Actualidad

Un invitado huye espantado de ‘Pasapalabra’ tras lo ocurrido y tienen que salir en su búsqueda

Roberto Leal 'Pasapalabra'

Poty Castillo se ha marchado en directo del plató de ‘Pasapalabra’ indignado por su fracaso en una de las pruebas del concurso de Antena 3

Pasapalabra‘ ha vuelto a vivir un momento de lo más surrealista que ha provocado la risa de Roberto Leal. El programa de éxito de Antena 3 ha visto como uno de sus invitados estrella se marchaba del plató indignado. Se trata de Poty Castillo, conocido por todo el público por haber sido uno de los coreógrafos de ‘Operación Triunfo’, que se ha levantado de su silla tras fracasar en la prueba de ‘La Pista’ musical.

En la prueba se enfrentaba a Canco Rodríguez. No obstante, él tenía la confianza en poder ganar el duelo y así acumular puntos para su equipo. Pero lo cierto es que no iba con muchas expectativas porque en programas anteriores la prueba de ‘La Pista’ musical no se le había dado del todo bien. En esta ocasión, tampoco ha triunfado.

Roberto Leal daba la primera pista. Situaba la canción en 1967 y ponía unos pocos segundos de la melodía. Tanto Poty como Canco le daban al pulsador de ‘Pasapalabra’, pero el segundo era más rápido. «Pero no es posible, te juro que no funciona mi aparato. Me voy», decía entonces indignado el coreógrafo mientras se levantaba de la silla y abandonaba el plató del programa de Antena 3.

Esta actitud provocaba la risa de Roberto Leal, que pedía a su público un aplauso para él: «Un aplauso para Poty, por favor». Después de que Canco Rodríguez fuera tras él, ambos volvían, pero Poty volvía a quejarse: «Que no funcionó mi aparato. Soy el tío más fan de los Beatles desde siempre». Entre risas, Canco se reía de él: «Aquí el truco está en entrenar todas las mañanas».

«Si eres tan fan y tan buen compañero, échale el brazo por encima y abrázalo mientras suena ‘Penny Lane'», con estas palabras Roberto Leal anunciaba que Canco Rodríguez había ganado la prueba musical de ‘Pasapalabra’. Finalmente, ganador y perdedor se abrazaban mientras cantaban juntos la canción de los Beatles.

Ya en un tono más humorístico y una vez situado en su sitio, Poty Castillo volvía a quejarse de su pulsador: «Yo creo que no ha funcionado. ¿Puede ser?». Mientras, Canco seguía bromeando sobre que él todas las mañanas entrena para la prueba con un rosco.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *