OpiniónPortadaSeries

‘Obi-Wan Kenobi’: el emotivo homenaje a una generación que creció con las precuelas de ‘Star Wars’

Obi Wan Kenobi

Analizamos los dos primeros capítulos de la serie que expande el universo de ‘Star Wars’ en Disney+, protagonizada por Ewan McGregor como Obi-Wan Kenobi

Disney se propuso un objetivo claro desde que anunció su plataforma de streaming Disney+: ampliar el universo de dos de sus franquicias más importantes, es decir, Marvel y Star Wars. Si la primera ya lleva una lista de seis series a sus espaldas, la segunda no se queda atrás. Hemos podido ver ya dos temporadas de ‘The Mandalorian‘, una de ‘El libro de Boba Fett‘, la animada ‘Star Wars Visions’… y ahora nos llega la esperadísima serie de ‘Obi-Wan Kenobi‘. Un regreso a una galaxia muy, muy lejana.

Este nuevo proyecto con la firma de Disney y Lucasfilm llega después varios años de rumores y una muy larga producción (se anunció el proyecto en 2019). ¿Cuál era el principal reclamo? Reencontrarnos con el Kenobi de Ewan McGregor. Sí, las precuelas fueron denostadas por la crítica en su momento, pero el tiempo las ha puesto en su lugar. Toda una generación que creció con ellas las alaba como la gran space opera que son. Y los haters han ido reconciliándose poco a poco con la trilogía. Así que esta serie está pensada para ellos.

SPOILERS a partir de aquí

‘Obi-Wan Kenobi’ empieza con un resumen de lo que ocurrió en las precuelas. ¿Qué fue lo que llevó al maestro Jedi al exilio? Y nada más empezar, juegan con nuestros sentimientos al mostrarnos lo que supuso la Orden 66 en pleno Templo Jedi. Una secuencia que hará emocionarse a todos los fans, e incluso soltar alguna lagrimita. Ewan McGregor tarda en aparecer, pero cuando lo hace, parece que no hubiera pasado el tiempo para él. Tiene tomada la medida perfectamente al personaje, como si llevara interpretándolo desde hace años.

La serie se toma su tiempo, buscando un ritmo pausado, casi crepuscular, en la línea de películas como ‘Logan’ o incluso la más reciente serie de Star Trek, ‘Picard’. Kenobi ha dejado atrás la Fuerza. Vive como un auténtico ermitaño vigilando de lejos a Luke Skywalker, tratando de pasar lo más desapercibido posible. Poco se sabía sobre el argumento de la serie. Por eso nos pilla a todos por sorpresa cuando la acción salta del soleado Tatooine… al selvático Alderaan, un planeta que nunca hemos podido ver (salvo una escena muy corta al final de ‘La venganza de los Sith).

Un reencuentro inesperado

Nadie esperaba que fuéramos a ver a una princesa Leia de 10 años. Y ese es la primera de las sorpresas que se guarda la serie. Pese a que el personaje puede ser un poco exasperante (y tiene una de las persecuciones más ridículas de la historia de la televisión), vemos a Leia en los ojos de esa niña. Una sorpresa muy agradable, que será la que propicie la vuelta a la acción de Kenobi. Un secuestro algo accidentado y torpe sacará al Jedi de su escondite, revelándose ante los temibles Inquisidores, cazadores de Jedi al servicio de Darth Vader.

Pese a que no queda muy claro hacia dónde quiere ir la serie de ‘Obi-Wan Kenobi’ tras dos episodios, todo parece indicar que simplemente es un preludio a un capítulo final en el que veremos un enfrentamiento entre Kenobi y Darth Vader. Porque al final del segundo episodio, la Tercera Hermana le revela algo que Kenobi no quería saber: Anakin Skywalker está vivo. 

Las interpretaciones del reparto son bastante correctas, sin destacar ninguna especialmente. Salvo Ewan McGregor, que está como en su salsa, aunque quizá le falta un punto de soltarse. Aunque eso podría ser problema del guión, que se toma todo demasiado en serio. Salir de Tatooine es un punto a favor de estos primeros capítulos. Estamos hartos de sufrir bajo la inclemencia de esos dos soles. El universo Star Wars pide a gritos mostrarnos nuevos lugares que conocer, que la galaxia es muy grande. 

Una reverencia para el maestro Williams en ‘Obi-Wan Kenobi’

Mención aparta se merece la banda sonora del maestro John Williams. El mítico compositor es parte fundamental del universo de Star Wars, y su composición suena a despedida. Su tema central de la serie tiene ese toque melancólico que nos reencuentra con un Obi-Wan crepuscular, y le va como anillo al dedo. 

Aún quedan varios capítulos más, y la serie irá creciendo, por supuesto. Pero tras dos episodios, podemos decir que ‘Obi-Wan Kenobi’ es una serie que funciona como un homenaje perfecto a esa generación que creció con las precuelas. Sí es cierto que se nota a veces la ausencia de la mano de George Lucas. Y puede que la serie sea algo torpe en algunas decisiones que toma. Pero al final acumula muchos más aciertos que errores. Ahora solo nos falta ver a Kenobi volviendo a usar su espada láser y ya seremos felices por fin.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *