PUBLICIDAD
ActualidadViral

Carme Chaparro desconcierta con este crudo y enigmático mensaje: “Me siento una impostora”

Carme Chaparro Cuatro al día

La presentadora Carme Chaparro se ha sincerado con todos sus seguidores con unas duras palabras sobre sí misma en redes sociales.

Carme Chaparro es una de las presentadoras televisivas más queridas y seguidas en Instagram. Y ella, consciente de ello, aprovecha esta popularidad para sincerarse en muchas ocasiones con sus seguidores, aunque a veces sorprenda con sus publicaciones. Esto es lo que ha sucedido con su último post en la red social.

PUBLICIDAD

La presentadora de ‘Mujeres al poder’ ha compartido una fotografía en la que aparece con su rostro al natural, “sin filtros” ni “retoques”. Junto a la instantánea un texto que ha chocado a muchos por la dureza de sus palabras, en las que reconoce sentirse una “impostora”. ¿Qué le ocurre a Carme Chaparro?

“Soy un ser de luz. O de esta otra. Yo también me siento impostora a veces, y tengo que hacer el esfuerzo de recordarme que puedo y que valgo“, comienza diciendo la periodista catalana.

PUBLICIDAD

Y lanza la siguiente pregunta a sus seguidores: “¿Os pasa a vosotros? Sin filtros ni retoques. Solo la luz de una ventana y los cuidados de los profesionales”, concluye su breve pero intenso texto. Un momento de bajón del que, a buen seguro, ya se ha recuperado. Y es que si algo caracteriza a la presentadora de Mediaset es su optimismo. Por ese motivo han sorprendido, más si cabe, sus palabras.

La enfermedad que padece: “Tengo sordera en un oído”

Pese a ser una periodista y escritora de éxito, Carme Chaparro sufre una enfermedad que no se lo ha puesto nada fácil: el síndrome de Menière. Así lo contó ella misma en una entrevista para la revista ‘Lecturas’: “Tengo una sordera en un oído, pero nunca me ha limitado”.

PUBLICIDAD

“En el oído derecho tengo una sordera importante de varios tonos. Con las trasmisiones electrónicas, como las del teléfono o el pinganillo me cuesta mucho entender lo que me están diciendo. Pero me cambio el pinganillo a la izquierda y ya está”, aseguró.

Sin darle mayor importancia, la periodista reconoció que “yo vivo así. Con un pitido constante, como una emisión en alta frecuencia, de día es soportable. De noche no tanto. Por el oído derecho casi no tengo audición. Y no hay más remedio que acostumbrarse… Yo nunca escucho el silencio, siempre está el pitido… Son cosas con las que aprender a convivir”.

Sin duda, sus hijas son la mejor medicina para sobrellevar su enfermedad. “El silencio, para mí, es que mis hijas rían: ellas paran el pitido que oigo todo el rato. Acabo acostumbrándome y no me puedo quejar de nada”, confesó en la mencionada revista.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD