PUBLICIDAD
ActualidadRealitys y programas

Paloma García-Pelayo sobrecoge al revelar ahora lo que pasó con Julián Muñoz fuera de cámaras

Paloma García-Pelayo ha destapado los problemas que hubo con Julián Muñoz para grabar la docuserie de Telecinco, teniendo incluso que ser ingresado en el hospital.

Este viernes, 21 de enero, Telecinco ha emitido la segunda y última parte de la entrevista que Paloma García-Pelayo hizo a Julián Muñoz bajo el título ‘No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad’. En ella, el ex alcalde de Marbella destapa todos los detalles de su polémica relación con Isabel Pantoja, así como importantes revelaciones de la ‘Operación Malaya’.

PUBLICIDAD

Julián Muñoz fue condenado en el año 2006 a 20 años de prisión por corrupción urbanística. Sin embargo, quince años después, fue puesto en libertad por la Audiencia Nacional debido a su delicado estado de salud, pues tenía una pluripatología grave. En régimen de libertad condicional, el ex político aceptó la jugosa oferta de Telecinco para protagonizar su propia docuserie.

De esta forma, la periodista Paloma García-Pelayo le hizo una entrevista en exclusiva pero que tuvieron que rodar en varios tiempos debido a la frágil salud del entrevistado. Ante el aluvión de críticas acerca de su salida de prisión por enfermedad, la periodista ha explicado cómo se encuentra realmente Julián. Además, según Ángela Portero, «ha estado varias veces ingresado después de grabar esta entrevista, incluso ayer mismo tuvo que ir al hospital, porque no se encuentra bien».

PUBLICIDAD

«Tiene un riesgo de muerte de más del 50%», asegura Paloma

Paloma García Pelayo ha insistido en que, en efecto, tuvieron que parar las grabaciones en numerosas ocasiones por su fragilidad. Y ha recordado que, si el juez decidió darle el tercer grado fue porque un médico le pronosticó que «tiene un riesgo de muerte de más del 50% debido a todas las patologías que padece».

Durante su estancia en prisión, le detectaron «que había sufrido un ictus». Pero este no fue su único problema de salud. Tal y como le recordó a Paloma García-Pelayo, «pesaba 64 kilos. Me hice diabético, me quedé sordo, tuve un infarto… un desastre».

PUBLICIDAD

Asimismo, el propio Julián Muñoz recalcó durante la entrevista que, aunque no está entre rejas, sigue sintiéndose prisionero. «Tengo que hacer trabajos a la comunidad y no puedo salir de la provincia de Málaga. De esto me quedan 7 años. El 29 de octubre de 2028, este será el día de mi libertad absoluta, hasta entonces sigo preso», ha aclarado, explicando que ahora solo quiere vivir en paz.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD