PUBLICIDAD
Realitys y programas

Anabel Pantoja denuncia lo que le ha pasado en plena calle por culpa de su tía Isabel Pantoja

Anabel Pantoja, muy dolida con todo lo relativo a tu tía Isabel, también ha explotado contra Kiko Matamoros en su conexión en ‘Sálvame’.

Desde que estalló la guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja, Anabel Pantoja se encuentra entre la espalda y la pared. Se niega a posicionarse en uno de los dos bandos, lo que le ha valido muchísimas críticas por parte de sus compañeros de ‘Sálvame’. Aunque, sin duda, el más duro con ella ha sido Kiko Matamoros.

PUBLICIDAD

Ni el altercado que sufrió este fin de semana y que revelaba este lunes en el programa ha conmovido. Anabel contaba que una señora le pedía una foto en plena calle y le respondió que iba a soltar lo que llevaba para poder hacerla encantada. Sin embargo, la viandante creyó que le estaba rechazando y arremetió contra Anabel.

“Anda tú y tu tía, que sois unas sinvergüenzas y unas ladronas”, le decía a gritos. Un encontronazo en plena calle que dejaba sin palabras a la colaboradora de Telecinco y que le han marcado mucho desde entonces a juzgar por la tristeza que mostraba mientras lo relataba en ‘Sálvame’.

PUBLICIDAD

No obstante, cuando perdía verdaderamente los nervios era cuando Matamoros le echaba en cara en numerosas ocasiones ser demasiado ambigua. Este lunes, en ‘Sálvame’, él destacaba las cualidades de Irene Rosales, con quien trabaja en ‘Viva la vida’ y quien rompía a llorar este pasado domingo sobre pasada por la situación entre su marido y su suegra.

Sus lágrimas conseguían emocionar a Kiko Matamoros, que la considera una excelente compañera. De ella alababa que siempre responde a todo lo que se le pregunta, no como, según él, Anabel Pantoja.

PUBLICIDAD

El monumental enfado con Kiko Matamoros

Ésta, cansada de los constantes ataques de su compañero, estallaba contra él cuando Matamoros dejaba caer que no se habla con su primo, Kiko Rivera. “Habla con los directores y que me quiten de la plantilla, pero deja de atacarme”, le pedía ella muy enfadada.

El colaborador se tomaba a guasa esta petición: “No, ¿no ves que ahora mismo estás dando grandes momentos?”. Pero ella seguía insistiendo: “Siempre estás metiendo mierda, metiendo el dedo en la llaga. Lo único que quieres es joderme en el trabajo”.

Poco a poco, Anabel iba subiendo el tono de voz, cada vez más alterada con su compañero. “Díselo a los directores, que no me llamen para entrar en directo en Skype”. Y además lamentaba la falta de compresión y empatía por su parte: “¿En una tragedia familiar como tú la has tenido no entiendes que es mejor el silencio? ¿No me comprendes como compañera? ¿Puedes dejar de atacarme un día? No dejas de atacarme ni un día. Te escucho todas las tardes”.

Kiko Matamoros, para picarle aún más y con una sonrisa socarrona, hablaba al micrófono para dirigirse a la dirección del programa: “La voy a joder un poco más”.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD