PUBLICIDAD
El blog de Alejandra CastellóOpiniónRealitys y programas

‘La Última Tentación’ exhibió sus primeras infidelidades descaradas en su agitada segunda gala

Crónica de la gala 2 de ‘La Última Tentación’

Está claro que este programa siempre nos sorprende y nos deja con la boca abierta. Porque edición tras edición, cuando pensamos que ya no puede pasar nada más, sucede y a lo grande. Para esta segunda gala de ‘La Última Tentación‘ no han tenido reparo en ponernos grandes cebos, lágrimas, gritos e insultos. Así que las expectativas son altas, esperando que en estos ganchos no nos hayan enseñado ya lo mejor que tienen.

PUBLICIDAD

Obviamente, lo más interesante es lo que pasa en Villa Playa donde están los novios/novias con sus últimas tentaciones. Marina e Isaac, que creo que son los que tienen la relación más intensa y conflictiva, o más reciente hasta el momento, han sido los primeros en saltar. En una fiesta en la piscina, Marina se ha hartado de -según ella- las mentiras de Isaac, y ha abandonado el lugar.

Isaac ha ido tras ella y entonces ha empezado una conversación que supongo, tenían pendiente. Marina insiste en que lo que ha hecho él con ella es jugar. Pero él, todo lo contrario: asegura que la ha querido mucho, pero que el corazón le ha llevado a Lucía. Cosa que ella obviamente no se cree. No sé si es impresión mía, o es que recuerdo las imágenes del año pasado con todo lo que pasó, pero me tiene súper intrigada la opción de que, a pesar de todo, a pesar del odio que ahora parece que le tiene Marina, de lo mal que lo ha pasado, de la rabia… pueda pasar algo entre ellos dos.

PUBLICIDAD

De él me lo creo todo. No puedo imaginarme lo que haría Lucía. Como se quedaría. Creo que sería la bomba de las bombas. Pero esto ahora mismo solo es hablar por hablar y suponer.

Mientras, en Villa Luna, los novios hablan de sus parejas. Y en una escena, algo forzada… Christofer le confiesa al novio de Andrea que se rumorea seriamente que Andrea en Ibiza se había enrollado con Manuel. E insisto, no sé si por los cortes de la escena, o por qué… Pero no me he creído mucho la reacción de él.

PUBLICIDAD

El novio ha dado por seguro que eso era así, sin dudar ni un segundo y directamente ha dado por sentado que le habían sido infiel. Me da miedo no creérmelo, porque si algo ha tenido este reality, es que todo era muy natural, tanto, que asustaba. Pero parece ser que él ya se lo olía, que era una conversación que ya habían tenido y que ella se lo había negado justo un día antes de entrar.

También nos hemos enterado en esta segunda gala que Marina parece que está medio volviendo con Jesús, sí, después de todo. Un poco como Christofer y Estefanía. No dice que sean novios, pero que está muy bien con él, muy segura y tranquila. Y mientras, como no, los chicos de la casa criticando la situación.

Mientras, los novios y las novias, ya se han visto con Sandra Barneda. Han puesto sus límites para que suene la alarma de la tentación, y ya han visto las primeras imágenes en la tablet. Las primeras imágenes de las primeras 24 horas. Y ya habido lágrimas y decepción. Aunque no han visto gran cosa… Sí que han oído según qué frases o visto según que tonteos que creo que les ha hecho pensar que lo peor está por llegar.

Me encanta la opción de que la alarma solo suene en Villa playa, cuando ellos hacen algo, pero que no saben que son ellos mismos los que activan la alarma. Es decir que cada vez que están tonteando, o haciendo algo, suena la alarma y creen que la otra casa es donde está pasando algo. Me encanta ver sus reacciones, como paran en seco… Me parece un puntazo por parte de la organización este cambio de estrategia.

Y el programa no solo se ha sacado de la manga la luz de la tentación inversa, sino un montón de pruebas y/o ejercicios más con los participantes para que todo lo que tenga que salir a la luz o tenga que emerger lo haga. Un ejercicio por ejemplo de unos ante los otros mirándose a los ojos escribiéndose la palabra que se transmiten en la espalda… No podía acabar de otra manera que con todos llorando, emocionados y recordando sentimientos que a lo mejor entre (o no) tenían algo abandonados.

Increíble: Andrea vuelve a caer en la tentación con la persona menos esperada

¡Y todavía quedaban cosas! Faltaban algunos personajes por llegar. Manuel, que no le hace falta presentación, pero que después del rumor de lo de Andrea cobra más importancia todavía, lo que puede vivir con Isaac… Gonzalo Montoya, el de Susana, que parece que tiene algunas cosas pendientes, y por último Stefany, que ya nadie se acordaba de ella, pero que es la chica que se enrolló con Manuel y con Jesús. Y allí tiene Marina. Vamos, que la fiesta está servida. 

Y cuidado que ahora parece que Manuel es una grandísima buena persona y viene a desenmascarar a Isaac. Isaac ahora, por si alguien va perdido, que sería normal, es el actual novio de Lucía, que antes era novia de Manuel, hasta que él la lio pardísima. Pues ahora Manuel asegura que quiere que se sepa la verdad, que Isaac le está siendo infiel (y mucho) fuera a Lucia y que tiene pruebas con imágenes y pantallazos.

Y acabamos con el círculo de fuego. Que se enfrentan ya no sabes quién con quién. Marina y Lucía, las primeras. Y el encuentro, ha estado a la altura de lo que esperábamos: gritos, y más gritos, muchos nervios e incluso parecía que se iban a empezar a estirar de los pelos y eso iba a acabar muy mal. Sus argumentos no cambian. Marina asegura que empezaron una relación antes de acabar con ella, y Lucía lo niega. Yo veo a Marina muy dolida, y me creo lo que cuenta, porque veo en ella mucha verdad. Y en Lucía lo que veo es miedo. Creo que tiene un complejo de inferioridad importante con Marina, la ve una rival, alguien que está por encima y que en cualquier momento le pueden quitar lo suyo.

Una de ellas, tiene el poder de decidir si la otra sigue en el reality. Si se merece otra oportunidad. Marina, obviamente ha decido que sí, que puede quedarse. Con frialdad, pero con cordialidad, se han dado dos besos y cada una ha vuelto a su villa. Marina sigue rota, se rompe cada dos por tres, no me puedo imaginar el dolor que ha pasado esta chica antes de venir.

Y mientras, Andrea siendo Andrea y liándola parda. Directamente, aunque parezca increíble, ya no está pensando en su novio, para nada, está pensando con cuál de los dos invitados/tentadores se enrolla primero. Con Óscar o con Manuel. Manuel ha ido directo a por ella, confirmando el lío en Ibiza y asegurando que el novio ya está más que enterrado. Ella se ríe, confirma y le encanta. Alucino con esta mujer desde el primer momento, no sé cómo hace que nunca deja de sorprenderme cuando parece que ya lo he visto todo.

No me ha dado tiempo a acabar estas líneas que Andrea ya estaba metida en la cama con Manuel, tonteo, cosquillas y poco más. Pero al día siguiente en la piscina, ya hemos pasado a los besos. Solo puedo pensar en una cosa, que el nombre de este programa a Andrea, no le viene bien: ‘La última tentación’ no. La siguiente. Alucino que no sienta en ningún momento algún tipo de remordimiento, culpabilidad, vergüenza… algo.

¿Y qué veremos en el siguiente episodio? Pues veremos cómo los «sufridores» tienen su primera hoguera, lo que ven, y como se lo toman. Decepción y un gran enfado de Christofer como spoiler. Y en Villa Playa… mucho tonteo y mucho roneo. Y una piscina realmente peligrosa entre Fani y Julián. Os lo dije al principio, en este reality, cuando crees que no puede pasar nada más, pasa.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD