PUBLICIDAD
AudienciasOpinión

Crítica de la semana: El desorden que dejas

ANÁLISIS | Semana del 13 al 19 de setiembre de 2021

Asistimos al inicio de curso televisivo más incierto de los últimos años. Por primera vez en mucho tiempo es Antena 3 quien lleva la voz cantante, mientras Telecinco va dando bandazos sin terminar de encontrar la pieza que haga que vuelva a funcionar su engranaje perfecto. Como analista, debería arrojar un vaticinio de lo que ocurrirá en las próximas semanas, pero hay tanto baile de audiencias que me resulta imposible ver más allá de los resultados de esta noche.

PUBLICIDAD

Como era previsible, la bajada de espectadores iba a ser generalizada con la mejora de la pandemia, lo que era más difícil de presuponer era este trasvase de share de la programación de Telecinco a la de Antena 3. Aunque no hay ninguna tendencia afianzada, sí que vemos una mayor aceptación de los contenidos emitidos en el principal de Atresmedia y un cierto desencanto con los salseos habituales de Mediaset. Pero no hay nada claro, y los datos de esta semana así lo demuestran.

La gran apuesta de Telecinco para este otoño, ‘Secret Story’, llegó tibia, pero este jueves sorprendía con un notable 18,2% de share. Y no es de extrañar, el contenido de la casa está dando más juego que las últimas ediciones de ‘Supervivientes’ juntas. Pero los datos todavía están muy lejos de alcanzar las cifras cosechadas por el reality de supervivencia. Por otro lado, el estreno de ‘La última tentación’ lideró con un 16,3%, que no es un mal registro pero nada tiene que ver con el impacto social de anteriores ediciones. Y el mayor varapalo se lo ha llevado la ficción española, con datos paupérrimos para ‘El pueblo’ y ‘Madres’.

PUBLICIDAD

Y en Antena 3, si bien es verdad que han afianzado su franja vespertina, y ese es su mayor logro, hay cierta irregularidad en su prime time.  Del éxito atronador de la nueva edición de ‘La voz’, superando el 20% de share y merendándose a ‘Got talent, a la fría acogida de su enésimo culebrón turco. ‘Inocentes’, que llegó con fuerza en su estreno, se ha desinflado en sus siguientes emisiones,  con datos muy escuetos que distan considerablemente de los alcanzados por ‘Mujer’ o ‘Mi hija’.

La incertidumbre se ha instalado en la parrilla televisiva, los valores seguros de antaño ya no lo son tanto y lo que parecía que funcionaba se ha derrumbado con la llegada del nuevo curso. Con todo, es de agradecer que Telecinco no se haya instalado en la pasividad y haya decidido mover ficha de manera contundente, aunque no sé si este adelantamiento postizo del prime time a las 8 de la tarde tiene mucho sentido. Vasile ha decidido sacudir el tablero, desordenando las franjas y provocando por el momento más desconcierto que aprobación.

PUBLICIDAD

Como ya he repetido mil veces, el mayor dolor de cabeza de Telecinco se llama ‘Pasapalaba’. Con su llegada a Antena 3 cambió todo y lo que ahora vivimos es en gran parte consecuencia de esa jugada. Es ahí donde reside la principal sangría de espectadores para Mediaset y ese será su objetivo a abatir en los próximos meses. No lo tienen nada fácil con un formato con tanta fidelidad por parte de sus espectadores.

A medida que avance setiembre veremos cómo se van reubicando los programas y sus cifras de audiencia. No hay nada decidido y cualquier pronóstico me parece atrevido en estos tiempos de absoluto caos televisivo.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD