ActualidadRealitys y programas

El grandísimo drama personal de Lydia Lozano que no ha podido ocultar más en ‘Sálvame’

Lydia Lozano ha roto a llorar al recordar que esparcieron las cenizas de su hermano en el cementerio de El Paso antes de que estallara el volcán.

El pasado mes de marzo, Lydia Lozano hacía frente a uno de los golpes más duros de su vida mientras ella misma se estaba recuperando de su operación de cervicales: la muerte de su hermano, Jorge Lozano. Este viernes 5 de noviembre, en ‘Sálvame’, la colaboradora se ha roto por completo al recordarle y al contar dónde se encontraban sus cenizas.

«Mi madre y mis sobrinos habían estado una semana antes del volcán en el cementerio de El Paso y las esparcieron», explicaba entre lágrimas la periodista, ya que la erupción del volcán había destruido por completo el cementerio del municipio.

Por este motivo, Lydia aseguraba que su viaje a la isla para cubrir la erupción para ‘Sálvame’ fue muy duro para ella. «Cuando estaba en La Palma y pasaba por ahí y decía: ¿dónde está mi hermano? Por eso me ha afectado todo lo de la Palma».

La colaboradora no podía dejar de llorar al desvelar la reacción de su madre al conocer que el cementerio de El Paso había quedado completamente sepultado: «Mi madre dice: ‘Pues mira, quería estar en El Paso y en el Atlántico, y a lo mejor ahora…’. Pero se me remueven muchas cosas con lo de las cenizas».

La muerte de su hermano supuso un duro golpe para Lydia

La muerte de su hermano, Catedrático de Periodismo, tras 45 días ingresado por coronavirus, supuso un durísimo golpe para Lydia. Así lo reconoció ella misma semanas después en ‘Sálvame’: «Mi madre me ha pedido que venga. Me ha dicho: ‘Tienes que darle normalidad, me haría mucha ilusión verte y así encaminar un poco más nuestra vida'».

Poco después, la colaboradora se volvía a venir abajo en otra de las tardes de ‘Sálvame’ y admitía que todavía no había podido superar el fallecimiento de su hermano. Tras unas desafortunadas palabras de Paz Padilla, presentadora aquel día, Lydia abandonaba el plató totalmente rota: «Yo no he pasado casi el luto porque estoy todo el rato pendiente de mi madre. Lo único que quiero es que ella se ría y que cuando hablemos de él, nos riamos», aseguraba.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *