PUBLICIDAD
Realitys y programas

Brenda deja helados a los espectadores de ‘Secret Story’ con su estremecedora confesión

Brenda ha sido la primera concursante de ‘Secret Story’ en llevar a cabo la «curva de la vida» y ha sobrecogido a todos los espectadores.

La vida de Brenda no ha sido fácil. Así ha resumido Toñi Moreno la curva de la vida de la concursante ha compartido con la audiencia de ‘Secret Story‘. El espacio de anónimos ha decidido recuperar la sección llamada «la curva de la vida» en la que los concursantes se abren en canal para narrar algunos dramáticos aspectos de su existencia. Ejemplo de ello fue Sofía Cristo que compartió haber sido violada durante su infancia. También Kiko Rivera que dio a conocer sus adicciones. En esta ocasión, Brenda ha sido la concursante que se ha confesado con los espectadores a los que les ha relatado una vida marcada por la tragedia.

PUBLICIDAD

Cuando tenía dos años sus padres se separaron. «Con mi madre chocaba bastante. Yo no entendía ciertos comportamientos de mi madre agresivos. No era consciente de que siempre tenía un vaso de vino en la mano y luego me dI cuenta de que tenía un problema» También relató lo difícil que fue su convivencia con su padrastro debido a su carácter estricto y a lo mucho que trabajaba. «Me escapé varias veces de casa. Me tuvieron que llevar a la comisaría con broncas monumentales», relató.

Su vida, lejos de cambiar, siguió marcada por la tragedia. La concursante relató cómo con 15 años tuvo que compaginar sus estudios con el trabajo para poder pagarse los libros o las facturas de casa. «A los 14 años, que es de lo más importantes o bonitos que me pasó, conocí al que es al padre de mis hijos. Me ayudó bastante a salir de todo eso», comentó para posteriormente añadir que a los 19 años se fue de casa para vivir con su pareja. Una marcha que no tuvo despedida puesto que no se hablaba ni con su madre ni con su padrastro.

PUBLICIDAD

Un hecho que le ha dejado huella: «Me prohibieron hablar con mis hermanos». Sin embargo, un año después, una llamada de su padrastro marcó su vida al comunicarle el fallecimiento de su madre con la que llevaba una temporada larga sin hablarse. «Yo sabía que algo gordo había pasado. me dijo: tu madre ha muerto». Precisamente en ese momento, la concursante se derrumbó y sollozando confesó: «No me podía creer que la que estaba en la cama era mi madre, no me lo quería creer».

Tras este suceso, la concursante relató algunos de sus logros como ser la primera camionera de recogida de basuras en Madrid. Sin embargo, no logró reponerse puesto que confesó cómo se enteró de la muerte de su padrastro. «La historia 19 años después se volvió a repetir igual. Cuando murió papá Juan pensaba que me iba detrás de él». De igual manera, compartió la enfermedad de su hija por coronavirus. A pesar de ello, logró recuperarse. Aún así, la vida de Brenda ha estado marcada por la tragedia ya que otro crudo momento ha sido la separación con su hasta entonces pareja con la que convive en la actualidad.

PUBLICIDAD

Posteriormente, entre lágrimas, la concursante hacía repaso junto a Toñi Moreno de lo comentado anteriormente. Sobre su madre, Brenda comentó: «Creo que mi madre era un alma libre encerrada en una vida con la que no se sentía identificada. Era diferente». Asimismo, no tuvo reparo en abordar la trágica muerte de su progenitora: «Me quedaron muchas preguntas pendientes a mi madre. Le tuve rencor y odio durante mucho tiempo, pero he aprendido a amarla y he sabido empatizar y entender qué le pasaba». Finalmente, la presentadora no quiso cerrar la conexión con una profunda e impactante reflexión: «La Casa de los Secretos nos está enseñando realidades que muchos vivís y sufrís, y sobre todo un gran ejercicio de superación».

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD