Actualmente, la rivalidad en las noches es feroz y, dada la fortaleza que ostenta la cadena de Atresmedia con sus apuestas estelares, entre las que ya encontramos novelas turcas muy fidelizadas, no partiría con apenas expectativas para abrirse un hueco en la parrilla. Bajo esta premisa, solo debe haber una preferencia y es la tarde. Además, ‘Café con aroma de mujer’ llega en un momento propicio en el que Telecinco no se puede seguir permitiendo un ‘Sálvame’ de cinco horas ininterrumpidas y con una crisis de contenidos de fondo. La versión ‘Naranja’ es la que mejor resultados está firmando, pero sus ediciones hermanas (el ‘Limón’ y especialmente el ‘Sandía’) menoscaban la media de la cadena.

De manera que se podrían abrir dos caminos. Dependiendo del elegido, estaremos entre arrojar por la borda el producto o, en su lugar, protegerle. Contra ‘Pasapalabra’ no tendría nada que hacer, pero en cambio, de 16h a 17h, sí existe un reducto por el que pujar. Solo hay que ojear a la competencia: TVE no posee una oferta de sobremesa fuerte en este momento; todo lo contrario. Y Antena 3 tiene un agujero negro y el de mayor debilidad en el día con el espacio meteorológico de Roberto Brasero que precede a ‘Amar es para siempre’, cuyo arranque se produce sobre las 16:45 horas. Es, por tanto, la franja perfecta.

No obstante, Telecinco tendrá que lidiar también con la falta de confianza de unos espectadores hastiados y descreídos después del maltrato que recibió lo nuevo de ‘Pasión de Gavilanes’. A ellos han de convencer con mucha paciencia, sin buscar el resultado inmediato y sin maniobras absurdas con su emisión. Solo así podrán lograr fidelidad y solo así podrán demostrar que han aprendido y que no están dispuestos a caer en errores pasados pero muy recientes.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *