PortadaRealitys y programas

Risto Mejide abandona ‘Got Talent’ y advierte con firmeza: «No voy a ser cómplice de esto»

Risto Mejide ha terminado abandonando el show de Gonzalo, una de las actuaciones más surrealistas y esperpénticas de la semifinal de ‘Got Talent’.

Risto Mejide no deja a nadie indiferente y así lo ha demostrado durante la primera semifinal de ‘Got Talent‘ en Telecinco. El siempre polémico miembro del jurado terminó abandonando una de las actuaciones más surrealistas de la gala. Se trata de la intervención de Gonzo Tambourine.

Este aspirante aseguró a todos que podía tocar la pandereta con todas las partes de su cuerpo y así lo demostró hasta tal punto que Risto Mejide abandonó el espacio al grito de: «¡Hasta aquí hemos llegado!». Desde que llegase al escenario, Gonzo no ha dejado de llamar la atención de todos los allí presentes.

De hecho, una de las cosas más llamativas fue el atuendo elegido por el concursante. En concreto, el joven mezclaba algunos elementos de la cultura oriental con la tuna de la Universidad Politécnica de Madrid. Pasado el impacto de su ropa, el concursante comenzó a hacer su número hasta que fue interrumpido por el publicista.

«¡Has aquí hemos llegado!», le espetó el miembro del jurado al tiempo que pulsó el botón rojo. Por lo tanto, la actuación se paralizó por completo. Esta actuación por parte de Mejide obligó a Santi Millán a intervenir para recordarle: «no se puede tocar los botones de los demás». Ante esta llamada de atención, Risto le replicó: «Tampoco se puede traer a este señor a la semifinal».

La cosa entre ambos no fue a más, pero al reanudarse la actuación de Gonzo, Risto decidió tomar una drástica decisión. «No voy a presenciar esto. Me avisas cuando acabe, porque no voy a ser cómplice de esto», aseguró mientras abandonaba el lugar acondicionado para los miembros del jurado.

Finalmente, una vez que acabó el número del Tambourine, ninguno de los tres coaches le permitieron acceder a la final del espacio y Risto volvió a incorporarse siguiendo la gala con normalidad.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *