OpiniónPortadaSeries

‘Sentimos las molestias’: Resines y Rellán, la dupla perfecta para remover conciencias con la vejez

Sentimos las molestias

Analizamos ‘Sentimos las molestias’, la nueva serie de Movistar+ protagonizada por Miguel Rellán y Antonio Resines, que se estrena este viernes 8 de abril.

Siempre es buena noticia que Antonio Resines estrene un nuevo proyecto, ya sea película o serie. Y más aún después de su paso por el hospital a comienzos de este año debido a su contagio por covid. El mundo del arte (y el país en general) temió por la salud y por la vida de Resines al estar el actor cerca de un mes en un coma inducido. Pero consiguió salir adelante, y ahora estrena ‘Sentimos las molestias‘, su nueva serie en Movistar Plus+, cuyos seis capítulos de media hora de duración ya hemos visionado al completo.

Protagonizada por el propio Resines y por otro clásico como es Miguel Rellán, ‘Sentimos las molestias’ nos cuenta la historia de dos Rafas: Rafael Müller (Resines), un director de orquesta egocéntrico y egoísta, que sufre una aparatosa caída y tiene que empezar a lidiar con su verdadera edad; y Rafa Jiménez, una exestrella del rock que se niega a retirarse, mejor amigo de Müller, y que sigue pensando que tiene 30 años… cuando está muy lejos de ello.

Resines vuelve en plena forma acompañado de un reparto en estado de gracia

Y es precisamente esa dupla la que eleva la serie por encima del resto. Rellán está magnífico como ese viejo rockero al que todo le resbala, que sigue utilizando frases de Mr. Wonderful mezcladas con el rock de los 80 para sobrellevar una vida que no deja de darle reveses. Le quieren echar de su piso después de años y años viviendo en él, y se resiste, pero en el fondo sabe que es una resistencia contra el propio paso del tiempo. Su carisma y su ironía contrastan a la perfección con el personaje de Müller, brillantemente interpretado por Antonio Resines.

Una de las características principales de Resines siempre ha sido la naturalidad que otorga a sus personajes, dándoles un poco de él y haciéndolos suyos por completo. Sí, hay que dirá que es difícil distinguir al actor del personaje, pero porque llevamos viéndolo muchos años trabajar. Y aquí, aunque reconocemos todos sus tics y manierismos, tiene momentos para lucirse como buen actor dramático que es. Y se convierte en la estrella absoluta de la serie, robando cada escena en la que aparece.

Una comedia con mucho ritmo (y mala leche)

Sentimos las molestias‘ funciona ya desde su primer chiste, muy visto en cientos de historias, pero no por ello menos divertido. Müller recoge el premio más importante de su carrera y, cuando todos creemos que se lo va a dedicar a su mujer… se lo dedica a la música en sí, consiguiendo que esa sea la puntilla para separase después de toda una vida juntos. Gloria, interpretada por Fiorella Faltoyano, otra intérprete clásica de nuestro país, buscará rehacer su vida lejos de la persona más egoísta que conoce: su marido.

Así, poco a poco se van distribuyendo las piezas de una historia que cuenta con 6 capítulos de solo media hora cada uno, que se hacen ágiles, con ritmo, y que presentan algo que ya tenía la brillante ‘Vergüenza’: situaciones realistas de tan absurdas, con ese toque de vergüenza ajena que sentimos cuando le pasan a otro. 

Pero en el fondo, ‘Sentimos las molestias’ no es solo una serie sobre hacerse viejo, sino una crítica a tanto a las viejas generaciones como a las nuevas. Ese ansia por seguir formando parte del discurso, esa necesidad de seguir siendo protagonista, impidiendo el paso a las nuevas generaciones. Eso se ve sobre todo en el duelo (imaginario) que mantiene el personaje de Müller con Lombardo, interpretado por Peter Vives, un joven director de orquesta que es el relevo natural de Müller, aunque este se niega a darle el testigo. Porque dárselo significaría su «muerte» en el mundo. Su jubilación. Su retiro. El temido «ya no sirves para nada».

Envejecer en el siglo XXI

Aunque también está presente la crítica a cómo la sociedad trata a las personas mayores, sintiéndolas como un mero estorbo, apartándolas de todo y haciendo continuas mofas de ellos. Pese a que esas personas sigan teniendo mucho que contar, porque al final tiene una experiencia vital enorme. Eso se ve reflejado sobre todo en el personaje de Tito Valverde, que sigue queriendo estar presente con sus libros, insistiendo a todo el mundo a que se lo lea, que vaya a sus presentaciones, para ver que sigue contando para los demás.

Pero incluso en el personaje de Rafa Jiménez, que hasta quiere volver a reunir a su grupo de música de los 80, porque necesita seguir siendo relevante. O, al menos, sentir que lo sigue siendo. 

‘Sentimos las molestias’ no abusa del drama y se agradece. Todo tiene un toque de humor negro, comedia costumbrista y fácil que ayuda en el ritmo y a que la trama avance con buena forma. Y todo es gracias a la mano tanto de Juan Cavestany como de Álvaro Fernández Armero. Del primero se nota su mano en ‘Vergüenza’ y ‘Vota Juan‘. Del segundo, su buen hacer como director de actores (recordemos su notable ‘Doctor Mateo’ por poner un ejemplo). Y mención aparte se merece la música y, sobre todo esa secuencia de créditos, mezclando música clásica con música rock, y con unos gráficos elegantes y que cuadran tan bien con la historia.

‘Sentimos las molestias’ es la serie española de la temporada

En resumidas cuentas, ‘Sentimos las molestias’ es un nuevo camino en la historia de las producciones originales de Movistar Plus+, que sigue apostando por buena ficción hecha en nuestro país. Con Antonio Resines a la cabeza, porque él es el alma de la serie (el corazón se lo lleva Rellán), ‘Sentimos las molestias’ es una incisiva crítica a cómo la sociedad trata el paso del tiempo, y cómo los seres humanos nos resistimos a él de todas las formas posibles en vez de abrazarlo y fluir, como diría Rafa Jiménez. Porque al final cada generación tiene su sitio, tiene su hueco en la historia. Y no solo hay que saber retirarse (merecidamente), sino también honrar muchas veces a esas generaciones que llegaron antes que nosotros.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *