PUBLICIDAD
El blog de Alejandra CastellóOpiniónRealitys y programas

Gala 4 de ‘La Isla de las Tentaciones 3’: La caída de dos nuevos infieles que acaba en un mar de lágrimas

La Isla de las Tentaciones gala 4

Crónica de la gala 4 de ‘La Isla de Las Tentaciones 3’ donde cayeron dos nuevos infieles e hizo llorar a Sandra Barneda en la hoguera

La Isla de las Tentaciones 3no ha bajado el nivel ni la intensidad en su gala 4 de este jueves 11 de febrero. Y todo puede pasar. ¿Qué ha pasado en la casa de los chicos? ¿Y en la de las chicas? ¿Cómo han reaccionado en las hogueras? ¿Ha explotado Lucía a lo Melyssa y se ha roto por completo?

PUBLICIDAD

En la casa de los chicos, nos quedamos con un Manuel que se enrollaba con dos chicas, Fiama y Estefany, sin dudar, sin pensar, disfrutándolo. Pobre Lucía. Me llamaba mucho la atención saber cómo se despertaba Manuel al día siguiente, ya que lloraba tanto por no fallarle a Lucía, si iba a levantarse arrepentido, derrumbado y derrotado. Pero no, para nada. Manuel asegura que “está siendo él” que no lo puede evitar. Que Lucía se merece un hombre mejor, y que él, en su casa verá el programa y dirá “Soy un mamón, un cabrón, pero soy yo”. Alucino con este chico. Porque además no solo le sabe mal por Lucía, su novia, sino también por una tentadora, Estefany, a la que le aseguró que no pasaría nada con Fiama. Según él, “tengo muchos frentes abiertos, a ver si es verdad que soy Maluma”. Y ni corto ni perezoso, Manuel, en la siguiente fiesta, ya va “a full” con Fiama. Besos, roces, bailes y más besos. ¿Dónde está Lucía en su cabeza? ¿Dónde está el Manuel enamorado que lloraba por haberle fallado una vez en el pasado? Realmente, este chico solo piensa con lo que tiene entre las piernas.

Pero claro, entonces tenemos a una tentadora que se ha quedado colgada, Estefany. Manuel ya no le funciona, porque se ha ido con Fiama, y ella no tiene nada que hacer. Pero está claro que una tentadora está para tentar, y si no tientas a nadie, no tienes protagonismo y por lo tanto, pasas desapercibida. Así, que Estefany, lo tiene claro, vamos a por otro, a uno que caiga fácil. Y Raúl y Hugo no van a ser. Así que Jesús es una “víctima” perfecta. Ella de repente, asegura que también se había fijado en Jesús, y este, que ya ha visto como su novia, Marina, se ha ido con otro, se deja llevar y asegura que él también se había fijado en ella. Durante un tonteo más que forzoso y surrealista con frases como “Es que a mí me gustan los pechos operados y tú los tienes”, acaban besándose con una cara de frialdad de ella espectacular. Me recuerda, exageradamente, al caso de la segunda edición de Lester y Marta. Lester no hacía nada, y cuando vio que Marta sí que tonteaba con uno, decidió darlo todo con la primera que le hizo caso, que fue Patry, donde había menos que feeling que con Belén Esteban y María José Campanario. Y ahora van a ser padres, pero eso ya es otro tema escandaloso que daría para una sola crónica. Vamos que ya tenemos otro “lío”: Jesús y Estefany. Surrealista, poco creíble y forzado, pero ahí está.

PUBLICIDAD

Y hay alguien más que también ha sobrepasado algún límite y ese es Diego. Después de ver imágenes de Lola tonteando lo más grande con Simone, y llorando por su perro y no por él, ha decidido dar un paso adelante y besarse con Carla, una de las tentadoras rubias. No han ido a más, pero beso si que ha habido.

Mientras en la casa de las chicas, Marina sigue avanzando con Isaac, Lucía consigue abrirse más con su nueva cita, Carlos. Lola ha dado un paso atrás con Simone, aunque hay algo de tonteo evidente, piensa más en Diego y no tiene claro lo que va a pasar. Y Lara, que no lo sabíamos, pero parece ser que es frikifan de Rubén (si, el de Estefanía), le ha dado su primera cita, pero no está claro que se vaya a poder llevar a cabo.

PUBLICIDAD

Y llega el momento de las hogueras. Benditas hogueras, ¿verdad? ¡Cómo nos gustan! Empezamos con ellos, y con el rey de la isla, Manuel. Se emociona, aunque ya no me creo nada, cuando Sandra le pregunta. Sabe que ha fallado a Lucía, que no cree que le perdone, pero está siendo él. Y es lo que hay. Le ponen imágenes de Lucía, que como ya sabemos, no ha hecho absolutamente nada. Más que disfrutar, bailar o pasarlo bien en la casa. Nada de nada. Pero Manuel tiene el morro de decir que le sorprende y que ella también “está muy suelta”. Que si baila bachata, que si tontea un poco. ¡¡¡Qué no es tan diferente lo suyo, dice!!! Menuda tela.

Jesús también ve imágenes de Marina. Las que se esperaba supongo. Su relación ya está rota, Marina incluso ha dormido con Isaac en la misma cama y ya han tenido los primeros roces. Así que “next” como dice él. Siente decepción y vergüenza.

Hugo hace llorar a Sandra Barneda por lo que dijo de Lara en ‘La Isla de las Tentaciones’

Hugo por su parte, que no puede ser más amor, ni puede estar más enamorado, se rompe al ver como Lara le da su primera cita a Rubén. Que recordemos que Rubén es todo un profesional, sabe a lo que va, y está siendo insistente con Lara. No le gusta ver eso ni ver como ella dice que no es feliz. Él le ha hecho mucho daño y lo sabe, pero no puede evitar darse cuenta de que el programa le ha servido, en su caso, para reafirmar que es la mujer de su vida y que está muy enamorado. Qué pena, porque Lara, está muy a la defensiva, supongo que por el sufrimiento anterior, pero no me gusta nada, me causa rechazo lo negativa que es, y con el “asco” que habla de su novio. Él, todo lo contrario, me cae genial y me parece de lo mejorcito que hay ahí dentro. Su confesión emocionó hasta tal punto a Sandra Barneda, que tampoco pudo contener las lágrimas.

Y Diego, el hombre más lógico del programa. Primero le ponen unas imágenes donde ve a Lola llorar, acordándose de él y de su relación. Y a él se le rompe el corazón, porque cree que Lola se ha arrepentido y se ha echado atrás. Pero no cantes victoria todavía, porque hay más imágenes, y en esas, vemos como Lola sigue con el tonteo, menos, pero sigue. Un hielo, un beso… ya sabemos cómo funciona. Así que Diego vuelve a coger su camino. Eso no es repuesto, vuelve a lo mismo. Así que creo que él va a tirar para adelante con Carla, su tentadora.

Y vamos con la hoguera de las chicas, tal vez el momento más esperado, sin duda, de la gala. Empezamos con Marina, que no da crédito de lo que está viendo. Jesús liándose con Estefany (que hasta ahora estaba con Manuel) con ese tonteo más que forzoso. Y así lo ve ella. “¿Como que le gustan las tetas operadas? A mí me ha llegado a decir que si me opera los pechos me deja”. Es alucinante. La verdad es que entiendo a Marina. Porque, aunque nos guste más lo que hace o como lo hace, su relación con Isaac ha sido lógica, un tonteo, unas risas, unos besos… Pero forzado no, desde luego. Ella dice que si hubiera visto que Jesús tonteaba de verdad, se lo hubiera comido con patatas, pero que esto así no. Que es patético y asqueroso. Y que ahora se queda muy tranquila, sobre todo, supongo, para empezar a hacer todavía más con Isaac.

Y el momento más esperado, llega con Lucía. Yo creo que todos temblábamos esperando su reacción. Si ya se emocionaba y lloraba cuando sonaba la alarma sin saber nada, como iba a ponerse al ver que Manuel le era infiel, no con una, ¿sino con dos mujeres en la misma noche? Podía ser, tranquilamente, una reacción histórica.

Pero la tía ha estado de diez y no ha soltado ni una lágrima por este chico que no se merece nada de ella. Se queda en shock cuando ve las imágenes, se le iluminan los ojos cuando lo ve, pero ya. Ahí se queda. Y empieza un monologo por su parte, maravilloso, haciéndose valer, y dejando las cosas muy claras. No va a llorar más, lo tiene claro. Manuel no la quiere, sino no haría lo que hace. Solo piensa con lo que tiene entre las piernas, es un egotista y es patético. Iba de pobrecito y de pobrecito nada. Asegura que es joven, que ha perdido mucho tiempo con él, pero que está a tiempo de recuperarlo. Tira su anillo y las pulseras a la hoguera. No se lo merece y hasta aquí hemos llegado. No quiere ver más imágenes, con toda la clase, la serenidad y elegancia, asegura que ya no quiere ver más. Estoy segura de que Lucia explotará al llegar a la casa, que llorará y se derrumbará porque es lo normal. Pero la aplaudo, y ole por ella. Que no debe ser nada nada fácil. Y ha quedado como una señora y dejando claro que ella le da mil vueltas a él.

Parecía que la reacción de Lucía iba a ser la explosión de la hoguera, pero cuidado, que a lo mejor la sorpresa nos la da Lola. Aún no ha visto las imágenes pero está al borde de un ataque de ansiedad, tiembla y llorar sin parar. Y es que Lola conoce muy bien a Diego y sabe que actua por venganza. Y sabe que como la ha visto con Simone, él también habrá hecho algo. Sabe que algo va a ver y no está equivocada. Nos quedamos aquí, y su reacción tendremos que verla en la siguiente gala. En una noche igual o más intensa seguramente. ¿Cómo volverán los chicos después de lo que han visto? ¿Van a seguir dando pasos con sus tentadoras? ¿Y las chicas? ¿Cómo se tomará Lara que los chicos hayan vetado a Rubén? ¿Entenderá que Hugo está enamorado o creer que le está marcando? ¿Cómo se encontrará Lucia? ¿Hasta dónde llegaran Marina e Isaac?

Qué maravilla de reality señores, qué ganas de seguir sorprendiéndonos y de seguir disfrutando.

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD