PUBLICIDAD
EntrevistasPortada

Juanra Bonet regresa a ‘¿Quién quiere ser millonario?’: “Como concursante yo sería un fraude y un fracaso”

Hablamos en exclusiva con Juanra Bonet que estrena este viernes la edición con famosos de ‘¿Quién quiere ser millonario?’.

‘¿Quién quiere ser millonario?’ vuelve a Antena 3 un año después de su exitosa celebración por el 20 aniversario del estreno del concurso en España. En esta ocasión, algunos famosos como Ana Milán, Boris Izaguirre y Antonio Garrido, presentador del concurso en 2009, intentarán hacerse con un millón de euros para poder donarlos a una causa social. 

PUBLICIDAD

Su presentador, Juanra Bonet, lleva una década formulando preguntas en televisión y se animaría a participar en el ‘concurso de los concursos’ “por las risas aunque sería un fraude y un fracaso”. El catalán promete muchas sorpresas sobre las celebridades que se pondrán al otro lado de la línea con el ‘comodín de la llamada’ y define a David Broncano, concursante con el que se estrena la versión VIP este viernes, como un “animal televisivo” al que admira.

¿’Quién quiere ser millonario’ va a perder su tono serio en esta versión con famosos?

PUBLICIDAD

Depende de la persona, cada partida es diferente. Ellos deciden si es más divertido, si es más tenso, más emotivo… Y dentro de cada partida, este abanico va oscilando. Siempre es una sorpresa el tono que tendrá.

¿Las preguntas serán más fáciles?

PUBLICIDAD

Igual para ti una pregunta es súper fácil pero para mi madre puede ser una pregunta 15 (la última pregunta), la dificultad es muy subjetiva. La curva es similar, depende de la mirada del espectador. Un plato típico de la provincia de Toledo para unos estará chupado y, para otros, indescifrable.

Vuelve el comodín de la llamada, ¿se llamarán a otras celebridades?

Sí, hay muchas sorpresas que no puedo avanzar pero hay situaciones de: “¿En serio vas a llamar a tal persona?” Lo más gracioso es que piensas que todo el mundo buscará en Internet pero luego ves que hay 30 segundos y, entre que empiezas a decir la pregunta y las opciones y la otra persona empieza a teclear, no da tiempo. Además, en Internet no vale la pena buscar sino contrastar y se forman unos pitotes… “En una entrada me pone que en el año 1812 y en otra en 1813”, hay cosas muy locas. 

Los especiales por el 20 aniversario del concurso los grabasteis en Polonia, ¿habéis vuelto a grabar allí?

Aquello fue una cosa puntual porque ya estaba todo montado. Este verano grabamos aquí en un plató de Madrid.

Estrenáis con David Broncano, ¿qué nos puedes adelantar de su participación?

Que va muy a tope y que le encanta jugar y competir. Es brillante, un animal televisivo, le admiro.

También participará Antonio Garrido, presentador de la última etapa en Antena 3, ¿cómo fue para él pasar a la silla de concursante?

Divertidísimo, nos encontramos antes y nos partíamos de risa. Me decía “no sé porque he aceptado porque estoy cagado de miedo”. Aparte, fue curioso porque él presentó el programa más veces que yo, así que le decía “el que está nervioso soy yo”. 

¿Te atreverías a concursar?

Me atrevería por las risas pero sería un fraude y un fracaso. No sabes lo que te desarma esa silla (del concurso), me lo decían todos y todas. Es sentarte y cambia la cosa, porque dudas de todo. También, nos decían mucho las jugadoras y los jugadores que no estaban jugando para ellos sino para una ONG, entonces la presión era superior.

Ibai Llanos se adelantó a vuestro estreno llevando a Jordi Évole a jugar a su casa a ‘¿Quién quiere ser millonario?’…

Bueno, maravilla. También Ibai se escapó un día al plató de ‘¡Boom!’. No sabes la ilusión que me hace que haya gente joven que se interese, remotamente, por algo en lo que puedo estar, porque yo ya no soy joven. Cuando me piden fotos por la calle ya no es “para mi madre” sino “para mi abuela”, te lo juro.

Ahora estáis viviendo un momento dulce en ‘¡Boom!’ con los mejores datos de audiencia desde su cambio de horario, ¿tenemos ‘¡Boom!’ para rato?

Pues eso parece. La sensación que tenemos todos es que el público nos elige y el número de espectadores, bajo mi punto de vista, es buenísimo. Luego hay unos señores que hacen un veintipico (de share), que están reventando las audiencias con unos datos de otro siglo, y puede parecer que un quince o un catorce es poco pero es muchísimo. Hay que poner en valor los datos que hacen los ‘pasapalabreros’, es una barbaridad. Ves la curva de audiencia, lo que aguanta el espectador en las pausas… Maravilloso.

¿Batiréis otro récord Guinness en ‘¡Boom!’ con ‘Los Dispersos’?

No lo sé, depende de ellos. Cada día que empiezan un programa puede ser el último.

Curiosamente, algunas tarde competís contra Erundino, uno de los integrantes de ‘Los Lobos’, que ahora está en ‘El Cazador’ de La 1…

Pues… Fíjate, no sé de quién me hablas, yo solo veo Atresmedia. No sé, Erundino… Me suena de algo, creo que era un señor que venía a ‘¡Boom!’, ¿no? No hombre, es una maravilla. ‘¡Boom!’ ha tenido muchas veces concursantes de ‘Saber y ganar’ de Televisión Española y no deja de ser muy bonito que vuelvan a TVE. Hay poesía ahí en esa rotonda del concurso.

No presto ninguna atención a nada que no sea un “hola, buenas tardes, ¿eres Juanra? Pues mira, te cuento”, porque eso sí que existe.

En una década has pasado de presentar un fallido concurso en La 2, ‘Gafapastas’, a presentar el más emblemático de la televisión, ¿qué presentarás en 2031?

El ‘Un, dos, tres’. Era un show redondo, tenía de todo: preguntas y respuestas, pruebas físicas, cómicos, actuaciones musicales… No sé como funcionaría pero creo que la tele lineal va por ahí, a grandes shows en directo.

¿Funcionaría un nuevo ‘Caiga Quien Caiga’?

Quién sabe. Es un misterio ya que con Twitter e Instagram cualquiera puede hacer sus reportajes… Estoy seguro que en algún momento, en algún despacho, alguien tomará la decisión de buscar la respuesta real a esa pregunta. Pero no tengo la más remota idea porque los espectadores somos impredecibles.

¿Notas un ambiente más hostil en redes sociales en torno a los concursos y sus concursantes?

Felizmente no, porque no estoy pendiente de eso. Vivo en Madrid, trabajo en Barcelona, me muevo mucho por la calle y jamás me he encontrado hostilidad de tú a tú. Lo otro no existe porque es virtual. Ni siquiera sabemos si es gente que lo piensa realmente o “es que es mi vecino que hace ruido con la música y le voy a putear”, no sabes nada. No presto ninguna atención a nada que no sea un “hola, buenas tardes, ¿eres Juanra? Pues mira, te cuento”, porque eso sí que existe.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD