PUBLICIDAD
ActualidadPortadaRealitys y programas

Los 5 desoladores titulares de Olga Moreno para Rocío Carrasco: “Que abra algún día los ojos y esté con esos niños”

Olga Moreno concedía su primera entrevista en Telecinco tras ganar ‘Supervivientes 2021’, enfrentándose a la serie documental de Rocío Carrasco.

Como bien apuntaba y subrayaba Carlos Sobera al inicio del especial ‘Ahora, Olga’ en Telecinco, “la emisión de la docuserie Rocío Carrasco ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’ ha puesto a Olga Moreno en el punto de mira”. Y por ello, pocos días después de ganar ‘Supervivientes 2021′ y salir de casi cuatro meses de aislamiento en Honduras, se ha sentado en horario de máxima audiencia.

PUBLICIDAD

Una entrevista en la que la mujer de Antonio David Flores se mostraba visiblemente nerviosa, desconcertada, sin saber bien cómo hilar su respuesta y teniendo dificultades para armar su discurso ante su pánico a la cámara. Pero aun así, dejó titulares que han dado de que hablar y mucho. “Estoy muy nerviosa, no vengo a convencer a nadie. No sé explicarme, me da mucho miedo una cámara”, eran sus primeras palabras.

“He visto a mi familia derrumbada, desde mi marido, Rocío, David a mi hija de ocho años, Lola. Pero estoy fuerte, soy una persona fuerte y voy a estar siempre a su lado. Me han echado mucho de menos, pero aquí estoy. Me he encontrado una familia derrumbada que se va a levantar, lo tengo súper claro porque no voy a consentir que se derrumbe”, advertía tajante.

PUBLICIDAD

“He visto a mi familia derrumbada. Mi hija de ocho años tiene que ir al psicólogo porque hay carteles en mi barrio de Antonio David maltratador”

A continuación, se enfrentaba a todas las polémicas, pero rompiendo a llorar antes al lamentar que “no os podéis ni imaginar lo que han pasado esos niños, que quien tiene que estar ahí es su madre (…) Que mi hija de ocho años tiene que ir al psicólogo porque hay carteles en mi barrio de ‘Antonio David maltratador’. ¿Vosotros sabéis lo que es eso?”, verbalizaba rota, al borde del llanto.

Sobre su papel con los hijos de Rocío Carrasco, manifestaba que “me parece todo muy surrealista. Lo único que he hecho en estos 22 años es darle amor a unos hijos que no son míos. Me habría gustado que su madre hubiese estado ahí porque habría sido todo mucho más fácil. Yo he remado a favor (…) Es que parece que es un delito amar a esos niños. Yo amo a esos niños. ¿Es algo malo? Si me separara de mi marido, me habría encantado que quisieran a mi hija como yo quiero a esos niños”.

PUBLICIDAD

Además, ensalzaba su posición protectora con respecto a Rocío y David Flores. “Ha sido una salvación en el aspecto de que esos niños necesitaban mucho cariño. Yo he llevado al médico a esos niños día sí y día también. Yo he tenido tutorías y he estado siempre con ese niño (…) No me voy a poner ninguna medallita porque no la tengo, pero simplemente eso”, recalcaba la protagonista de la noche. 

“Me encantaría que hubiese estado presente Rocío Carrasco siempre. Espero de verdad que algún día abra los ojos y esté con esos niños”

Olga añadía también que le gustaría que las cosas dieran un vuelco y que se produjera un acercamiento entre madre e hijos. “Me encantaría que hubiese estado presente Rocío Carrasco siempre. Mucho más fácil para nosotros, nos ha costado mucho, muchísimo. Espero de verdad que algún día abra los ojos y esté con esos niños. De verdad que lo deseo”, llegaba a soltar en su especial.

Y en ese sentido, se confesó dispuesta a lo que fuera por contribuir a “juntar”. Y ante si se ha usurpado el papel de Rocío Carrasco como madre, ella respondía implacable: “Si a mí me roba a mi hija cruzo mares. Lo puedo hacer mejor o lo puedo hacer peor, pero mi hija va a estar conmigo. A mí me pueden poner rocas que te vuelvo a decir que cruzo mares por estar con mi hija, te lo digo de verdad. No te puedo decir otra cosa”.

Aunque lo que sí dijo fue basta a señalamiento de su marido. “Que no miren a mi marido en todo esto y que miren a las personas que ella tiene más cerca y que la ayuden”, sentenciaba. Por su parte, Isabel Rábago, una de las colaboradoras presentes en plató, ha indagado en que dijese el nombre de la persona a la que se refería. No lo hizo, pero se estaba refiriendo claramente a Fidel Albiac.

Por otro lado, se tuvo que enfrentar a cuando Carrasco desveló en su serie que cuando su exmarido empezó la relación con la andaluza, no había una buena relación entre Rocío Flores y Olga. Y que se llegaba a marchar a Sevilla los días que la niña tenía que estar con el padre. “Los 15 días que Rocío se venía con nosotros yo no me he ido a Sevilla nunca. No he tenido mala relación con Rocío Flores. Cuando era chiquitita era muy de su padre y me costó la vida ganármela”, replicaba la superviviente.

“Los niños han ido como un pincel. Soy una mujer demasiado limpia conmigo misma. ¿Qué me está llamando, que soy una guarra? Yo no soy ninguna guarra”

Otra de las polémicas en las que Rociíto señaló a Olga en el documental fue el asunto de la higiene y los piojos. “Yo por respeto a los niños de verdad que no voy a entrar en nada de eso. Solo te puedo decir que a pesar de eso, los niños han ido como un pincel. Los niños han estado de verdad de punta en blanco y yo soy con la higiene demasiado, aparte hay un colegio. Yo te puedo decir que los niños han ido perfectos porque soy una mujer demasiado limpia conmigo misma. ¿Qué me está llamando, que soy una guarra? Yo no soy ninguna guarra”, insistía.

El tema más controvertido que se abordó en la entrevista fue la hospitalización por neumonía de David Flores. Rocío Carrasco contó que Olga le había dicho a su hijo que no iría a visitarle al hospital. “Eso es mentira. David ingresa porque tenía un resfriado grande, le hacen unas placas y vuelve a casa… Le vuelven a ingresar y le dicen que tiene una neumonía o pulmonía. Rocío Flores llama a su madre”.

“Yo estaba recostada porque duerme hacia abajo y le habían pinchado muchas veces, tenía que estar aguantándole la mano. Sobre la una de la madrugada llega Rocío y Fidel… se acercan, yo me quito del medio y están ellos. A los cinco o diez minutos llegó el padre, se metió al baño y no vio a Rocío o Fidel y reaccionó exactamente igual que yo. La madre en un lado y el padre en otro”, prosigue sobre ese episodio.

“Si va por otro sitio Rocío Carrasco, ahí sí que no se lo voy a consentir. Lo único que he hecho es cuidar de sus hijos que no son míos”

En la docuserie, Rocío calificó de “dantesca” la escena de Olga metida en la cama con David. Al verlo, Moreno estallaba: “Si va por otro sitio Rocío Carrasco, ahí sí que no se lo voy a consentir. Lo único que he hecho es cuidar de sus hijos que no son míos. Si va por ahí, no te lo voy a consentir y no vayas por ahí, sobre todo por tu hijo. Yo te digo una cosa, soy la más buena del mundo y puedo ser lo que más quieras, pero por ahí de verdad que no paso. ¿Qué quiere insinuar? La escena dantesca, ¿Cuál es?”, gritaba.

Más tarde, Olga habló también de un supuesto intento de hablar con Rocío Carrasco para mediar con buenos propósitos sobre sus hijos. “Creo haber coincidido con ella dos veces en mi vida, una de ellas en el hospital. Ahí intenté hablar con ella. Salgo a la terraza a fumarme un cigarro con ella. Le digo, Rocío lo que no veo normal es que llevo 16 años con ellos y no han ido a la playa. Necesitan de su madre de ir a la playa, de ir al cine… una serie de cosas que nos transmiten los niños a nosotros, que necesitan tiempo con su madre, que estén con su madre”, reveló.

“En mi casa nunca se ha hablado mal de Rocío Carrasco, nunca, y eso los niños lo saben. A mí Rocío Carrasco no me ha dicho que su hija le llamara puta”

Y de aquí a la educación que esos niños recibían con Olga y Antonio David. Rociíto llegó a decir que cuando volvía de casa de estos le llamaba “puta” o “hija de puta”. Pero la sevillana lo negaba rotundamente: “En mi casa nunca se ha hablado mal de Rocío Carrasco, nunca, y eso los niños lo saben. A mí Rocío Carrasco no me ha dicho que su hija le llamara puta. ¿Tú te crees que Rocío Carrasco me va a pedir ayuda a mí para educar a su hija cuando siempre que hemos tenido que hablar de los niños nos ha dicho que hablemos con los abogados? Burofax por aquí, burofax por allá”, aseveraba.

Por último, en la entrevista se ahondó en otro episodio que Rocío destapó en su documental. Que un día Ro Flores llegó a casa con pulseras y una vestimenta inadecuada que le había regalado Olga. Ella se lo reprobó y la niña le contestó que “Olga me ha dicho que eres mala madre” por no permitirle ir así. Sobre esa anécdota se pronunciaba Moreno: “No tengo ni idea de los collarcitos de cuero, yo le he regalado collares. No me suena nada, te juro que no me suena nada (…) Que vistiese desafortunada te aseguro que no. Yo he tenido fotógrafos en la salida y la entrada siempre. ¿Ropa inadecuada de qué? Si no le gusta la ropa lo siento, no puedo decir otra cosa”.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD