Realitys y programas

El calvario de Fayna, expareja de Carlos ‘El Yoyas’ en su tortuoso juicio por maltrato

La expareja del famoso exconcursante de ‘Gran Hermano’ ha compartido sus sensaciones tras la sentencia por maltrato en el ámbito familiar.

Carlos Navarro, conocido como ‘El Yoyas’, está de nuevo de actualidad por la condena de casi seis años de prisión que un juzgado le ha impuesto por delitos de maltrato a su pareja y a sus dos hijas. El programa vespertino de Telecinco, ‘Sálvame’, ha tratado el tema en profundidad y ha podido conversar con Fayna Bethencourt, expareja de ‘El Yoyas’, sobre dicha polémica.

A través de una entrevista telefónica, Fayna ha asegurado sentirse aliviada por la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal Nº 5 de Las Palmas de Gran Canaria. «La sentencia no es una alegría completa porque, por desgracia, es el resultado de mucha pena y mucho sufrimiento«, ha desvelado con voz temblorosa.

Asimismo, la exconcursante de ‘Gran Hermano’ se ha abierto en canal desvelando cómo se siente. «Son muchos sentimientos encontrados, muchos años de aguantar lo que aguanté, y muchos años de estar callada. Nunca quise que se hiciese público«. Es necesario destacar que los tribunales han dictado sentencia a favor de Fayna que acusaba a su expareja de maltrato en el ámbito familiar.

Instantes después, Fayna se ha mostrado rota al explicar su situación actual. En concreto, ha dicho: «Me da pena por esa Fayna que cumplió los 23 años en la casa que tenía todas las ilusiones y la vida por delante y cayó en la trampa«. A pesar de ello, asegura no arrepentirse de haber conocido al que hasta ahora ha sido su pareja. «Jamás podré arrepentirme. Están mis hijos, mis hijos es lo único bueno que ha hecho Carlos en su vida», ha asegurado.

Durante toda la conversación telefónica, la joven no ha podido evitar mencionar a sus dos hijas, conscientes de dicho maltrato. «Es terrible porque en el proceso judicial no solamente era yo la testigo y la víctima. Éramos tres personas«, ha declarado. Fayna declara que lo más duro ha sido las consecuencias que el maltrato ha tenido en sus dos pequeñas: «Eso pesó mucho. Es un dolor que yo siempre tendré«.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *