PUBLICIDAD
Opinión

Crítica de ‘Cazafantasmas: Más allá’: La secuela que todos los fans esperaban de la icónica saga

Cazafantasmas Más Allá

‘Cazafantasmas: Más allá’ no solo funciona como un homenaje precioso, sino que es una buena película, que estrena Movistar Plus+ este viernes 24 de junio.

La nostalgia nos invade desde hace varios años. Quizá el boom comenzó con la llegada de ‘Stranger Things‘, que basaba su atractivo, al menos al comienzo, en la idealización de la década de los 80. Niños en bici, salas de recreativos, música con sintetizadores y ese ambiente de que podías encontrar una aventura en cualquier esquina. El renacer de los 80 ya venía de antes (recordemos ‘Super 8’) pero explotó con la serie de Netflix y, desde entonces, nos ha llegado de todo, siendo ‘Cazafantasmas: Más Allá‘ una de las últimas propuestas en pos de la nostalgia. Y esta nueva entrega está disponible en Movistar Plus+ desde este viernes.

PUBLICIDAD

¿Cuál puede ser una de las sagas más icónicas de los años 80? Sin lugar a dudas, ‘Los Cazafantasmas’. Puede que en España no haya tanta tradición con la serie de películas creada por Ivan Reitman. Pero en Estados Unidos tienen categoría de culto, sobre todo la primera. Y, tras el fracaso del reboot con protagonistas femeninas (con boicot incluido), parecía que la franquicia estaba muerta y enterrada. Hasta que llegó el hijo de Ivan Reitman, Jason, y se volcó con una tercera entrega, con una nueva generación, pero rindiendo homenaje a la clásica. Y la fórmula funcionó.

‘Cazafantasmas: Más Allá’ es, literalmente, una secuela tardía. Pero también una especie de reboot, buscando reiniciar la saga con una nueva generación de protagonistas. Una madre soltera, con un hijo adolescente algo rebelde, y una hija más pequeña y superdotada, se mudan al pueblo de Summerville (que no Fantasville) tras la muerte del abuelo. Este les ha dejado su granja destartalada, y era conocido en todo el pueblo como ‘El destripaterrones’, como un hombre extraño y huraño.

PUBLICIDAD

Una película de aventuras perfecta

Los tres llegan nuevos al pueblo y Phoebe, la hija pequeña, empieza a ir a una escuela de verano, donde conoce a otro chico del pueblo, que se hace llamar a sí mismo Podcast, y al profesor Grooberson, que lleva meses analizando unos seísmos que se producen en toda la zona. Con esta premisa, la película tarda en despegar, pero no es un punto negativo, sino todo lo contrario. Se toma su tiempo en que conozcamos a sus personajes y que nos encariñemos con ellos. Así, poco a poco va construyendo su historia, dejando un sinfín de referencias por el camino, y trabajando desde algo nuevo, buscando huir de la nostalgia fácil.

Y quizá sea ese su punto fuerte: ‘Cazafantasmas: Más Allá’ funciona a la perfección como película en solitario. Como película de aventuras sin pretensiones, con una serie de personajes fácilmente identificables y con los que te diviertes casi desde el comienzo. 

PUBLICIDAD

Un reparto (casi) a la altura del original

Todo eso se consigue gracias al carisma incontestable de su reparto. A Paul Rudd ya le conocemos, y sabemos de lo que es capaz. Es aparecer en pantalla y ya te provoca una sonrisa. Su Grooberson es tierno, es torpe, pero es encantador e inteligente. Su vis cómica sigue intacta año tras año, y hace una pareja perfecta con Carrie Coon, que interpreta a Callie, la madre de los niños. Finn Wolfhard, al que conocemos de ‘Stranger Things’, prácticamente replica el personaje que le dio la fama en la serie de Netflix, pero ya le tiene tomada la medida. Aunque, realmente, la que roba todas las escenas en las que aparece, es la joven McKenna Grace.

A McKenna la hemos visto crecer. Básicamente porque ha interpretado versiones jóvenes de muchos personajes conocidos: Capitana Marvel, Sabrina, Tonya (la patinadora interpretada por Margott Robbie)… Ha demostrado varias veces lo buena actriz que es, pese a su juventud. Y su Phoebe es, de lejos, el mejor personaje de la película, con escenas memorables, y convirtiéndose en la más digna heredera de los cazafantasmas originales.

La falta de ambición es un lastre

La dirección de Jason Reitman le da pulso a la película. Aunque es verdad que a veces se echa un falta un poco de personalidad. Hay escenas que parecen realizadas con el piloto automático echado, y otras son directamente calcadas de alguna de las dos películas anteriores. No es que sea un problema, y no afecta a la película negativamente, pero es cierto que habría subido bastantes puntos de tener escenas más memorables.

De hecho, puede que a ‘Cazafantasmas: Más Allá’ le falte algo más de ambición y separarse de la saga original. Sobre todo en su último tercio que, pese a algunos momentos realmente emotivos (los cameos más esperados cumplen con creces), replica cosas que ya hemos visto, y que ya sabemos cómo van a terminar. 

Pese a todo, la película es una muy digna secuela que, pese a llegar demasiado tarde, podría sentar las bases para nuevas historias sobre el universo cazafantasmas. Siempre que vuelvan a contar con McKenna Grace, tendrán mi atención e interés. ‘Cazafantasmas: Más Allá’ no solo satisfará a los fans de la saga, sino a las nuevas incorporaciones, a una nueva audiencia que vivirá una aventura sin pretensiones y con alma de verdadero cine.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD