ActualidadRealitys y programas

Kiko Matamoros pierde el control y llama con este cruel calificativo a Chelo García-Cortés

Chelo kiko Matamors Sálvame

Kiko Matamoros y Chelo han protagonizado una fuerte discusión en ‘Sálvame’ a raíz de una información de la colaboradora

No ha sido una tarde fácil para Chelo García-Cortés en ‘Sálvame‘ este jueves 15 de septiembre. La colaboradora ha tenido que aguantar como, una vez más, se hablaba de su vida privada sin consentimiento. Es más, el programa ha recuperado unas declaraciones de José Manuel Parada hablando de la familia de la colaboradora, concretamente de la mujer con la que se casó su padre tras el fallecimiento de su madre.

Tras la emisión de estas declaraciones, los colaboradores de ‘Sálvame’ empezaban a investigar más sobre el asunto. De hecho, no dudaban en preguntar a Chelo sobre el tema, pero ella se negaba a hablar de su vida privada, y menos de la mujer con la que se casó su padre. De forma contundente, Chelo ha asegurado que no iba a hablar «sobre este tema» en referencia a Carmen, la mujer con la que rehace su padre su vida.

Y es que Chelo se ha mostrado muy tajante con los colaboradores y la dirección de ‘Sálvame’: «Tengo derecho a respetar la intimidad de una persona y por lo tanto, ese momento televisivo no lo vais a tener. Tengo el derecho a callar, el señor ha hablado, que venga». E insistía: «Tengo el derecho de no compartir este tema públicamente porque no quiero, hay que tener respeto a las personas anónimas». 

Pero Miguel Frigenti seguía interesado por el tema y le preguntaba si seguía teniendo relación con Parada. A esta pregunta Chelo sí que se pronunciaba y aseguraba que era su «expareja» y que le quería mucho. Esta respuesta hacía reaccionar a Kiko Matamoros, que cargaba contra su compañera: «¡Ahora le quiere mucho y el otro día le puso a parir!».

Pero lejos de callar o hacerse pequeña, Chelo ha contestado: «¿Tú me vas a hablar de poner a parir cuando has puesto a parir a tus hijos y yo sabía que les querías?». Acto seguido, Kiko Matamoros respondía: «¡Qué cerda!». «¡A mí no me insultes! No te lo permito. Tú a mí no me insultas. Lecciones de familia no me vas a dar ninguna», le echaba en cara Chelo.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *