PUBLICIDAD
EntrevistasPortada

Toñi Moreno: «El documental de Dolores Vázquez se debe ver en las facultades como la gran desvergüenza»

Hablamos en exclusiva con Toñi Moreno sobre su debut como productora de ‘Dolores: la verdad sobre el caso Wanninkhof’ y la lesbofobia que hubo con Dolores Vázquez.

Este martes llega a España HBO Max y lo hace con dos grandes estrenos exclusivos: los dos primeros capítulos de ‘Todo lo otro‘, la comedia creada y protagonizada por Abril Zamora; y ‘Dolores: la verdad sobre el caso Wanninkhof’, una serie documental de seis episodios en los que Dolores Vázquez pone fin a 20 años de silencio. Una pieza extraordinaria producida por Unicorn Content con Toñi Moreno a la cabeza.

PUBLICIDAD

Han pasado 20 años desde que Dolores Vázquez fue condenada por el asesinato de Rocío Wanninkhof, desaparecida en Málaga en octubre de 1999. Una desaparición y una condena sin pruebas que convirtieron al caso en uno de los más mediáticos de la historia junto con el de Alcasser y otros más recientes como el de Marta del Castillo el pequeño Gabriel.

Dio igual que no se pudiera demostrar su culpabilidad que a ojos de su madre Alicia Hornos, la asesina era ella, la gran amiga de la familia y la que en su día fue su pareja. Algo que caló muy hondo en los medios de comunicación y en toda la sociedad hasta el punto de que el jurado popular la condenó. Tuvieron que pasar tres años para que en 2003 tras la desaparición de Sonia Carabantes el Caso Wanninkhopf diera un giro de 180 grados y demostrar que Dolores era inocente y que el verdadero asesino de Rocío fue Tony Alexander King.

PUBLICIDAD

Ahora que han pasado 20 años y parece que hemos avanzado (o no) es más necesario que nunca echar la vista atrás para tomar conciencia de todo en lo que nos hemos equivocado como sociedad. Qué se hizo mal desde el punto de vista de la justicia, que irregularidades se hicieron en la investigación y hasta qué punto los medios de comunicación fueron culpables de aquello.

De todo ello hablamos en esta entrevista exclusiva con Toñi Moreno, que ha conseguido que Dolores Vázquez rompa por fin su silencio en un medio de comunicación. La periodista nos cuenta cómo se fraguó el documental, cómo vivió ella todo este caso y nos defiende su posición clara de que a Dolores se la condenó por ser «lesbiana».

PUBLICIDAD

Con ‘Dolores: la versad sobre el Caso Wanninkhof’ debutas como productora, ¿Cómo ha sido este estreno?

Ha sido una gran experiencia. Estoy muy contenta sobre todo con el resultado. He vuelto a mis orígenes, a los sucesos y a los tribunales que es algo que me gusta mucho. Y he trabajado muy a gusto tanto con Unicorn como con HBO porque me han dado libertad absoluta para hacer lo que quisiera.

Has conseguido que Dolores rompa su silencio tras 20 años, ¿te costó convencerla? ¿Cómo se fraguó todo?

Conocí a Dolores en el juicio porque yo estaba como reportera. Cuando acabó el juicio hablé mucho con las hermanas. Terminó el juicio y a mí nadie me demostró que esta señora fuera la asesina y yo quería saber más y conocerla a ella. Durante mucho tiempo entablamos una amistad, la conocí y bueno durante el juicio yo salí diciendo que a mí nadie me había demostrado que esta señora matara a nadie y cuando la conocí esta señora no la ha matado. Confiaba en ella, era cuestión de fe. Estuvimos 13 años sin hablar nada. Y entonces un día le dije a Xelo Montesinos se cumplen 20 años, vamos a llamarla, no perdemos nada, si quiere hablar ella todavía no había hablado. Y así hicimos.

¿Cómo fue el momento en el que le propones hacer el documental?

Pus fuimos un día Víctor García de Unicorn y yo a Betanzos. Y yo le dije tu historia no se conoce, ella estaba cerrada a que no. Le tiene fobia a los medios de comunicación, cree que no nos debe nada y la realidad es que no nos debe nada. Pero yo creo que la convencí con la frase de que hay una generación que no te conoce, que es la que está estudiando derecho y periodismo ahora y no sabe de ti. Y creo que te mereces contarles tu verdad para que esto no se vuelva a repetir. Y finalmente dijo que sí.

Tu cubriste como reportera aquel caso, ¿Cómo recuerdas aquellos días? ¿qué es lo que más te marcó?

Para mi fue un caso apasionante a todos los niveles porque cuando a ella la detienen llevábamos un año hablando del caso, fue un caso muy mediático. Nos implicamos mucho con la madre de Rocío, había muchas lagunas en la investigación y eso lo hace más interesante. Normalmente cuando vas a un juicio y detienes a alguien es que hay pruebas pero como en este caso no las había porque no lo había hecho pues yo tenía muchas dudas sobre el personaje. Yo iba a ese juicio pensando que era culpable como todos y a medida que pasaban las sesiones me di cuenta de que todo se iba desmontando y que nadie había encontrado ninguna prueba de que ella era la asesina. Y nosotros como periodistas tenemos la obligación de preguntarnos siempre por qué. Entonces para mí fue el caso que me despertó y más me marcó independientemente de ella.

¿Cómo te has encontrado a Dolores tras 20 años de aquella detención?

Me ha gustado encontrármela pero a la vez no. Por un lado me gusta que se le haga justicia con este documental en el que habla de todo lo que quiere pero al mismo tiempo me he dado cuenta de que es una mujer que vive anclada en lo que fue aquello, no ha dado carpetazo, no ha rehecho su vida, no se ha puesto a trabajar. Se le paró la vida el día que le detuvieron y la experiencia de la prisión le ha marcado hasta un punto de que no lo ha superado.

¿Crees que este documental puede suponer un cambio en su vida?

Sí. Creo que este documental le va a servir como catarsis y como un antes y un después en su propia vida. Independientemente de la repercusión que pueda tener el documental a nivel público. Pero creo que ella se ha sentido a gusto, ha empezado a hablar, primero con mucho miedo, reparo y desconfianza, pero luego se ha abierto y se ha entregado y estoy muy satisfecha.

El caso fue sin duda uno de los más mediáticos en España junto con el de Alcásser, ¿crees que 20 años después los medios han aprendido de los errores? ¿Cómo valoras el trato que se hace a este tipo de sucesos a día de hoy?

Yo creo que sí que hemos aprendido. Si que creo que si pasara ahora volvería a pasar ahora porque todos queremos ser los más rápidos de sacar la noticia ya, de saber quién es el asesino y quiero contarlo ya. Y si que volvería a pasar. Ser lesbiana en 1999 es diferente a serlo en 2021, si es diferente, pero no era solo el hecho de ser lesbiana. Era el papel que jugaba ella dentro de la pareja, los perfiles, la imagen que hemos dado de ella. Yo personalmente si aprendí, yo ya no volvía a contar los sucesos con lo primero que me llegaba, yo llamaba a la otra parte para contrastar. No sé si esto le servirá a las nuevas generaciones, espero que sí.

En el documental se escucha también a Alicia. Es la primera vez que un programa accede a tener las dos versiones. Hay un momento en el que parece que es posible un reencuentro entre ambas, ¿crees que eso terminará llegando?

Si ellas quieren estaría muy bien porque al final son las dos víctimas de esta historia. Por supuesto hay una víctima que es Rocío Wanninkhof, porque todo lo demás se puede subsanar. Pero su madre también es una víctima y yo puedo entender todo lo que Alicia ha hecho y más ahora que soy madre. Ellas dos tenían una relación estupenda antes de que pasara todo esto, independientemente de que ya no vivieran juntas y no fueran pareja, pero que acusen a una persona a la que has querido mucho de matar a tu hija debe ser muy doloroso. ¿Que no era el momento ahora de encontrarse? Yo creo que cuando vean el documental las dos igual si se encuentran, pero eso depende de ellas y que sea en privado.

Tu tienes claro que a Dolores se la condena por ser lesbiana, ¿crees que hoy en día eso pasaría? ¿Crees que la justicia ha avanzado en ese sentido?

Se la condena por ser lesbiana y por más cosas. Se la condena por la imagen que se da de ella y la lesbofobia. Desde el primer minuto se incide mucho en que es masculina, que hace kárate, hace deporte, que es muy mandona, muy autoritaria como si eso fuesen elementos negativos de su personalidad. Yo creo que ahora que las cosas han cambiado y ya no hay tanto problema sigue habiendo mucha lesbofobia. Y si pasara ahora algo así y salieran esos perfiles, la madre, la niña y la señora creo que volvería a pasar lo mismo. Prefiero pensar que no, pero creo que sí. Esto nos tiene que servir y enseñar a luchar por la verdad.

Es verdad que se ha avanzado mucho pero en los últimos meses hemos vivido una oleada de agresiones homófobas, ¿Cómo lo vives tú? ¿Crees que está habiendo un retroceso? ¿Crees que los discursos de algunos partidos como Vox pueden afectar?

Es muy preocupante todas las agresiones que está habiendo y sobre todo a chavales muy jóvenes. Los políticos tienen que implicarse en esta historia. Y también los padres, las familias y la educación. Hay mucho que pelear todavía porque está habiendo muchas agresiones y eso me preocupa de verdad. Yo pensaba que habíamos dado muchos pasos adelante y luego te das cuenta de que no es así.

Con este documental se da voz a Dolores y a la verdad del caso. ¿Crees que con esto se puede resarcir y puede servir para que la gente descubra a la verdadera Dolores?

Mi objetivo con este documental creo que se ha cumplido y eso lo ha hecho el equipo. Hemos contado la verdad del caso, hemos conocido al personaje que hay detrás de Dolores Vázquez que es Loli. Y hemos conocido lo que esa mujer ha pasado durante los años que vivió en prisión y ha sufrido el caso. Yo estoy satisfecha con eso. Y luego hay una parte de investigación periodística del juicio y del caso. Creo que es el típico documental que se debería ver en cualquier facultad de derecho y de periodismo como el gran error, la gran desvergüenza de cuando todos nos equivocamos.

¿Has cogido el gusanillo a lo de ser productora? ¿Quieres seguir en este ámbito y seguir contando historias en algún documental o algún otro tipo de programa?

Hombre yo tengo una libreta llena de programas que nunca haré, documentales que quiero poner en marcha. Soy muy creativa y tengo muchas ideas, otra cosa es encontrar la producción. Quiero dar las gracias a HBO porque creo que es la plataforma donde debe estar este documental y a Unicorn por poder trabajar con tiempo. Tenemos veinte mil proyectos encima de la mesa, pero no puedo contar nada más (risas).

Grabaste ‘Dolores’ y llegó el verano e hiciste triplete con el programa de Canal Sur, ‘Viva la vida’ y tu debut en el prime time de Telecinco con ‘Viva el verano’, ¿Cómo lo viviste? ¿Te quedaste con ganas de más?

Yo lo viví muy bien, estaba todo el mundo contento con los resultados. Pero a mi me da igual que sea prime time, mañana o tarde. Yo cuando tengo un programa lo defiendo con toda la pasión de la que soy capaz. He sido muy feliz este verano, me lo he pasado muy bien, hemos hecho unos resultados buenísimos, me encanta reencontrarme con el equipo de ‘Viva la vida’ y lo que el señor Paolo Vasile quiera aquí estoy yo.

Te has estrenado también como colaboradora de ‘Cuatro al día’ en el que estás recuperando un poco esa faceta de tocar sucesos y actualidad, ¿Cómo lo estás viviendo?

Estoy más de opinadora. Pero me ha gustado sentarme con Joaquín al que considero un profesional al que admiro mucho, mucho. Y estoy muy cómoda porque es lo que yo hacía antes. A mi lo que me gusta es contar historias y poderlas llevar a la gente.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD