EntrevistasPortada

Arturo Valls: «No debería tener límites el humor y nadie debería ir a la cárcel por contar un chiste»

Hablamos en exclusiva con Arturo Valls que estrena ‘Dos años y un día’, la nueva serie de Atresplayer Premium que produce y protagoniza.

Arturo Valls está de enhorabuena porque por fin este domingo 3 de julio ve la luz ‘Dos años y un día‘, la nueva comedia de Atresplayer Premium, que él mismo produce y protagoniza. En esta nueva serie, el actor y presentador da vida a un alter ego, Carlos Ferrer, un presentador de concursos que tras un chiste desafortunado durante un pregón se ve obligado a ir a prisión.

Con ‘Dos años y un día’, Arturo Valls sigue afianzando su carrera como actor en televisión tras el estreno de ‘Sin novedad’ en HBO Max hace unos meses. Supone además el primer proyecto del presentador en Atresmedia en este curso tras el final de ‘¡Ahora caigo!’. Sobre esta nueva etapa, si echa de menos el concurso diario de Antena 3, sobre la tercera edición de ‘Mask singer’ y sobre los límites del humor hablamos en esta entrevista exclusiva.

Parece que te afianzas en la ficción en televisión tras el estreno de ‘Sin novedad’ hace unos meses y ahora con ‘Dos años y un día’. ¿Echabas de menos hacer series?

Sí. Al final el ‘Ahora caigo’ me tenía un poco hipotecado. Aunque en alguna ocasión si he compaginado entretenimiento y ficción, pero no era lo que más me gustaba porque al final no acabas de disfrutar del todo. Ahora me he podido meter de lleno en el proyecto y lo disfrutas más. Además en ‘Dos años y un día’ también estoy en la producción y por tanto he participado en todo el proceso de guiones, de desarrollar la serie, de pensar en quién lo tenía que dirigir. Y si que echaba de menos actuar.

¿Cómo ha sido crear ‘Dos años y un día’?

Bueno la idea original parte de Miguel Esteban y de Raúl Navarro que tenían claro el tono y a mí me apetecía un montón currar con ellos. Y entonces pensaron que pasaría si metemos a una persona tipo Arturo Valls, tipo Roberto Leal y que se maneja en el mainstream y en el humor blanco y generalista. Y de repente hace un chiste desafortunado y lo meten en la cárcel. A mi me ofrecieron la premisa y era un sí rotundo porque me apetecía mucho explorar todo eso.

¿Cómo definirías tú la serie? ¿Qué se va a encontrar el espectador que se sumerja en ella?

Yo creo que me atrevería a decir que es la primera sitcom carcelaria de la historia. Es una serie muy original, especial, con un tono diferente que surge a partir de situaciones dramáticas porque al final lo que le sucede a Carlos es un drama, es un tipo que se ve privado de su libertad. Es alguien que disfrutaba de unas comodidades por ser un presentador y un actor famoso que ahora se ve dirigiendo un taller de teatro con unos presos y manejando a una directora que tiene lo suyo también.

Hablamos de una ficción, pero la serie trata un tema muy actual como es el de los límites del humor. ¿Crees que os tienen en el punto de mira a los cómicos y actores de comedia?

Si, yo creo que no debería tener límites el humor. Hay una cosa que me chirría que es si piensas en el drama, el drama no tiene límites. Al final los dos géneros son ficción y mentira. Pero en el drama se permite que hables de muerte, de terrorismo, de adulterio y de lo que quieras. Y sin embargo, en el humor no podemos.

Y en el caso de que haya límites tiene que ver con el contexto. Uno tiene que saber dónde está contando el chiste y cuándo está contando el chiste. Hay chistes de hace 15 años que no se podrían hacer hoy, pero no por censura sino porque no tienen gracia porque la sociedad ha cambiado y evolucionado. Y uno mismo deja de hacerlos porque no hay que perpetuar comportamientos ni ideas ni estereotipos ni clichés. Pero la conclusión es que nadie debería ir a la cárcel por contar un chiste.

«No echo de menos ‘Ahora caigo’, me tenía un poco hipotecado»

¿Tú te has llegado a autocensurar en algún momento?

Sí, pero por lo que te digo. No porque piense que se puede ofender alguien, sino porque creo que hay cosas que ya son graciosas. Chistes machistas sobre todo, esto hace 15 años pues bueno vivíamos en esa sociedad y la sociedad lo asumía pero hoy en día sabemos que no, que esto tiene que cambiar. Y el cómico tiene que ayudar a eso. Ahora dicho esto, yo me he reído con chistes de calvos, de acentos, de las comunidades autónomas. Si alguien se ofende, pues perdona, pero es un dolor pasajero. Hay dolores y situaciones extremas que son mucho más importantes. Esto pues eso, se pide perdón y ya está. Además paradójicamente el humor sirve para superar ciertos dramas y mitigar el dolor.

Otro de los temas de actualidad con respecto al humor es la polémica de las cómicas y si están peor vistas que los cómicos. ¿Tú qué opinas en ese sentido?

Me parecen debates ridículos. Pensar en el género. Que más da. Hay cómicas malas como cómicos malos y cómicas buenas como cómicos buenos. No entiendo el debate. Es verdad que hay algo que cambiar en el sentido de que por una cuestión estadística como han tenido menos acceso se han dedicado menos y con lo cual por una cuestión de volumen salen menos cómicas que destaquen. Pero por el hecho de ser mujer no se es menos graciosa que un hombre, para mi no hay debate.

Pese a ‘Dos años y un día’ sigues en el entretenimiento y ya tenéis grabada la tercera edición de ‘Mask singer’. ¿Qué nos espera en esta edición?

Tengo muchísimas ganas de que se vea. Ha quedado estupenda. Ana Obregón es un fichaje maravilloso. La primera gala de ‘Mask Singer‘ es un pelotazo con el desenmascaramiento del rey emérito (risas). Hay grandes sorpresas y máscaras internacionales que van a dejar a la gente en shock. Es un programa muy disfrutable.

«La primera gala de ‘Mask Singer’ es un pelotazo, Ana Obregón es un fichaje maravilloso»

Y más allá de ‘Mask singer’, ¿tienes algún otro proyecto de entretenimiento?

Sí, me voy a lanzar a producir mi primer programa de entretenimiento, que hasta ahora todo lo que he producido ha sido ficción. Y hemos opcionado un programa americano y lo vamos a empezar a ofrecer ya para ver que cadena y que plataforma quiere emitirlo. Y lógicamente los primeros serán Atresmedia.

¿Pero también lo presentarás?

Sí, si. Es producir y presentar. Es otro traje a medida (risas). Solo puedo decir que hay mucha música y que es algo muy guay.

¿Y el ‘¡Ahora caigo!’ lo echas de menos?

No, pero no por el formato en sí. Sino porque lo que no echo de menos es hacer un programa diario. Esa si que creo que es una puerta que puede que se haya cerrado. Porque es algo que como decía antes te hipoteca. Y de hecho me han ofrecido cosas hace poco y las he rechazado. Pero hacer formatos de prime time que grabas en un mes eso sí que me apetece.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *