ActualidadEntrevistas

Supremme Deluxe: «Había miedo y prejuicios para la llegada de ‘Drag Race’ a España»

Hablamos con Supremme Deluxe, la presentadora de ‘Drag Race España’ que llega por fin a nuestro país tras triunfar en medio mundo.

Ha llegado el gran día. Este domingo 30 de mayo de 2021 pasará a la historia como el día en el que llegó a España, uno de los fenómenos que más han triunfado en todo el mundo a nivel televisivo: ‘Drag Race’. El programa americano que ha conquistado al público y a la crítica desde su nacimiento en 2009 aterriza en la plataforma de pago de Atresmedia tras haber sido galardonado con 19 premios Emmy, haber sido adaptado con éxito en numerosos territorios y ser uno de los formatos más reclamados en nuestro país.

Drag Race España’ busca a la mejor superestrella drag a través de una carrera de desafíos. En cada programa, las concursantes tendrán que superar las distintas pruebas propuestas por el equipo para no ser eliminadas y conseguir así coronarse como la ganadora.

Supremme Deluxe será la presentadora y en El Televisero, hemos podido hablar con ella sobre por qué ha tardado tanto en llegar el programa a España, qué puede suponer para las drag queens el formato y cómo define ella al casting de esta primera edición.

¿Por qué crees que ha tardado tanto en llegar el fenómeno ‘Drag Race’ a España?

Bueno ha habido tanteos porque yo me he visto en medio de otras cosas, a veces. No sé yo creo que había miedo y prejuicio. Ha influido mucho la serie de ‘Veneno’, que creo que se ha visto que había un nicho de mercado que pensaban que no existía. Y no solo me refiero al colectivo LGTBI, sino que hay mucha gente afín y con intereses afines. Y este programa es además entretenimiento y se expande mucho más la posibilidad de que guste. Y la importancia es la que tiene cualquier logro que se consiga en cualquier colectivo. Es acceder a un mercado muy comercial, todo tiene su parte buena y su parte mala. Nada es blanco y es negro. A mí que se apueste me parece importante porque se de espacio a este tipo de espectáculo.

¿Hiciste casting para presentar el programa?

Sí, hice casting. Cuando se confirmó que se iba a hacer en noviembre, a primeros de diciembre me contactaron para ver qué me parecía que se fuera a hacer el formato y ver qué podía hacer yo. Estaba muy feliz pero se quedó ahí la cosa y a finales de enero me llamaron un jueves para que hiciera un casting al martes siguiente. E hice el casting, yo salí con buena sensación pero eso no sirve de nada porque muchas veces he hecho casting y salía así y no me llamaron. Pero en este salió bien porque al lunes siguiente me llamaron para decirme que sí lo quería hacer. Fue todo muy rápido.

¿Cómo recibiste esa llamada en la que te dicen que eres tú?

Me bloquee. Yo por dentro estaba muy feliz. Fue por una videollamada y les decía oye de verdad estoy muy contenta, pero perdonarme por no reaccionar mejor. Fue una reacción absurda, fue de bloqueo total. Y yo pensaba anda que que pensarán esta gente que tendría que estar dando botes de alegría y me quedé plantada.

¿Sientes presión por ser la presentadora de un formato de éxito como este? ¿Te ves siendo la nueva Ru Paul?

Yo no me lo he planteado desde ese punto. Me lo planteo como presentar un programa de la manera en la que yo hablo y comunico. Yo llevo muchos años trabajando y una de las cosas que más potencio en mis espectáculos es hablar con el público, entablar comunicación con él. Es algo que se me da bien y parece que se percibe a través de la cámara. Pero no tengo esa presión porque desde el primer momento me dijeron que no querían copiar, me dieron total libertad para que fuera yo y lo hiciera a mi manera. Y eso me ha tranquilizado mucho.

Oye y que a raíz de esto puedan venir cosas profesionales buenas, pues chapó, pero no pierdo el tiempo en pensar en eso. Con la pandemia me ha quedado muy claro que pensar más allá de 3 semanas no sirve para nada. Ahora vienen cosas chulas con la promoción del programa y ya está.

¿Te hubieras atrevido a participar como concursante?

No, de hecho se lo dije a la dirección en la primera llamada que tuvimos. Y dije que no, porque me parece dificilísimo lo que tienen que hacer y creo que no sería buena concursante porque con los años que llevo trabajando, tengo muy claro lo que no quiero hacer en escena. Aquí se pide hacer de todo y si hay algo que no me interesa, yo no le pondría el mismo interés que le ponen las concursantes. Yo soy muy honesta con lo que hago. Y me arriesgué a que no contaran conmigo para nada. Pero el nivel de concursantes es brutal y yo no valgo para eso.

¿Qué destacarías del casting de la primera edición?

La versatilidad. Son muy versátiles. Hasta la que en un principio no lo parece lo ha sido. Nos lo han puesto muy difícil para echar a alguien, lo hemos pasado realmente mal. Y luego, el esfuerzo, la entrega y la capacidad de en muy poco tiempo solucionar la papeleta que tenían encima. Son muy resolutivas y con mucha persoanlidad. Desde el primer programa queda muy claro su propuesta, tienen propuesta las 10 y eso es muy importante. Es muy buen casting.

¿Va a haber mucho pique entre ellas?

Son muy luchadoras pero no se han tirado piedras. Yo no he visto mucho, pero se han ayudado bastante entre ellas. Y a ver tienen que competir pero creo que lo han hecho de forma sana, se han ayudado entre ellas y eso es un punto a favor. Ha habido mucho compañerismo pero todas han defendido su puesto como jabatas.

¿Crees que la sociedad está preparada para ver un programa como ‘Drag Race?

Claro que sí. Ahí está el ejemplo de Anna Locking, que es fan carpetera. Cuando han venido las americanas con las giras se ha hecho las colas para entrar. Yo creo que sí. Y gusta mucho, el hecho de que se haga en español y que la gente pueda tener más cosas afines, y vea determinadas pruebas con personajes españoles va a enganchar y es que es un formato muy divertido. Y engancha rápido.

¿Crees que en España se ve de forma diferente a las drag queen que en EEUU donde tienen mucho éxito más allá de las discotecas?

Pero tienen más trayectoria desde que se hace el programa. Y tienen más trayectoria un determinado tipo de propuesta. Luego hay propuestas más underground en bares y en teatros. Y esa es la verdadera realidad, tampoco nos volvamos locos. Pero vamos eso pasa en este talent y en cualquier otro talent de cualquier tipo. Que ayuda y abre puertas claro, pero luego la realidad es la que es. Supongo que aquí se pondrá más de moda, saldrán trabajos, habrá marcas que se interesen por otros perfiles pero seguirá habiendo lo otro. Espero que ayude y pueda beneficiar al sector artístico.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *