PUBLICIDAD
El blog de Alejandra CastellóOpiniónPortadaRealitys y programas

Arde ‘La Isla de las Tentaciones’ más repleta de sexo en su noche del triple ‘edredoning’

la isla de las tentaciones gala 7

Crónica de la gala 7 de ‘La Isla de Las Tentaciones 3’: La noche en la que casi todos tuvieron sexo. Algunos esperados, y otros para nada.

Comenzamos la gala 7 de La Isla de las Tentacionessituándonos en el principio de la hoguera de confrontación entre Lola y Diego. Qué tensión cuando ambos se dan cuenta que Diego no ha visto todos los vídeos, aunque él creía que sí. Con la ya famosa frase “He hecho cosas peores” empezaba el grueso de una hoguera que no iba a dejar indiferente. Sobre todo, por lo que vino después de esta. Sigo sin dar crédito.

PUBLICIDAD

Diego ve las imágenes con Carlos, esos tocamientos debajo de la sábana. Su reacción, de diez. Todo el rato. De principio a fin. Alucina, como es normal y no entiende nada. Pero sin ponerse nervioso. Pero aún le queda por saber otra bomba: el de la cama no es Simone, es Carlos. Todavía entiende menos. ¿Con Simone le atraía, y con Carlos? ¿Ahora le atraen todos? Lola llora, dice que lo siente, y que no sabe porque lo ha hecho. Diego traga saliva, y como digo, de diez, y sin esperarlo, entona un mea culpa. Lola a él le ha perdona muchas veces otras cosas, y él siempre tiene mucho rencor y no saber perdonar. Y por eso pierde a amigos, familia o parejas. Quiere dejar de hacerlo y como la quiere, tal vez es el momento de intentarlo. Intentar perdonar. No sabe, dice, si podrá perdonar al punto de volver a ser pareja, pero lo intentará. Con estas palabras, Lola todavía llora más. Que él asuma sus errores, todavía la enamora más y le hace querer, más que nunca, seguir siendo su pareja. La vemos emocionada y destrozada, quien nos iba a decir lo que se venía. Pero sigamos.

El programa les pone unas imágenes de su perro. Lo que faltaba. Lola acaba derrumbándose del todo. Dice que ver esas imágenes -ya que el perro es como su hijo para ellos y lo quieren con locura-, le ha hecho explotar la burbuja en la que se había metido. Esta es su familia y no sabe porque ha dudado. Los quiere y quiere seguir construyendo lo que tenían. Y llora, y le dice que le quiere.

PUBLICIDAD

Llega la pregunta final de Sandra sobre lo que quieren hacer. Irse juntos, irse con otro amor, irse solos, o seguir su paso en el concurso en sus respectivas villas. Ambos deciden quedarse y ver qué pasa. Y atención a la frase de Lola: “Quiero continuar en la villa para demostrarle a Diego que le quiero, que quiero estar con él y que le respeto”. Que le respeto dice. Vaya tela.

Hasta aquí, me los creí a los dos. Y pensé, pues ahora van a demostrarse que se respetan. Sobre todo, ella. De verdad que me lo creí.

PUBLICIDAD

Desconcierto absoluto con Lola: de decir a Diego que le quiere, a su noche de sexo con Carlos 24 horas después

Al llegar a sus villas, les explican todo a sus compañeros, Lola recalca que le ha encantado la actitud de su novio, que está hecho todo un hombre y que quiere estar con él. Y empiezan las fiestas respectivas. Cuál es mi sorpresa, y supongo que la de toda España, cuando desde el minuto cero, y os aseguro que no exagero, Lola empieza un tremendo tonteo con Carlos. Todo el rato solos, caricias, roneo, tonterías… y más y más. Las chicas de la casa, lógicamente, no entienden absolutamente nada.

Pero es que esto no acaba aquí, más caricias, y más, que acaban en un enorme beso y aunque parezca increíble… con sexo. Si señores, sexo. Sexo de la chica que hacía 24 horas había asegurado y llorado porque amaba a su novio y quería estar con él. La que había asegurado que quería demostrarle que le respetaba. Me explota la cabeza. ¿Pero qué está pasando? Además, no ha habido unas semanas, donde ella haya vuelto a caer… no. Ella ha ido directa y sin dudarlo a por Carlos. Y ni nombra a Diego. Para nada. Ni se acuerda. Disfruta, sonríe. Y a mí, me explota la cabeza.

Marina e Isaac, segundo ‘edredoning’ de la noche

No es la única que tiene sexo. Marina e Isaac también. De ellos podíamos esperarlo, y sabíamos que estaba al caer. Y eso que ella se ha tambaleado por unas imágenes de Isaac y Lucía (a la que por cierto Lola vende descaradamente delante de todo el mundo diciendo que lo que ha hecho le parece muy fuerte). Lola, querida si eres su amiga, esto se lo dirías en privado, ¿no? Que mala y que lianta eres. Las imágenes son las que nos cebaron en la gala anterior. No había más. Pasa de todo y nada a la vez. Juegos de Lucía e Isaac en la piscina, risas, y dormirse acariciándose mutuamente en el sofá. Si, puede ser que pueda verse raro. Pero no pasa nada, ni creo que lo estuvieran pensando. Marina se pone algo tensa, pero acaba teniendo sexo con él y estando más a gusto que un arbusto una vez más. Esta pareja me encanta.

Fiama y Manuel se saltan las normas en el tercer edredoning de la noche

Pero no hay dos sin tres. Y no son las únicas parejas que tienen sexo. Pero no de esta villa. Fiama y Manuel también dan rienda suelta a su calentón. Pero en su caso, saltándose las normas. Porque en este reality todo ha de ser delante de la cámara, y si quieres tener sexo, te tapas con una sábana. Pero ellos deciden irse al baño y hacerlo todo allí. Y aunque no vemos nada, el ruido no da lugar a dudas. Al día siguiente, lógicamente, Sandra Barneda le comunica a Manuel que se ha saltado las normas del programa y que tiene consecuencias, no podrá ver las imágenes que haya de Lucia para él, las veras sus compañeros y se las explicaras. ¿El castigo más light de la historia? Efectivamente. ¿Pero qué iban a hacer? ¿Expulsarlo? ¿Cuándo es uno de los protagonistas de la edición? Obvio que no.

Su hoguera no es la que más nos interesa, sino, la de Diego. Este chico se volvió a la villa pensando que su chica le iba a respetar y que no iba a ver nada más. Pues va a ver más que nunca. Lola teniendo sexo, repetidas veces con Carlos. A Diego le explota, como a mí, la cabeza, no entiende nada. Pero creo que hasta aquí la relación. Ahora sí que sí. Se ha dado cuenta, en sus palabras “que su pareja no vale un duro” pero se alegra del cambio personal que está haciendo él mismo, aprendiendo a expresarse, a tragarse el orgullo y a perdonar. Pero esto es demasiado para perdonar, esto ha hecho terminar la relación, sin duda.

Por la hoguera de las chicas, nos quedamos solo con Lucía y el programa una vez más acaba en alto. Lucía ve las imágenes (o escucha en este caso) de Manuel teniendo sexo con Fiama y pide a gritos que se pare todo. Ha llegado a su límite. Tanto, que se levanta y se marcha de la hoguera.

En el maravilloso cebo de la semana que viene vemos como Lucía pide una hoguera de confrontación y se lo comunican a Manuel. Y acto seguido, muchas lágrimas. A mí me huele a abandono, la verdad. Y me sabe mal. Muy mal. Ojalá se quede disfrutando y olvidándose de este chico. Pero a saber. Vivir eso debe ser muy duro. Sin duda. Entramos poco a poco en la recta final y yo solo puedo pensar… ¿Puede hacer algo más fuerte Lola todavía para que me explote totalmente la cabeza? No os voy a mentir, espero que sí.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD