PUBLICIDAD
OpiniónPortadaSeries

Crítica de ‘Rapa’: una digna heredera de ‘Hierro’, con un Javier Cámara camaleónico

Rapa

Movistar Plus+ estrena este jueves 19 de mayo ‘Rapa’, su nuevo thriller de los creadores de ‘Hierro’ protagonizado por Javier Cámara y Mónica López, que nos presenta una Galicia neblinosa y llena de misterios

Movistar Plus+ sigue, una vez más, queriendo ofrecer productos de calidad de nuestra ficción patria. De hecho, tiene uno de los catálogos más interesantes actualmente, con multitud de series que han tenido el aplauso de la crítica y el público. Una de esas últimas sería el thriller ‘Hierro’, protagonizado por Candela Peña, y que fue ampliamente reverenciado. Y ahora parece ser que le toca el turno a ‘Rapa‘, la nueva serie de los creadores de ‘Hierro’, aunque esta vez trasladan la acción de la isla canaria hasta la húmeda y neblinosa Galicia. Concretamente al pueblo de Cedeira, en la provincia de A Coruña.

PUBLICIDAD

‘Rapa’ sigue los pasos de los thrillers nórdicos y británicos, pero con un toque local perfecto. A Capelada. Una tierra antigua, de altos acantilados sobre el mar, donde los caballos viven libres. Salvo un día: El de la «rapa das bestas». La rapa es una tradición que sintetiza lo bello y lo salvaje de un territorio por lo general tranquilo, pero que va a ser escenario de un crimen. Buscar al asesino de Amparo Seoane, la alcaldesa de la localidad, será el objetivo común de Tomás, un profesor frustrado, y de Maite, una sargento de la guardia civil. 

Esta nueva serie está protagonizada por Javier Cámara, uno de los intérpretes más reconocidos de nuestro país, y que da vida al profesor frustrado Tomás; Mónica López, eterna secundaria de los últimos años en nuestras series (también aparecía en la mencionada ‘Hierro), que interpreta a Maite. Y un puñado de buenos actores, como Lucía Veiga, Eva Fernández, Jorge Bosch o Toni Salgado. ‘Rapa’ lleva la firma de Jorge Coira, la mitad de los creadores de ‘Hierro’, y Fran Araujo. Las comparaciones son odiosas, y cualquiera que viera la ficción de Candela Peña, va a buscar reflejos y similitudes en ‘Rapa’. Pero la pregunta es: ¿mejora o empeora?

PUBLICIDAD

Un dúo sorprendente e inédito en los thrillers

Rapa’ comienza con una escena evocadora, que casi se mezcla con los propios créditos. Mucha niebla, confusión, paisajes arrolladores y una música fina y casi ausente. Tomás está de paseo por una de las montañas de Cedeira y, tras escuchar unos gritos en la lejanía, se encuentra a una mujer llena de sangre, tirada en la hierba, y pidiendo ayuda. Durante esos segundos cruciales, ve a alguien con un chubasquero verde y un coche alejándose. Y así, de una forma sencilla pero efectiva, se sitúan todas las piezas para que comience el misterio. 

Esa es la base sobre la que se va a construir toda la trama de ‘Rapa’, que se extiende a lo largo de 6 episodios de cerca de una hora de duración. Bueno, más bien, es el punto de partida. Porque ‘Rapa’ es una serie que busca centrarse en los personajes. Concretamente en sus dos protagonistas. Y es precisamente eso uno de los pequeños problemas de la ficción, aunque lo va solventando según avanzan los capítulos. Sorprendentemente, Javier Cámara flojea y, aunque va cogiendo el tono de su personaje poco a poco, no acaba de tomarle bien el pulso, y eso hace que se resienta un tanto la historia.

PUBLICIDAD

El dúo protagonista funciona, sí, pero palidece si lo comparamos con el formado por Candela Peña y Dario Grandinetti, que se entendían mucho mejor, y tenían una actuación mucho más natural y empastada. En ‘Rapa’, muchas veces las interpretaciones parecen impostadas, y brillan más los secundarios que los propios protagonistas.

Galicia, qué hermosa eres

Pero si hay un protagonista absoluto en esta historia, es Galicia. Sus paisajes asombrosos recuerdan a los mejores noir nórdicos. Y la dirección ayuda, intercalando primeros planos con planos aéreos brutales que nos recuerdan lo pequeños que son los personajes comparados con su entorno y la naturaleza. Porque ‘Rapa’ también es una serie ecologista, aunque esa trama secundaria de la mina nos haga perder un poco el hilo sobre la historia principal.

El guión funciona, y nos lleva al espectador por caminos ya conocidos, pero también se guarda varias sorpresas en la manga, sobre todo en cuanto al descubrimiento de la identidad del asesino. El público lo descubre muy pronto, por lo que ‘Rapa’ basa su fuerza más en el suspense que en la sorpresa. Así, en vez de centrarse en el quién, como suele pasar en la gran mayoría de thrillers de asesinatos, se centrará en el por qué, en las razones. 

Personajes poliédricos

Es fácil empatizar con los protagonistas, sobre todo con el personaje de Tomás, y desde el primer episodio, nos da pistas sobre qué es lo que le motiva. “¿Nos dejamos llevar para disfrutar?” Elucubra Tomás en una de sus clases de instituto. Y ahí es cuando realmente abre los ojos y decide investigar por su cuenta el asesinato de la alcaldesa del pueblo. No quiere seguir encerrado entre las cuatro paredes de sus clases. Quiere sentirse útil porque ya ha olvidado cómo hacerlo. Quiere vivir experiencias porque ya han quedado muy atrás en su cuadriculada vida. Y al final todo eso hace de Tomás el personaje más interesante de la serie.

Poco a poco, el asesinato va haciendo emerger un conflicto social a gran escala, que afecta a todo el pueblo y a sus habitantes, creando subtramas que, aunque no entorpecen el hilo principal, sí que hay veces que se pueden ver como un poco más de relleno. Pese a todo, ‘Rapa’ es una digna heredera de ‘Hierro’, que busca diferenciarse de esta con ganas, tratando de no ser un remedo facilón de la serie de 2019. Y que te mantiene intrigado sus casi 6 horas de duración, dejando muchas incógnitas por resolver. ¿Habrá segunda temporada? Hay suficiente base para ello…

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD