PUBLICIDAD
Realitys y programas

“Estuve cerca de la cárcel”: Albert Álvarez consterna a todos al desvelar su oscuro pasado en ‘La Casa Fuerte’

El concursante, Albert Álvarez, ha sido el tercero en enfrentarse al conocido como «espejo del alma» en ‘La Casa Fuerte’

A pesar de no ser su primer reality, Albert Álvarez puede resultar en muchas ocasiones el gran desconocido de la presente edición de ‘La casa fuerte‘. Su aparente timidez y su carácter sensible le han convertido en uno de los concursantes más queridos del formato. Asimismo, durante la nueva gala del programa ha vivido uno de los momentos más especiales de su paso por el programa al enfrentarse al conocido como «espejo del alma».

PUBLICIDAD

Tras el paso de compañeros como Asraf Beno y Cristini Couto por la citada prueba, Albert se somete a esta prueba. El concursante lo hace abriendo su corazón y narrando algunos de los momentos más desconocidos y duros de sus vivencias personales. La primera pregunta a la que se ha tenido que enfrentar el joven ha sido qué es lo que ve. El concursante ha sorprendido al asegurar: “Veo una víctima de la cultura de la sociedad”.

Acto seguido, el concursante ha recordado lo que la palabra «soledad» significa para él. “Hubo un momento que pasé mucho tiempo en soledad. Para mí es fundamental y necesaria. Como todo, la soledad excesiva puede dañar”, ha recordado. Además, ha proseguido lanzando un mensaje de esperanza: “Ahora mismo, no me siento solo. Sé perfectamente quien soy, sé quien es mi gente aunque no los tenga cerca”. Sin lugar a dudas, la palabra más dura ha sido la relacionada con la cárcel. El joven ha recordado cómo estuvo a punto de vivir entre rejas: “Cometí muchos errores cuando era joven. no entré en la cárcel… estuve muy cerca de la cárcel. Me junté con personas que no me hacían bien, me olvidé de quién era“.

PUBLICIDAD

Sobre la frustración, Albert ha narrado su experiencia como deportista en ‘La Casa Fuerte’. “Me ha acompañado a diario en mi vida supongo que fruto de esa autoexigencia. El mundo deportivo gira en torno a una calificación… solo gana uno y cuando solo gana uno, pierden muchas personas”. No obstante, Albert no ha dudado en reconocer haber estado frustrado: “me vi envuelto en ese examen continuo… tuvo que ser el hombre más triste muchas veces. Para ganar hay que frustrarse y a veces pierdes tantas veces que la victoria no te sirve”.

Finalmente, la prueba ha terminado con la palabra «pobreza», un término que le ha traído malos recuerdos al concursante. “Esto es lo que más me duele porque lo hemos vivido todos en casa. Hubo una temporada muy grande, muy larga, donde teníamos dificultades por intentar ni siquiera tener la nevera llena. Mi madre se encontraba con una enfermedad que no podía tirar hacia delante. Recuerdo un fin de año donde solo teníamos para un bocadillo, había inviernos muy duros… no fue fácil, fue difícil, pero hay una cosa a la que siempre estaré agradecido. Recuerdo la honradez de todos los vecinos que sin decir quienes eran, encontrábamos una bolsa de comida en la puerta”, ha sollozado.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD