Actualidad

«Estoy fichado»: Pablo Alborán confiesa a Pablo Motos su situación más embarazosa tras ser detenido por la policía

Pablo Alborán en su paso por ‘El Hormiguero’ ha querido explicar a los espectadores su llamativa anécdota cuando fue detenido por la policía en Miami

Pablo Alborán ha acudido a ‘El Hormiguero‘ y de ese modo presentar su nuevo disco ‘Vértigo’ y poder ser entrevistado por Pablo Motos. Por ello el cantante no ha dudado en contar anécdotas de lo más divertidas.

«¿Por qué no cuentas por qué te ha fichado la policía de Miami?», le preguntaba Pablo Motos sorprendiendo al cantante. Y de ese modo el malagueño ha decidido hablar claro y con sentido del humor.

«Voy a México a pasar la cuarentena para poder hacer un programa de televisión en Miami. Llego al aeropuerto después de dos semanas guardando cuarentena encerrado en la habitación de un hotel me dicen que me detienen, que no me dejan entrar en Miami. Y yo, iluso de mí, le sigo: Pero que me he hecho los PCR, pinchadme el dedo«, ha explicado Alborán.

Pero no han quedado ahí las explicaciones de Pablo Alborán y por ello ha querido seguir abordando la divertida anécdota por la que ha sido preguntado. «Me dicen que me detienen y no me explican por qué».

«Me encierran en un cuartillo muy conocido en el aeropuerto de Miami cuando hay alguna irregularidad con tu pasaporte o tal», añadía.

Y el cantante quiso explicar más de la historia. «Me falsificaron dos permisos de conducir americanos con mi cara, con otro nombre. El escáner visual te escanea la cara y dice que tu cara coincide con la de los carnets», contaba sorprendiendo a Pablo Motos y a los espectadores.

Para finalizar la divertida anécdota el cantante no ha dudado en contar el desenlace de la historia. «Imagina yo allí diciendo: ese no soy yo. No me pusieron esposas ni nada. Yo les dije: vengo a hacer un programa. Sabes que no es verdad«.

«El policía me dijo que sabía que no era verdad, pero tienes que hablar con los abogados. Me dejaron salir, canté. Y cuando volví a pasar por el aeropuerto el tío me felicitó, pero yo le dije: quítame eso de ahí. ¡La próxima vez que vaya a Miami me cambio la cara!», sentenciaba Pablo Alborán.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *