Actualidad

Belén Esteban crea gran impacto ante cómo ha aparecido en ambulancia para ser operada

Belén Esteban ha ingresado en el hospital cubierta por una manta y en ambulancia para operarse, tras romperse la tibia y el peroné en ‘Sálvame’

A primera hora de este jueves, 28 de abril, Belén Esteban ingresaba en el hospital donde será intervenida de la tibia y el peroné tras el desafortunado accidente que tuvo el pasado lunes en ‘Sálvame’. Aunque en un primer momento se descartó la operación, finalmente el equipo medico decidió que la colaboradora pase por el quirófano para solucionar la lesión.

Belén llegaba al centro hospitalario en una ambulancia y ocultándose el rostro con una manta para evitar ser fotografiada. Junto a ella en todo momento está siendo arropada por su marido, Miguel Marcos, su mayor apoyo en estos momentos tan difíciles.

Mientras Miguel, visiblemente preocupado, pedía respeto a los medios de comunicación congregados, su mujer, en la camilla, sujetaba con fuerza la manta para evitar ser vista. Aunque sí se la ha podido oír quejándose del dolor: «¡El pie, el pie, el pie!».

La colaboradora de ‘Sálvame’, muy baja anímicamente

«Llamad a Miguel», es lo primero que pidió la colaboradora tras sufrir la caída en pleno directo de ‘Sálvame’. Y tras ser consciente de que había sido más grave de lo que pensaba en un primer momento. El conductor de ambulancias no se ha separado de su mujer desde el lunes. Y es que, al margen del dolor de la lesión, la de Paracuellos tendría el ánimo por los suelos ya que tendrá que estar varios meses de baja y cancelar todos los compromisos profesionales que tenía previstos.

En las imágenes a su llegada al hospital, se puede ver cómo Belén lleva la pierna completamente escayolada. La operación será inminente, posiblemente este mismo jueves, pero se desconoce cuánto tiempo tendrá la colaboradora que estar ingresada.

Este martes, un día después del accidente, veíamos a la colaboradora, igualmente acompañada por su marido, acudiendo a la revisión médica. Allí descubría que tendría que ser operada. Tras varias horas en el hospital, regresaba a su domicilio en ambulancia y, al igual que hoy, evitando a toda costa ser fotografiada.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *