PUBLICIDAD
ActualidadVídeos

Un bombardeo interrumpe la conexión de Ferreras con un periodista en Gaza en ‘Al rojo vivo’

Antonio García Ferreras conectaba con Kayed Hammad justo cuando se producía un fuerte estruendo de un artefacto lanzado por Israel.

Los espectadores de ‘Al rojo vivo‘ han vivido este lunes un momento de lo más aterrador cuando Antonio García Ferreras conectaba con un periodista que se encuentra en Gaza para que diera la última hora sobre la masacre que está llevando a cabo Israel sobre el pueblo palestino.

PUBLICIDAD

Así, Kayed Hammad, colaborador del programa de laSexta en Palestina entraba y relataba lo que se está viviendo en los últimos días en la franja de Gaza. «No hemos podido dormir. Lo hemos pasado peor que nunca estos días», aseguraba el periodista y traductor gazatí justo antes de que sonara un bombardeo.

«¡Ahora, ahora. Seguro que lo oyen!», gritó Hammad mientras sonaba el fuerte estruendo del proyectil lanzado por Israel a un lugar muy cercano en el que se encontraba el colaborador. «Este es uno de los bombardeos que hacen seguidos en toda la zona. Esta noche han entrado 200 aviones en una zona como Gaza, con apenas 360 kilómetros cuadrados», informaba el corresponsal después de que apenas se le pudiera escuchar.

PUBLICIDAD

«No hemos podido dormir en toda la noche. Estábamos muy acojonados, en especial los niños. Gaza es una cárcel grande. No tenemos alternativas, no puedes decir: dejo este lugar y voy a otro porque es más seguro. No existe un solo lugar seguro en toda la Franja de Gaza», se lamentaba Hammad.

«Supongamos que bombardean a terroristas. ¿Y nosotros qué? ¿Los niños qué? Tenemos a una niña que se ha despertado en el hospital con sus padres y sus hermanos muertos. ¿Qué explicación se le puede dar a esta niña?. No hay palabras», concluía.

PUBLICIDAD

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD