ActualidadRealitys y programas

Las exigencias de los mandatarios de ‘Sálvame’ a Rafa Mora para conservar su puesto

‘Sálvame’ hace oídos sordos a la audiencia y mantiene a Rafa Mora como colaborador aunque le impone una serie de condiciones.

Rafa Mora ha vuelto a ser el protagonista de ‘Sálvame‘ este miércoles después de dejar en el aire su futuro como colaborador por el rechazo que provoca en la audiencia y la multitud de peticiones sobre su despido. Si ya este martes abrió una encuesta para saber si Rafa Mora debe seguir como colaborador; este miércoles el programa ha vuelto a abrir dos nuevas encuestas.

A la pregunta de si «¿Crees que la presencia de Rafa Mora es perjudicial para Sálvame?», el  62,7% se manifestaban afirmativamente sobre esa cuestión, siendo solo un 37,3% los que se ponían a favor de Rafa. Este miércoles, se ponía el foco en Kiko Matamoros y si es perjudicial que compartan plató ambos. Y por ello, el concursante de ‘Supervivientes 2022’ no ha dudado en lanzar un ultimátum al programa asegurando que si era por su presencia, él abandonaba el programa.

«Estas cifras corroboran que el programa tiene un problema manteniendo a este colaborador en plantilla», remarcaba Adela González. «¿Pero se trata de un problema sin solución?«, se preguntaba. Mientras en un vídeo, la voz en off dejaba claro que este miércoles Rafa Mora se sometía al juicio final en ‘Sálvame’.

Y es que la dirección sigue confiando en que Rafa Mora pueda cambiar y evolucionar después del toque de atención recibido estos días. Por ello, le ha puesto una serie de condiciones para continuar trabajando como colaborador en ‘Sálvame’. Una de ellas someterse a una sesión de coaching con Cristina Soria; que le ha enfrentado a la peor imagen de sí mismo con el objetivo de tomar nota y cambiar su actitud «troglodita».

Rafa se somete a una sesión de coaching y se abre en canal

Tras la sesión de coaching con Cristina Soria, ‘Sálvame’ se proponía cambiar la imagen que da Rafa Mora a la audiencia. Y para ello, Adela González y Terelu Campos le preguntaban por cómo se había tomado todo esto su madre. Pero por si fuera poco, provocaban que Rafa Mora rompiera a llorar hablando de su abuela o su tío ya fallecidos. Una forma de «blanqueamiento» que ha indignado mucho a buena parte del público, que no ha dudado en tachar de «vergonzoso y peligroso» lo que estaba haciendo el programa.

«Yo salí ayer del plató tocado, hundido y muy disgustado por todo lo que se estaba produciendo. Hay cosas que considero que tengo responsabilidad, pero hay cosas por las que no paso», empezaba diciendo Rafa Mora. «Ayer tuve un episodio de ansiedad, tuve arcadas. Que fue un tema que me ocurrió hace años y tuve que tratármelo en el psiquiatra. Pensé que era algo superado pero al ver que todo mi sacrificio se podría ir al garete por una actitud que no me parece tan grave», proseguía contando.

«Mi familia está muy por encima del trabajo. Si mi familia lo pasa mal, voluntariamente me iré. Yo no quiero ver sufrir a nadie. Voy a poner todo de mi parte si se me da la posibilidad de seguir. Yo vengo encantado aquí el 99,9%, pero claro cuando yo soy protagonista me pregunto por qué me dedico a esto», reflexionaba. Además Rafa cuestionaba que la cúpula le había premiado en el pasado por su perfil dándole más días y más pasta cuando tuvo un brutal enfrentamiento con Belén Esteban en los inicios del ‘Deluxe’.

Al final de ‘Sálvame’, el programa pasaba a conocer el resultado de las diferentes encuestas que había realizado. Por un lado, en la encuesta realizada a toda la redacción, el equipo de ‘Sálvame’ apoyaba con un 78% que Rafa Mora no es perjudicial para el programa.

Por otro lado, sobre si la presencia de Kiko Matamoros es negativa para Rafa Mora, el 69% de los votos en Twitter consideraban que sí. Más reñida estaba la encuesta que preguntaba si Rafa Mora y Kiko Matamoros deben coincidir en plató. Así, el 50,2% considera que sí que deben coincidir frente al 49,8% que considera que no.

Al conocer los resultados, Rafa Mora ha sido muy sincero cuando Carlos Lozano le preguntaba si quería seguir como colaborador del programa. «Yo no me voy de aquí ni con agua caliente. Vamos me iré si mis jefes consideran que no estoy a la altura. Yo si estoy aquí es para sumar y sino me vuelvo al barrio y a opositar», sentenciaba.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *