Realitys y programas

Se hace público el inaudito testamento de Rocío Jurado en el que desheredaba a Rocío Carrasco

‘En el nombre de Rocío’ sacó a la luz el antiguo testamento de Rocío Jurado, en el que desheredaba a su hija Rocío Carrasco, y beneficiaba a su hermana Gloria

La décima entrega de ‘En el nombre de Rocío’ ya se puede ver, desde este viernes 19 de agosto en Mitele Plus. Este capítulo está centrado en el polémico testamento de Rocío Jurado que Rocío Carrasco encontró entre los enseres de su madre al poco de fallecer, y que era distinto al que finalmente dejó la cantante.

Tras detallar cómo fue el reparto de la herencia de ‘la más grande’, el cual desató la guerra en su familia, Rocío Carrasco procede a desvelar el contenido del documento que ella halló en el dormitorio de su progenitora. Y que, hasta ahora, jamás había visto la luz.

En aquel testamento, la Jurado dejaba la ganadería de Yerbabuena a su marido, José Ortega Cano, mientras que a sus nietos, Rocío y David Flores, les legaba los chalets de La Moraleja y de Cotos de Monterrey, con los enseres incluidos. En este caso, y a diferencia del testamento final, la artista sí que dejó herencia a los hijos de Rocío Carrasco y Antonio David Flores. Sin embargo, al ser menores, pretendía nombrar a su hermana Gloria como administradora «de los frutos y rentas de dichos bienes para todo lo que implique gastos de alimentación y educación», pudiendo, además, disponer de esos bienes como quisiera «sin autorización judicial ni subasta pública».

Gloria Mohedano sería la gran beneficiaria del testamento secreto de Rocío Jurado

«Yo para pagar el colegio de mis hijos le hubiera tenido que pedir dinero a Gloria», explica Rocío Carrasco. Además, asegura que, de haberse materializado ese testamento, «jamás» habría acudido a su tía para pedirle dinero. Por otro lado, Gloria Mohedano recibiría el chalet de Chipiona. Pero en esa parte del documento hay una anotación manuscrita con la dirección de la propiedad que llama mucho la atención de la directora de la docuserie. «Es la letra de José Antonio», comenta Rocío Carrasco con total seguridad, haciendo referencia al marido de su tía Gloria.

Asimismo, Rocío también legaba a su hermana el dúplex de Chipiona, aunque cediendo el usufructo vitalicio a su íntimo amigo Juan de la Rosa, a quien dejó las fincas de Los Naranjos y El Administrador. Amador, por su parte, recibiría de su hermana la nave de San Sebastián de los Reyes, en Madrid, mientras que a su hija Rocío Carrasco la nombraba heredera universal, aunque realmente no quedaba ningún bien por repartir. Según la protagonista de la docuserie, «era una forma de desheredarme».

El motivo por el que Rocío Jurado quería desheredar a su hija: «Yo estaba con el Ser»

Rocío Carrasco tiene claro el motivo que llevó a su madre a tomar esa decisión: «Yo estaba con el Ser (Antonio David), creo que era su forma de asegurarse de que ese ser no iba a tocar absolutamente nada que fuera de ella, y como yo estaba con ese ser, yo tampoco«. Según la madre de Rocío Flores, es «el que Gloria y José Antonio pensaban que iban a tener. José Antonio sabía que su mujer y él iban a ser los mayores beneficiarios de ese testamento».

Además, afirma que su madre «los dejó tranquilos diciéndoles que esto lo había llevado al notario, pero nunca lo llevó y sin decirle nada a nadie el día 17 fue e hizo el testamento». «Gloria se estaría frotando las manos de pensar en que yo iba a tener que claudicar y que ella iba a ejercer sobre mí la misma influencia y presión que ejerció sobre mi madre», añade.

No solo eso, sino que, Rocío Carrasco acusa a su tía de haberle dicho a Antonio David Flores que ella iba a administrar los bienes de sus hijos. Lo que, según ella pretendía su exmarido con la demanda de modificación de medidas que le interpuso era ratificar el convenio ante el juez para que ella no pudiera revocarlo. Y, por lo tanto, que no le pudiera impedir disponer de los bienes de sus hijos. Pero aquel testamento jamás vio la luz: «Una parte se está enterando ahora de que existe y otra parte se está enterando de que yo lo tengo», concluye Rocío Carrasco.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *