PUBLICIDAD
OpiniónPortadaSeries

Crítica de ‘Cardo’: Una verdadera adicción que debe consumirse sin complejos

Analizamos sin spoilers ‘Cardo’, la nueva serie producida por Los Javis que estrena Atresplayer Premium este domingo 7 de noviembre

La ciudad de San Sebastián acogió el pasado 24 de septiembre la presentación y puesta de largo de ‘Cardo‘, la nueva serie de AtresPlayer Premium, producida por Buendía Estudios y Suma Latina, la productora de Javier Calvo y Javier Ambrossi. Una colaboración que vuelve a darse después del gran éxito cosechado con ‘Veneno’ y que busca sin complejos conquistar al espectador con honestidad e imperfección: «La mezcla ha sido explosiva», sentenció Ambrossi durante la rueda de prensa.

PUBLICIDAD

Aunque el sello de los Javis queda patente a lo largo de la serie son Ana Rujas y Claudia Costafreda las culpables de la resaca emocional que deja cada capítulo de poco más de 20 minutos. Porque esta historia no necesita grandes tramas ni una gran súper producción para brillar con luz propia en lo más oscuro, aparentemente, de Madrid. Pero que no se engañen, el universo quinqui que se muestra no es más que el retrato transversal de toda una generación frustrada con su presente de excesos y nostálgica de su pasado.

El gran éxito de la misma reside en ser capaz de que el olor más sucio del metro penetre a través de la pantalla y que el espectador lo identifique con su rutina diaria.

Pero, ¿de qué va realmente ‘Cardo’? Sencillamente, Rujas y Costafreda presentan a María, una joven harta de una industria televisiva abusona y que, cumpliendo los 30 sin poder ofrecer nada a la sociedad, asume su irrelevancia y se refugia en las drogas, al mismo tiempo que se ve inmersa en un rocambolesco accidente de tráfico que la persigue hasta Carabanchel -después de Manolito no habíamos vuelto a saber nada del barrio-.

PUBLICIDAD

El ritmo ágil y amargo de este guion encierra una crítica constante a esa frustración vital presente y futura que, como la contaminación, ataca indiscriminadamente a todas las clases sociales de la actualidad. Como también lo hacen unos crudos diálogos (enfatizados sorprendentemente con frases sobreimpresionadas -COSA que me encanta-: “Me cago en la puta”) absolutamente expresivos y que huyen de eufemismos Mr. Wonderful. Y sí, también se ven culos, tetas y PENES. Porque eso también es Madrid.

Ana Rujas, a través de María, abandera esa bajada a los infiernos en busca de respuestas. Se aprecia clamorosamente que la actriz madrileña se ha volcado, también interpretativamente, en este proyecto y es que, se esnifa literalmente la atención del espectador de forma sublime: “Ella, aparentemente es bonita, pero en el fondo se siente un cardo”, nos confiesa la protagonista a El Televisero.

PUBLICIDAD

Cardos ásperos, secos y borriqueros forman el resto del elenco: Clara Sans, en el papel de Bego, Ana Telenti, dando voz a Eva, y Diego Ibañez, como Gabo, se estrenan a lo grande de la mano de nombres ya conocidos en este fantástico universo formado por Atresmedia y Javis, como son Juani Ruiz o Yolanda Ramos, interpretando respectivamente a Puri y Fausta. A destacar también, por supuesto, la presencia del magnífico Alberto San Juan, cuyo personaje Santiago es otro cardo de la sociedad que no deja a nadie indiferente en esta trama: ¿Lo arrancamos o lo dejamos que pique en el campo?

Nuevamente, Atresmedia acierta apostando por una serie lo suficientemente imperfecta y no-normativa para que logre el objetivo que se propone: entretener y remover conciencias.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD