PUBLICIDAD
ActualidadRealitys y programas

«Es indecente»: Patricia Pardo no tolera la «injusticia» vista en ‘El programa de AR’ y toma esta firme decisión

Patricia Pardo se ha enfrentado a una de las conexiones en directo más broncas en ‘El programa de Ana Rosa’ y ha terminado cortándose abruptamente.

Patricia Pardo ha vuelto a protagonizar un momento muy duro en pleno directo en ‘El programa de Ana Rosa’ a cuenta de la lacra de la okupación. Varias personas han invadido la mitad de un edificio situado en Salou, Tarragona, casi en primera línea de playa. «Okupas de lujo frente al mar», titulaban ese reportaje en el magacín, al que le ha seguido una más que agitada entrevista con dos de las implicadas.

PUBLICIDAD

Dos jóvenes que, desde hace aproximadamente dos años, se encuentran habitando ilegalmente algunas de esas viviendas. La relación con la presidenta de la comunidad es nefata, la confrontación con los vecinos diaria y además les acusan de alquilar pisos de manera fraudulenta en los meses de verano. Ellos se niegan en rotundo a marcharse, defienden que no se meten con nadie y que solo se ciñen a sus quehaceres. Es más, denuncian que les discriminan constantemente.

«Sí, solo un matiz que no estáis teniendo en cuenta, y es que vosotras estáis cometiendo un delito. Porque usurpar una casa que no es vuestra dificulta la convivencia con los vecinos. Si es verdad lo que nos dicen, estáis enganchados ilegalmente a los suministros. Para empezar, ellos pagan su luz y vosotros no», le comenzaba diciendo Patricia Pardo nada más arrancar esa convulsa conexión que estaba por llegar.

PUBLICIDAD

«Pagarán la de sus casas», le replicaba una de las okupas. «Hombre no, van a pagar las vuestras«, le espetaba Pardo visiblemente molesta y sin dar crédito. «Entonces para qué se quieren meter. Yo tengo aquí los papeles que demuestran que estoy en trámite, que me están haciendo un alquiler social. Yo no me niego a pagar agua, luz y comunidad. La presidenta ilegalmente nos dijo que pagáramos. Yo no me niego, pero necesito un recibo que diga a dónde va ese dinero», aseveraba una de las entrevistadas.

«¿Soy conscientes de que esto (los enganches irregulares) genera un problema para el edificio?», ha puntualizado el reportero Miquel Valls desplazado a ese lugar. «Yo no soy electricista para saber esas cosas», le respondía con chulería una de ellas. «No, vosotros lo que sois es okupas», le soltaba la presentadora desde plató, harta de lo que estaba escuchando. «Sí, somos okupas, ¿pero que nos vamos a quedar en la calle con los hijos?», le reprendía elevando el tono una de las intervinientes.

PUBLICIDAD

Patricia Pardo clama al cielo: «Es el colmo de la injusticia»

«No, por supuesto que no. Es que es siempre el mismo debate. Nadie quiere que os quedéis en la calle con niños pequeños. Todo el mundo tiene derecho a una vivienda. Pero lo que no puede ser es que busquéis una confrontación con los vecinos y con la presidenta de la comunidad; y que digáis que os hace la vida imposible. Es el colmo de la injusticia», clamaba Pardo. «Ella puede decir lo que quiera pero por qué no lo demuestra», interpelaba la okupa sin cortarse un ápice.

«Pero qué tiene que demostrar ella si sois vosotras las que estáis usurpando una vivienda», le replicaba absolutamente escandalizada la presentadora. «Sí, pero una cosa es usurpar y otra las cosas que está diciendo de nosotros», se justificaba. «Pero qué es lo que os molesta o en qué está mintiendo, si los datos son ciertos», insistía Patricia. «¿Que son ciertos? ¿En qué son ciertos? Te puedo demostrar cómo yo pago el internet cada mes. Y está diciendo que metemos el coche en parking cuando no tenemos llave ni del parking ni del portal. Que lo demuestre», exclamaba la otra entrevistada.

«¿Pero vosotros entendéis que sería el colmo de los colmos si a vosotras la presidenta os cediera el mando del garaje? ¿Vosotras eso lo entendéis?«, preguntaba muy enfadada la periodista gallega. «Sí, pero que no diga que metemos el coche porque no es cierto», le rebatían, al tiempo que volvían a señalar a la responsable de la comunidad de alquilar una plaza del parking que está presuntamente embargada. «Es que es increíble, de verdad, es increíble», reaccionaba Patricia Pardo ante la impunidad con la que se defendían y encima acusaban.

«Si ustedes no pagan, esos recibos se quedan impagados. Lo que no me entra en la cabeza es que no se tenga para pagar luz y agua y se tenga para pagar el internet. Pero señora, cómo se va a dar de alta en el agua si no es su casa», tomaba la palabra la periodista y colaboradora Cruz Morcillo, también asombrada con lo que se estaba viviendo en el programa matinal de Telecinco.

«Yo solo quiero decirles una cosa: son ustedes dos caraduras de libro»

Acto seguido, se pronunciaba también José María Benito Celador, inspector de Policía. «Yo solo quiero decirles una cosa: son ustedes dos caraduras de libro. Ustedes necesitan esa vivienda, pero quién decide que otros no lo necesitan más que ustedes. ¿Ustedes lo deciden eso?«, les recriminaba con un tono mucho más duro. «Yo estoy adquiriendo mis derechos», continuaban empeñadas las dos okupas. «No, okupar una vivienda no es un derecho, es un delito y ustedes son dos caraduras«, se reafirmaba el tertuliano.

«Yo no le he faltado el respeto y lo de caradura sobra», le reprochaban indignadas. «Lo segundo qué va a ser, ¿robar?», les preguntaba Benito Celador. «Eso lo hará usted, nosotras no robamos», contestaban. «No les está acusando de robar, les está acusando de usurpar una vivienda que nos es vuestra y eso es un delito«, subrayaba Patricia retomando así el control de la entrevista. «Somos familias que lo necesitamos; con niños pequeños. Nosotros estamos robando, ¿pero la señora presidenta no estaba robando cuando hacía alquiler turístico?», denunciaban.

«No lo vamos a tolerar en este programa, me parece indecente»

Tras esa pregunta, la comunicadora ha perdido la paciencia: «Mira, lo que no vamos a tolerar en este programa es que encima le vayan a imputar un delito a la presidenta de la comunidad porque ya es el colmo. Lo vamos a dejar aquí. Ya os hemos escuchado y me parece indecente. Es verdad que siempre tratamos de no juzgar y entender pero…». «Pues entonces no nos llamen caradura», sentenciaban al unísono las dos mujeres.

«Lo que no puede ser es que le imputéis delito a esa pobre señora, que es la presidenta de la comunidad. Vamos a dejarlo aquí y espero que esto se resuelva lo antes posible, especialmente para los vecinos. La okupación es un delito y vosotras lo estáis reconociendo en un programa en directo. Lo que no puede ser es que hagáis vida imposible a vecinos por norma y habléis con esa impunidad. El problema es que se sienten impunes», clamaba Patricia Pardo mientras tomaba la firme decisión de poner punto final abruptamente a la conexión.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD