PUBLICIDAD
OpiniónPortada

Crítica de ‘El Precio Justo’: El concurso de siempre regresó a Telecinco con un gran error

El precio justo

Analizamos el regreso de ‘El Precio Justo’ a Telecinco, su primer concurso tras la marcha de ‘Pasapalabra’. Su rapidez ha sido lo más destacado. El horario elegido para el piloto, su mayor fallo

La televisión familiar y blanca está de enhorabuena con el regreso de uno de los concursos más míticos de la televisión. Telecinco ha recuperado este lunes 5 de abril ‘El Precio Justo’, el popular formato que en su día presentó Joaquín Prat y que es un icono de la tele de los los 80 y los 90. Más tarde fue recuperado también por la cadena pública de la mano de Carlos Lozano, mientras que su versión más reciente la encontramos en Antena 3 con Juan y Medio.

PUBLICIDAD

Tras la marcha de ‘Pasapalabra’, Telecinco quedaba huérfana de concursos en su parrilla. Lo ha intentado con ‘El Tirón’, pero con datos más que discretos. Precisamente por eso, la cadena de Mediaset necesitaba recuperar ese público de concursos, valor seguro en la televisión.

Apuesta arriesgada, sin duda, para competir con ‘Pasapalabra’ debido a sus arrolladoras audiencias en la competencia. Tal vez, por esta razón, Telecinco ha decidido testarlo primero en su prime-time, horario donde los concursos también han demostrado su eficacia. Véase el caso de ‘¿Quién quiere ser millonario?’.

PUBLICIDAD

‘El Precio Justo’ de Telecinco empezaba 15 minutos más tarde de lo anunciado (23:10 h.) y con una estrategia que quizás confundía a los espectadores. A la hora indicada se estrenó el concurso a modo de presentación para luego dar paso a los últimos minutos de ‘Love is in the air’. Los seguidores de la seria imaginaban que había acabado, pero no. Los del concurso pensaban que había empezado, y tampoco.

Ahora vamos a lo que vamos. Al concurso. El espacio comenzaba con muchas fanfarrias, con la voz y el carisma de Luis Larrodera, siempre fundamental en la televisión. Y con Carlos Sobera, profesional más que curtido en concursos televisivos. Tras una fugaz presentación de los concursantes comenzaban las pruebas. Pruebas rápidas, una detrás de otra, sin descanso sin pausas. A la televisión siempre le pedimos agilidad y frescura, pero ‘El Precio Justo’ peca demasiado de ello. El espectador se pierde ante tanta rapidez y la edición se nota. Y mucho.

PUBLICIDAD

En cuanto a contenido, tiene lo que se espera que tenga. Pruebas entretenidas con premios de lujo, recuperando la esencia del formato y haciendo recordar a muchos la televisión de su niñez. Se trata pues del Precio Justo de toda la vida pero con un plató más moderno y pruebas renovadas. Lo que no se renueva, eso sí, es el papel de los azafatos y las azafatas, elemento televisivo muy usual en los 90 pero que en la actualidad huele a naftalina. El público, muy parecido al de ‘La Ruleta de la Suerte’, llega a molestar por su energía sobrevalorada.

¿Lo peor? El horario, sin duda. Quizás funcione, quién sabe, pero el espectador a esta hora de la noche espera ver otro tipo de contenido y/o concurso. ‘El Precio Justo’ está bien, sí, pero para ser un formato diario en horario de tarde, no para un prime time semanal. Arriesgado es, sin duda, estrenándose además en una noche con una alta competencia: La revelación turca de Antena 3 y el estreno de la principal apuesta de entretenimiento de TVE esta temporada.

Quién sabe si después de unas semanas el concurso se gana su puesto en la tarde y consigue fidelizar a ese público amante de los concursos, ahora concentrado en Antena 3. Una prueba de fuego para Telecinco, una cadena acostumbrada a tener en su parrilla el mismo tipo de programas y que un concurso así de fresco siempre es vitamina para la salud de su parrilla.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

3 comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD