PUBLICIDAD
AudienciasOpiniónPortada

Crítica de la semana: Todas las grandes historias merecen ser contadas

ANÁLISIS | Semana del 10 al 16 de enero de 2022

Julián Muñoz es un delincuente. Eso lo sabemos todos y es una obviedad. Lo digo, antes de nada, porque no pretendo poner en duda la culpabilidad del susodicho. Este artículo no va de defender al ex alcalde, va de si es oportuno o no escuchar su relato en televisión.

PUBLICIDAD

Muchos se ponían las manos a la cabeza esta semana, o eso decían algunos digitales con el titular tan recurrente de «arden las redes«, con la entrevista que concedía el ex de Isabel Pantoja en un especial de Telecinco. Según ellos un delincuente no debería tener voz en televisión o por lo menos no cobrar por ello. Y sí, ojalá un mundo ideal en el que los delincuentes están tan arrepentidos que ni quieren recibir dinero por sus palabras, pero esto no funciona así.

Mario Conde se hinchó a vender libros en su día y a nadie se le ocurrió denunciar a la editorial que le publicó sus miserias. Antonio David Flores tiene un canal de Youtube y nadie ha pedido el cierre de la plataforma… Pero ya sabemos que con la tele todo es más fácil, es la culpable de todos los males que nos ocurren. Pero volvamos al tema, lo de Julián, de si era pertinente o no… un servidor dice que sí. Y más después de haber visto su docuserie; por no llamarlo entrevista con videos de archivo, que es lo que era.

PUBLICIDAD

Lo que contó el ex alcalde de Marbella me atrapó. El caso Malaya tiene tantas aristas y es tan apasionante que poder escuchar a uno de sus protagonistas en primera persona es un regalo para los amantes de las grandes historias. Y esta historia tiene de todo: dinero, poder, venganza, celos, sexo… todos los ingredientes de los grandes relatos aderezados con un toque cañí.

La televisión no podía desaprovechar lo que ahí ocurrió para no sacarle jugo. Lamentablemente tuvo que pagar al delincuente para sonsacarle su testimonio, pero no por ello la entrevista se convirtió en un masaje. Todo lo contrario. Se expusieron los hechos sin tibiezas y el propio Muñoz asumió su culpa. Después de ver lo que contó nadie va a beatificarlo  ni a pedir una calle con su nombre. Ya fue juzgado y condenado por quien tenía que hacerlo, no es ese el papel de la televisión.

PUBLICIDAD

La audiencia no justifica cualquier cosa, pero viendo los datos de la entrevista de Julián Muñoz se puede afirmar que era de interés público. El programa lideró la noche del viernes con un buen 18,8% de share, arrebatándole el trono al infalible ‘Tu cara me suena’ (18,5%). No era fácil hacerse un hueco en esta noche y el dato cosechado es de lo mejor que ha registrado Telecinco en el prime time en los últimos meses. Parece que el género funciona en la cadena, así que ya puede ir calentando Bárbara Rey, esperemos que sea la próxima.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD