PUBLICIDAD
El blog de Alejandra CastellóOpiniónRealitys y programas

El “papá” Isaac ‘machacó’ a Jesús, quién dio el vuelco más inesperado de ‘La Isla de las Tentaciones 3’

Jesús Isaac La Isla de las Tentaciones

Crónica de la gala 10 de ‘La Isla de Las Tentaciones 3’: Jesús le da la vuelta al concurso, con su plantón a Stefany y acaba en ‘edredoning’ con la tentadora más inesperada

La gala 10 de La Isla de las Tentacionesconcluye llena de contenido y de diferentes tramas. Empezamos por donde los dejamos. Nos faltaba ver a Isaac “enfrentándose” a Jesús. Ya nos podíamos imaginar el tono del encuentro cuando su primera frase era “Alegrad esas caras, chicos, que ya está aquí papá“. Isaac me gusta, pero esa chulería y prepotencia sobraban, descaradamente. Pero ya veo que ha sido el tono de todos lo tentadores y tentadores. Dar caña, machacar y provocar.

PUBLICIDAD

Jesús se mordía el labio y entre insultos de “payaso” ha hecho sus tres preguntas. Preguntas que le han hecho tener más claro que ya no hay nada que hacer con Marina. Un poco lo mismo que le pasó a Diego con Carlos, pero que no pudimos ver por la decisión, maravillosa, de Mediaset, de quitar todas las imágenes del detenido.

También era día de cartas. De que los concursantes leyeran esas cartas que escribieron el primer día, y que ahora parecen surrealistas y no tienen ningún sentido. Había algunas que sí lo tenían, las de las parejas que continúan “vivas”. Raúl emocionado, Hugo también y cartas muy bonitas para Claudia y para Lara. Otra cosa en lo de Diego y Lola. Las cartas estaban llenas de romanticismo, de planes de futuro, de perros, de futuros hijos… parece increíble, como dice Diego, que en tan poco tiempo se lo haya cargado todo. Parece que haya sido una Lola diferente la de la carta que la de hoy, tres semanas después. Lo mismo con Jesús y Marina. Él, en plan telenovela venezolana, rompe la carta y la tira hacía el mar, dándole una patada… porque como a Diego, la carta ya no tiene ningún sentido. Pero el momento más “gracioso” es el de Marina con su carta. Primero no entiende la letra y luego no da crédito a lo sosa y vacía de la carta de su novio. Le dice “me gustan tus virtudes, como tu amabilidad”. ¿Tu amabilidad? Eso se lo dicen al operador de Movistar, no a tu novia de seis años. ¿No? Realmente aquí algo ya funcionaba muy mal, y menos mal que se han dado cuenta. Al menos ella.

PUBLICIDAD

Y como llegamos a la recta final tocaba vivir las últimas fiestas en ambas villas. Y menudas fiestas, porque ambas acabaron como el rosario de la aurora. Una más que otra, desde luego.

Vuelco total de Jesús: planta a Stefany por la tentadora que menos podíamos esperar

Empezamos con la de los chicos. Todo iba bien, hasta que Jesús empieza a bailar y a rozarse mucho con Lara, la tentadora surcare que hasta ahora tenía citas con Raúl (aunque todos sabían y sabíamos que ahí no pasaría nada porque él está muy enamorado de su novia). Jesús había tenido una conversación horas antes y parece ser que había descubierto un maravilloso feeling entre ellos. Y claro, a disfrutar… solo había un problema. ¿Y Stefany? ¿Esa chica con la que llevas casi todo el reality y ahora haces como que no existe? Está claro que todos veamos que eso era mentira, que no se gustaban, que Jesús solo lo hacía para no quedar por debajo de Marina, era descarado… pero ahora como lo justifica. ¿Y qué va a pensar y hacer Stefany?

PUBLICIDAD

Pues Jesús lo deja claro: “Es que Stefany me gusta físicamente, pero Lara psicológicamente“. Como te quedas… y se queda tan ancho, con una sonrisa, de oreja a oreja. Mientras, Stefany, que no entiende nada y no sabe qué hacer, que aunque Jesús no le importa nada, ve como el poco protagonismo que tenía se esfuma… y entonces hace ver que está destrozada, sentada en el suelo, haciendo ver que llora pero sin lágrimas, mientras su amiga Carla intenta meter cizaña todo lo que puede. Finalmente viendo que no tiene nada que hacer, Stefany se marcha a dormir y… ¡sorpresa! Lara y Jesús acaban durmiendo juntos y enrollándose esa misma noche. Lo curioso, es que aunque él me sigue causando un rechazo espectacular, me creo más este “lío” que el que tenía antes con Stefany que no podía ser más forzado.

En la villa de las chicas, también ha habido lío, pero muy diferente. Aunque no podemos estar seguros de lo que ha pasado exactamente porque uno de los protagonistas era Carlos y al no salir y estar cortadas sus imágenes, nos falta información.

Parece que todo estaba bien, y Lola y Xavi deciden empezar a bailar (de muy buen rollo) para poner celoso a Carlos y a ver cómo reacciona este. Aunque no lo vemos, parece ser que a éste no le hace puñetera gracia y empieza una discusión a gritos entre toda la casa. Lo único que vemos es a una Lola totalmente fuera de sí, desquiciada, a gritos, enfada con toda la casa, con Marina especialmente, que le acusan, como no, de estar siempre haciéndose la víctima.

No es el único problema de Lola. Al día siguiente Sandra Barneda se presenta en las villas. Van a ir a su última hoguera a ver imágenes. Pero antes, deben vetar a uno de los novios, obligatoriamente, que no podrá ver imágenes. La decisión está bastante clara: no pueden vetar ni a Raúl ni a Hugo, ya que sus novias se están portando bien y si los vetan se pensarán que ellas han hecho algo malo. Así que está entre Jesús y Diego. Las chicas votan a Diego y Lola vuelve a sentirse mal y hacerse la víctima de que todo le pasa a ella. Qué pesada, de verdad. Además, ella misma había dicho que no le importaba, ya que lo suyo con Diego ya está perdido, y Diego ya sabe más de lo mismo de lo que va a ver. Así que al menos salvemos a las parejas que aún pueden salvarse y sobre todo que se lo merecen.

Con los chicos la filosofía de la decisión ha sido la misma: no vetar ni a Claudia, ni a Lara porque si no se pensaran que ellos han hecho algo malo de última hora y se preocuparan. Marina o Lola, y la decisión es la más parecida: Lola es la vetada.

Para acabar empezamos a ver las hogueras, que es más de lo mismo, ninguna novedad… eso sí, nos queda claro que es la última y que la siguiente ya es la hoguera final, donde se reencontrarán con sus novios/as y tendrán que decidir cómo quieren irse. Y cuidado que vienen curvas. Vemos a una Lara enfada que le aparta el brazo a Hugo; Claudia llorando desconsolada diciendo “yo estaba enamorada”; Lola y Diego abrazados con Lola suplicando perdón y Jesús con Marina, también ambos con lágrimas en los ojos. Sin duda todavía nos quedan unas galas emocionantes que espero que aún nos deparen alguna sorpresa y alguno de esos maravillosos momentos de tensión que Mediaset sabe regalarnos tan bien.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD