ActualidadRealitys y programas

Paloma García-Pelayo desmonta a Rocío Flores al fijarse en este detalle y el programa le censura al instante

Paloma García-Pelayo ha opinado con firmeza de la reacción de Rocío Flores a las palabras de Rocío Carrasco en ‘El programa de Ana Rosa’ sin pasar por alto un detalle.

Paloma García-Pelayo ha participado este viernes en ‘El programa de Ana Rosa’, en cuya entrega se ha puesto el acento en las palabras de Rocío Flores en respuesta a la entrevista que el miércoles concedió Rocío Carrasco en el mismo plató en el que colabora y ante Joaquín Prat. Una sorprendente e inesperada intervención en la que el mayor y más comentado titular fue el de que iba a dejar a su hija a un lado para evitar infligirle más dolor públicamente.

Sin embargo, pese a esa declaración de intenciones de Carrasco, con la que se podía intuir una forma de avanzar y de acercar posturas a largo plazo; la joven cerraba filas y, mientras reconocía que había tocado fondo, se reafirmaba en que por su parte la puerta NO se va a abrir en este momento. Algo que llamó mucho la atención de Paloma y en lo que la colaboradora ha querido explayarse con la lectura que ella extrae de esa posición a priori firme e irreversible.

«Ayer le pregunta Joaquín si lo de su madre suponía un cambio y ella dice claramente que no. Yo, Patricia, lo que vi fue a una joven muy afectada, pero que el paso que dio su madre de dejarla a un lado para no provocarle daño, creo que Rocío Flores no lo reconoce, al menos en el discurso de ayer. Niega que haya cambiado algo. Insiste en la puerta cerrada. Entiendo su dolor, ese sentimiento que no le permite acercarse a su madre ni cambiar las cosas, pero es que además no reconoce el daño que ha hecho a su madre. Y encima todo esto le hace sufrir una barbaridad. Me creo su dolor, pero a mí la impresión que me da y la lectura que yo hago es que Rocío está en el mismo sitio, estancada 9 años atrás», ha sentenciado García-Pelayo respecto a ese gesto.

Unas palabras que no han gustado absolutamente nada a Patricia Pardo y por las que le ha cortado en seco con un sonoro reproche incluido. «Fíjate que su madre ha dicho aquí que no quiere volver a hablar de ese capítulo y tú vuelves a insistir en el daño que le ha hecho Ro Flores a su madre», le ha reprendido molesta; manifestando que continuar enrocados en ese suceso no ayuda a «acercar posturas y tender puentes». La gallega ha exigido «avanzar, conciliar y hermanar y remar todos en la misma línea». «Se trata de tender puentes y de que haya cordialidad», ha exclamado.

«Perdóname, tradúcelo como quieras, la lectura que estoy haciendo es que para mí es una oportunidad cuando aquí Rocío Carrasco dice que da un paso adelante y deja a su hija a un lado. Porque si no lo hubiera hecho, estaríamos en el mismo discurso de ‘es que su madre, su madre, su madre’. Aquí ha dicho que ‘yo no voy a hacerlo y espero que el resto no lo haga’. Y yo ahora no me estoy refiriendo a ese episodio; lo que hago es una lectura general de que precisamente el no reconocer ese paso es no admitir ese daño. Es mi opinión. Y lo siento, porque creo que Rocío Flores necesita sus tiempos y ayuda profesional seria», ha defendido la tertuliana sin amilanarse.

«El perdón tiene que llegar cuando ella lo crea», ha comentado por su parte Miguel Ángel Nicolás. «El perdón es el primer paso para esa travesía en el desierto», ha argumentado por otro lado Paloma Barrientos. Comentarios que ha censurado Patricia Pardo porque, a su parecer, no ayudan a relajar la tensión. «Estamos todo el rato exigiendo perdón y no seremos nosotros los que lo consigamos ni ahora ni en siete vidas», ha sentenciado intentando desviar el foco.

Acto seguido, se ha abordado ese documento audiovisual que verá la luz este viernes por la noche en ‘Montealto’ y que alberga 48 folios de Rocío Jurado narrando de forma descarnada lo que vivió con Antonio David Flores. «Las ultimas palabras de una entrevista de Rocío jurado decían exactamente ‘la persecución a mi hija es para quitarle a esos hijos’. Recordemos que cuando se presentan las medidas provisionales del divorcio, Antonio David se va de esa casa y luego vuelve porque le dice su abogado que podrían así denunciarle por abandono de hogar y entonces se queda. Por lo tanto, Rocío Jurado pudo conocer el peor momento de la separación porque tuvo que aguantar a esa persona, a ese yerno en su propia casa», ha puesto de relieve Paloma García-Pelayo.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *