ActualidadPortada

Emma García dice ‘hasta aquí’ a Diego Arrabal por su insinuación en ‘Viva La Vida’: «Qué necesidad»

Emma García no ha dudado en enfrentarse a Diego Arrabal por atacar a todos sus compañeros en ‘Viva la vida’.

Raro es el fin de semana que Ana María Aldón no es la protagonista de ‘Viva la vida’. Tras serlo por destapar el bache que vivía su matrimonio con Ortega Cano; este sábado la colaboradora se enfrentó en directo a la llamada de Conchi Ortega Cano. Algo que ha generado un debate este domingo y por el que Emma García ha tenido que cantarle las cuarenta a Diego Arrabal.

Tras emitir lo sucedido el sábado, los colaboradores y la propia Emma no dudaban en dar la cara por su compañera después del rifirrafe que vivieron Ana María y el propio Arrabal. Al escuchar a todos, el paparazzi no tenía reparos en criticar a sus compañeros. «Yo creo que le hacemos un flaco favor siendo tan pelotas con Ana María, os lo digo de corazón», aseveraba.

«¿A quién se lo dices?», le preguntaba Emma. «A todos», contestaba é. «Perdona, quiero saberlo por la parte que me toca», incidía García. «Bueno lo digo por todos porque…», seguía diciendo Arrabal. «No, no no, escúchame una cosa Diego. Aquí cada uno ha dicho una cosa muy diferente, quiero saber a quién te refieres para que cada uno pueda aportar otra cosa», volvía a decir Emma.

«En todos vuestros argumentos había un tufillo, llámale peloteo o como quieras», defendía Diego. «¿Y qué necesidad tenemos?», se preguntaba la presentadora. «Pero déjame un momentito», le pedía Arrabal. «No me da la gana. En la parte que a mí me toca, si es que va por ahí, qué necesidad tengo yo de hacerle la pelota a Ana María ni a nadie», contestaba cabreada Emma.

«Si no es necesidad es», trataba de decirle él. «No, no una cosa es mi opinión y otra que tu percepción sea que le estoy haciendo la pelota. Es que manda narices. Es como si yo te digo que le estás fastidiando y tu me dices, ‘no, estoy dando mi opinión’. No confundamos entender a Ana María con hacer la pelota y no comprenderla a querer fastidiarle porque si yo no lo hago, no lo hagas tu tampoco. Tengamos libertad«, añadía Emma dejándole claro a Arrabal las cosas.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *