PUBLICIDAD
AudienciasOpiniónPortada

Crítica de la semana: El arte de una buena entrevista

ANÁLISIS | Semana del 25 al 31 de octubre de 2021

Hay tantos tipos de entrevista como programas de televisión. Hay algunos que reducen el diálogo a la mínima expresión para distraer a los espectadores con otras cosas que nada tienen a ver con la conversación, véase ‘El Hormiguero’ o ‘La Noche D’. Es lícito, cada uno hace al final el formato que le da la gana, pero para saborear una buena entrevista es necesario algo más que cuatro preguntas entre performance y performance. No se trata del tono, las hay desde el humor más cítrico a la profundidad más lacrimógena, el secreto está trazar un camino a través de la conversación para sacar lo mejor de la oratoria del invitado.

PUBLICIDAD

Un buen entrevistador es aquel que escucha a su interlocutor. Es ese que está pendiente de la respuesta y no está pensando en cómo brillar con su siguiente pregunta. Saber escuchar es el principio básico de una buena entrevista, conocer la opinión del otro y en función del contenido que este aporta ir desarrollando las siguientes cuestiones. La gracia está en improvisar dentro de un orden, llevar el mando de la conversación pero estar atento al contenido que aporta el entrevistado por si de repente hace falta hacer un alto en el camino.

La gran maestra de la entrevista en España es  Mercedes Milá. Sí, lo digo. Los hay casi tan buenos como ella: Gabilondo, Otero, Évole,… pero ninguno llega a sacar tanto jugo de un invitado como la ex presentadora de ‘Gran Hermano’. Mercedes es capaz de hacer que cualquier entrevistado parezca interesante independiente de su nivel intelectual o de su cultura general. Le da igual la procedencia o bagaje del interlocutor, ella termina encontrado dónde hurgar para sacar el contenido provechoso de cada persona.  Una exploradora de las emociones que se mete de lleno en la historia del personaje sin pensar en el lucimiento personal; a sabiendas que cómo más brille el entrevistado más brillará ella.

PUBLICIDAD

Actualmente la podemos ver en #0 en su máximo esplendor con ‘Milá vs. Milá‘. Con grandes nombres que ya entrevistó en su día, Mercedes vuelve a sus encuentros del pasado para analizar los mismos temas con la perspectiva que dan los años y lo vivido durante este tiempo. Con el punto justo de todo, ofreciendo comodidad al entrevistado sin dejar de ser incisiva, aportando reflexión y conocimiento sin elevar el contenido hasta altares a los que no llegan todos los públicos.

Y no solo podemos ver entrevistas interesantes en los canales de pago, afortunadamente también hay espacio para la conversación en la televisión generalista. Encomiable formato el de Carlos del Amor en La 2 con ‘La matemática del espejo‘. Aunque el título del programa resulte un reclamo nefasto, no hay concepto menos atractivo para seducir a la audiencia que las matemáticas, el resultado final son buenas entrevistas con un envoltorio audiovisual sublime.

PUBLICIDAD

De Carlos del Amor ya sabíamos que era el guardián de la cultura de los Telediarios de TVE, sus piezas son una auténtica joya entre tanta noticia tremendista, una bocanada de aire y de ganas de consumir arte. Ahora lo vemos en su faceta de entrevistador, escuchando como pocos hacen, aunque quizás le falte algo de mala leche para no dejar que el invitado se relaje en exceso. En todo caso, si alguien quiere ver entrevistas y no dejarse el sueldo en plataformas, ‘La matemática del espejo’ es una buena opción para rematar la noche del jueves.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD