PUBLICIDAD
Actualidad

Antonio Resines relata el infierno que sufrió en la UCI: «Pedí que me pegaran un tiro»

Antonio Resines

El actor ha hablado de cómo fue su paso por la UCI, donde estuvo ingresado más de un mes por coronavirus

Antonio Resines rompe su silencio y se sincera sobre su terrible paso por la UCI en su reaparición en la rueda de prensa de ‘Sentimos las molestias’. El actor, que estuvo un mes y medio ingresado por coronavirus, a día de hoy se sigue recuperando de las secuelas que le ha dejado la enfermedad. Recuerda con mucho dolor lo mal que lo pasó en la UCI, donde explica que se quería morir y que incluso llegó a pedir a los médicos que le mataran para dejar de sufrir. Eso sí, se siente un afortunado por haber salido de esta.

PUBLICIDAD

«Me acordaba de muchísimas cosas al despertar, el conjunto no es horroroso… Pero me encontraba en peligro permanente», dice sobre su experiencia en el hospital. Además, cuenta que perdió la cabeza y se dedicaba a insultar a todo aquel que se presentaba en su habituación. Al ser consciente, a Antonio Resines se le calló la cara de vergüenza y pidió disculpas a todos los afectados: «Cuando fui consciente, me tiré cuatro días pidiendo perdón a todo el mundo».

En su entrevista a El País, también relata como incluso pidió que le mataran: «Me quería morir, ya no podía más. De hecho, se lo dije a los médicos. Pegarme un tiro de una puta vez… Pero no os preocupéis, dejo ante notario que lo he pedido yo para que no tengáis problemas». Lo único que quería en ese momento era pasar a otra vida: «Quería irme de ahí, a leer el periódico con un amigo que se murió hace ocho años, Rafa Santillán. Tomarme un café o una caña con él y otros también de por aquí, pero para eso me tenía que morir».

PUBLICIDAD

Antonio Resines sobre su paso por la UCI: «Me quería morir, ya no podía más… Me estaba yendo»

Como es normal, no tiene un buen recuerdo de su paso por el hospital ni de lo mal que lo pasó durante su ingreso: «Me cansé, me cansé de verdad, me estaba yendo…». Él solo pensaba en morirse para reencontrarse con todos sus seres queridos: «Probablemente me encuentre a mis padres y a mis amigos por ahí, me figuré. En ese momento creí, sí, que quizá hubiera algo».

Meses después y ahora ya en casa, Antonio Resines aclara a Semana como se encuentra: «Bien, bien. Me falta un pelín de agilidad, pero me estoy recuperando bien. En plazos. Me falta que me hagan unos análisis ahora, pero me encuentro muy bien». Por ello, aclara que una retirada no está cerca: «Cuando yo esté mal me retirarán, pero por ahora no me lo planteo. Al menos, a medio plazo».

PUBLICIDAD

«Pues la muerte la he visto cerca», declara. No obstante, dice que su forma de ver la vida no ha cambiado mucho: «Tampoco gran cambio. Al principio sales y dice ‘voy a vivirlo todo diferente’ y tal, pero en realidad hago exactamente lo mismo que hacía antes. Cuando salí del hospital sí que tenía menos filtro. Tomaba unas medicinas que te desinhiben. Normalmente si te hacen una putada, pues te callas. Pero entonces si me tocaban los cojones decía «perdona, ¿te importa quitarme la mano de los cojones?». Luego pides perdón».

En su reaparición también ha hablado de cómo se sentía en la UCI. «Era porque como estaba bajo los efectos de las drogas curativas… luego pedía perdón porque decía lo que se me pasaba por la cabeza. Yo no sabía exactamente dónde estaba… Estás como colocado. Yo digo burradas normalmente, pero confundía a la gente. Podría pensar que ella era una agente infiltrada del mossad que me perseguía y la empujaba para que se fuese. Tremendo», dice a Chance.

Eso sí, se queda con lo bueno: «Dentro de lo malo he salido del coma, pero estaba en coma. Hay otra gente que no está en coma y sufre y lo pasa muy mal y gente que se muere y es consciente de que se están muriendo».

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD