PUBLICIDAD
Actualidad

El inesperado revés de la Justicia a la familia de José María Íñigo ante las dudas sobre su muerte

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid tumba la sentencia que atribuyó la muerte de José María Íñigo al amianto de TVE

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha fallado en contra de la familia de José María Íñigo en su cruzada legal por el fallecimiento del veterano presentador. Los magistrados han revocado así la sentencia favorable del Juzgado de lo Social número 2 de Madrid, que reconocía que el tumor que acabó con su vida era una enfermedad profesional causada por la intoxicación con el amianto presente en TVE, según cuenta Vertele.

PUBLICIDAD

El proceso judicial lo inició el propio José María Íñigo, aún en vida. Primero inició la cruzada contra el Instituto Nacional de Seguridad Social, y posteriormente contra RTVE. A su muerte, su familia continuó con la batalla judicial.

El proceso sufrió varios aplazamientos antes de que comenzase el juicio a finales del pasado mes de enero. En él quedó demostrada la relación de la dolencia que padeció el presentador con su trabajo en las instalaciones del ente público a lo largo de su trayectoria profesional.

PUBLICIDAD

La viuda no recibirá los 100.000 euros de indemnización que se habían estipulado

Esto influía en la pensión de viudedad que debía percibir la esposa del comunicador. Pero también podía sentar un precedente para muchos otros trabajadores de la corporación televisiva. De esta forma, la viuda de Íñigo mantendrá su actual pensión intacta, al no recocerse el cariz de la enfermedad de su esposo. Tampoco recibirá los 100.000 euros de indemnización que se habían estipulado.

José María Íñigo falleció el 5 de mayo de 2018, tres años después de que le detectasen un mesotelioma pleural. Se trata de un tumor muy poco frecuente que todos los expertos asocian única y exclusivamente a la intoxicación por amianto. En su caso se remontaría a la época en la que trabajó en el Estudio 1 de Prado del Rey, que cuando se construyó en 1965 se recubrió de fibra de amianto para su aislamiento acústico.

PUBLICIDAD

Por su parte, la defensa de RTVE alegó en un primer momento que, basándose en la vida laboral del presentador, la exposición a la fibra de amianto podía haberse producido en su experiencia anterior en una empresa de neumáticos. Sin embargo, la abogada de la viuda y de los hijos de Íñigo desmontó esta tesis. Asegurando que el periodo máximo de latencia de la intoxicación por amianto es de 40 años, mientras que el comunicador presentó síntomas más de seis décadas después de aquella experiencia laboral.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD