PUBLICIDAD
EntrevistasPortada

Mamen Mendizábal se estrena en ‘Palo y Astilla’ con azote a los políticos: “Aquí no se salva absolutamente nadie”

Mamen Mendizábal

Hablamos en exclusiva con Mamen Mendizábal antes del estreno de ‘Palo y astilla’, su nuevo programa en laSexta.

laSexta estrena este martes, a las 22.45 horas, Palo y Astilla’, el nuevo programa producido en colaboración con La coproductora y presentado por la periodista Mamen Mendizábal.

PUBLICIDAD

‘Palo y Astilla’ es un formato documental original en el que cada semana un personaje popular rinde tributo a sus padres a través de sus recuerdos. En cada programa, el invitado central realiza un intenso recorrido emocional por su carrera profesional guiado por Mamen Mendizábal y con la ayuda de fotos de sus álbumes personales, vídeos y testimonios de personas cercanas.

Iñaki Gabilondo, Alberto Chicote, José Sacristán, Arantxa Sánchez Vicario, Javier Sardá y el Gran Wyoming serán los protagonistas de la primera temporada.

PUBLICIDAD

En El Televisero hablamos en exclusiva con Mamen Mendizábal sobre este estreno, sobre el órdago que le lanzó hace unos días Joaquín Prat, sobre cómo ha sido presentar ‘Más vale tarde’ en este año tan duro; y sobre su visión de la política y la gestión de la pandemia.

¿Cómo definirías ‘Palo y astilla’? ¿Qué vamos a poder ver a partir de este martes?

PUBLICIDAD

‘Palo y astilla’ es un programa que no solamente sirve para conocer mejor a los personajes que entrevistamos sino sirve para conectar con el patrimonio que tenemos todos. Descubriremos la relación que han tenido con sus padres, lo que ha significado desde el punto de vista afectivo. Las dificultades de la infancia, los sueños, las expectativas cumplidas, los apoyos, los rechazos. Yo creo que este programa nos va a permitir entrar en contacto con nuestras propias emociones y recorrer nuestra historia emocional con nuestros padres mientras vemos el programa.

Ya se han podido ver programas en los que se volvía al pasado de los famosos o que volvían a su lugar de origen, ¿Qué diferencia ‘Palo y astilla’ de otros formatos?

Yo creo que ‘Palo y astilla’ lo que prima no es más que las emociones y los recuerdos te llevan a eso. Ver a personajes tan serios y tan reservados como Gabilondo o José Sacristán hablando de sus emociones, de lo que sienten, de sus recuerdos, haciendo un homenaje a lo que han supuesto sus padres. En el caso de Sacristán tiene un monólogo final brutal dándole las gracias a su padre delante de la tumba en Chinchón. O el recuerdo que lanza Gabilondo también como homenaje a sus padres es una absoluta maravilla. El hecho de verles a ellos en esa tesitura es muy sorprendente.

En esta primera temporada has contado con compañeros como Gabilondo o Wyoming, ¿Cuál de todas las historias que has podido descubrir de su pasado y sus padres te ha sorprendido más?

A mi por ejemplo Wyoming creo que es la historia más desconocida. Probablemente la que más impacto televisivo tiene es la historia de Arantxa Sánchez Vicario porque todos recordamos como hizo pública en la prensa sus desavenencias con su familia y las acusaciones gravísimas; y creo que su programa tiene muchísimo interés porque vemos hablar de sus padres, ver a su madre y cómo se abraza con ella, ver a sus hermanos hablando tiene mucho interés.

Pero para mi el personaje más sorprendente es Wyoming porque es un humorista total y tira de ironía y sarcasmo permanentemente y poderle ver como conecta con sus emociones es impresionante o que cuente la historia de su propia madre porque tenía una enfermedad mental que si pensamos en hace 40-50 años sería muy difícil. Y creo que es la historia más sorprendente.

Es un programa muy emocional y va a permitir verte en otro tipo de formato, ¿pero vamos a poder ver esa Mamen más personal y que incluso pueda recordar su propia vida?

Bueno eso no va a ocurrir (risas). Los protagonistas son ellos. A mí me costaría estar en el otro lado, me costaría mucho… Porque hay que ser muy generoso con tu pasado, tus emociones, tus recuerdos. Me daría un poco de pudor y a ellos les ha dado también. Pero conocerles es también una parte de la química.

Lo que si es cierto es que se me va a ver en otro perfil porque esto no es un programa de actualidad ni informativo. Mi misión es hacer las preguntas que creo que son acertadas, escuchar y a través de la escucha volver a preguntar para entrar en contacto con esa materia prima que queremos poner en valor.

‘Palo y astilla’ se iba a haber estrenado hace un año pero llegó la pandemia y se tuvo que posponer. Este verano se estrenó en Atresplayer Premium y ahora llega a laSexta, ¿Cómo has llevado tu la espera?

Con resignación como todos los que hemos tenido un formato en este año y ha habido que esperar. Porque como hay cosas mucho más importantes en este momento. En marzo nos sorprendió a todos lo que sucedió, hemos vivido con mucha angustia la información y yo lo he estado viviendo en primera línea. Al final el tener un programa diario de tres horas no ha hecho que haya estado en casa esperando a que un trabajo salga a la luz, yo trabajo por encima de mis posibilidades también.

Si que estaba deseando a que se conocieran estas historias y salieran a la luz pero también esperando a que fuera el momento adecuado. Creo que en medio de la pandemia no era el momento y creo que ahora es un momento estupendo porque llevamos un año protegiendo a nuestros mayores, viéndoles sufrir en las UCI y creo que poner en valor a nuestros mayores después de un año tan difícil es un homenaje muy bonito. Creo que este programa también plantea esa visión del homenaje.

Has grabado de momento seis entregas, pero si renueva por una segunda temporada ¿a quién te gustaría ver que pasara por el programa?

La verdad es que me encantaría hablar con cualquiera. A ver es que muchas crees que por ser super conocido o el perfil que tiene o porque tiene una historia es mejor pero luego te sorprendes con las historias de todo el mundo. A mi me gustaría hacer un recorrido por más profesiones, me hubiera gustado que hubiera más mujeres porque nos han dado el no algunas que me encantaría tener la oportunidad. Por ejemplo, Julia Otero me dijo espérate Mamen y espero que en una segunda temporada nos pueda decir que sí.

Echo de menos también a alguna estrella de nuestro pop y nuestra música porque este programa a la vez que recorres las emociones recorres la historia de España y cada uno desde su visión y su profesión. Y en ese sentido cuanta más variedad encontremos mejor dibujaremos el pasado para recorrer el futuro.

“Que Joaquín Prat siga trabajando que es lo que hacemos todos”

Hace unos días Joaquín Prat nos confesaba en pleno aniversario de ‘Cuatro al día’ que su objetivo este año es comerle la tostada a ‘Más vale tarde’ y a ti. ¿Qué le dirías?

Que siga trabajando que es lo que hacemos todos. Yo a Joaquín le quiero mucho y hemos trabajado juntos. Él ha hecho muy buen trabajo y la tarde tiene hueco para todos. Yo me alegro de seguir liderando y pretendo seguir haciéndolo mucho tiempo (risas). Pero el esfuerzo es lo que lleva al éxito.

Hemos vivido un año muy complicado, ¿Cómo estás llevándolo tu conduciendo un programa como ‘Más vale tarde’ y tener que dar cada día noticias tan tristes como las cifras de fallecidos, las restricciones?

Lo llevo… Bueno es mi responsabilidad y no me puedo quejar porque tengo un trabajo y un altavoz que me proporciona la Sexta. Es verdad que la realidad que contamos es dura pero yo siento una enorme responsabilidad con la profesión, con los espectadores, con el formato y contar lo que está pasando e intentar entrevistar a los mejores expertos, de estudiar lo máximo posible para entender lo que está pasando y que la ciencia esté en primer plano.

Yo lo he llevado con un enorme sentimiento de responsabilidad y he intentado aplacar mis miedos y ser lo más profesional posible y aquí hemos estado al pie del cañón sin descansar un solo día todo el equipo a una. También creo que el compañerismo que hemos vivido estos meses es lo que nos ha hecho a todos tirar de este carro y sentir que al otro lado estaban los espectadores deseando que les informáramos, que les diéramos contexto y espíritu crítico.

Una de las cosas que más ha destacado de todos estos meses es la crispación política que hay en un momento tan duro, ¿Cómo lo vives tú que llevas tantos años haciendo información política?

Yo siempre he visto esa crispación en la política española pero los debates electorales que estamos viendo ahora con las elecciones catalanas me desespera mucho ver como unos partidos se echan los muertos a la cara como si fueran armas arrojadizas. O cuando hablan de la gestión de la pandemia algunos y otros cuando aquí no se salva nadie, absolutamente nadie. Lo vivo con desesperación.

Ojalá este país pudiera establecer pactos de Estado donde se creciera y no estuviéramos siempre poniéndonos palos en las ruedas unos y otros. Que hubiera políticas estructurales que no cayeran cuando cambie el Gobierno y que hubiera una idea de país y de futuro de país. Creo que lo que necesitamos los ciudadanos más allá de quien gobierne cada 4 años es que hubiera una idea clara de país, de crecimiento y de futuro.

¿Cómo valoras tu la gestión que se está realizando de la crisis y las múltiples restricciones que se toman cada día?

Yo echo de menos también, que entiendo que nuestro país sea un país donde las competencias están transferidas pero he echado de menos este último año una unidad de acción y que eso se mantuviera. Creo que habría sido más operativo y habría mejores resultados.

“Las televisiones no tenemos que estar mostrando cómo se está muriendo la gente”

Hay un debate de si los medios teníais que haber mostrado imágenes más crudas de la pandemia para concienciar aún más a la gente de lo que estamos viviendo. ¿Crees que tendríais que haber ido más allá?

Sé que es un debate abierto pero si te refieres a que habría que haber enseñado imágenes de muertos o la situación de las UCIS, de agonía total. Yo he estado personalmente para ver lo que se vivió y ha sido muy duro. Pero creo que cuando hablamos de otras realidades no tenemos que estar mostrando en las televisiones cómo se está muriendo la gente, por ejemplo de como ha sido degollada cuando hablamos de matanzas. Nosotros emitimos en horario de máxima protección, pero más allá de eso creo que la gente ya sabe lo que es la muerte, la gente ya sabe lo que es una UCI, si para concienciar a la gente hay que mostrar esas imágenes creo que tenemos un problema como sociedad.

No creo que la televisión tenga que mostrar en el día a día más dureza. Se habría hecho insoportable la digestión de programas informativos, hubieras apagado la tele como espectador. Entonces había que encontrar el equilibrio de información, denuncia, la situación y la descripción de la realidad y los hechos y no herir profundamente la sensibilidad de la gente que ya estaba herida por la pandemia. Creo que nosotros hemos intentado jugar con el punto medio.

¿Ha sido este tu año más duro profesionalmente hablando?

No sé si es el año más duro informativamente. Yo no sé si por desgracia o por suerte he tenido ocasión de vivir algunos de los años más sangrientos de ETA con muchos atentados, luego el comienzo de los atentados de los terroristas yihadistas e islamistas. Creo que cada año ha tenido un factor y de su propia idiosincrasia. Esto se hace duro porque se ha mantenido en el tiempo porque llevamos muchos meses y muchos muertos y porque no conseguimos salir del bucle informativo del coronavirus. Pero hemos vivido muchas cosas muy duras, a mí me tocó en la radio vivir el 11-S y el 11-M y me cuesta olvidarme de esos años.

¿Qué le pides tu personalmente y profesionalmente al 2021?

Personalmente le pido salud para mí y para todos los que me rodean y profesionalmente también le pido salud, salud de los medios de comunicación, menos precariedad, más apuesta por el periodismo y más dignificación de nuestra profesión.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD