PUBLICIDAD
Actualidad

La reacción de Ana Rosa ante el sobrecogedor testimonio de un conductor de autobús que rompe a llorar en directo

Ana Rosa Quintana se emocionaba al hablar con un empresario y conductor de autobuses que pide ayuda al Gobierno para no caer en quiebra.

Con la pandemia y las restricciones para evitar contagios, la crisis está asolando a muchos empresarios y trabajadores que están viendo como sus empresas y negocios se van a pique. Y este jueves Ana Rosa Quintana conectaba en ‘El programa de Ana Rosa‘ (Telecinco) con Julio García, un empresario de autobuses que está al borde de la quiebra.

PUBLICIDAD

Tal y como él mismo ha relatado, su compañía no puede ofrecer servicio debido al coronavirus y no puede pagar a todos sus trabajadores. Desesperado a sus 60 años, Julio pide al Gobierno de Pedro Sánchez una ayuda para poder subsistir.

Y sobre qué podría hacer el Gobierno, el empresario lo tiene muy claro. “Pueden paralizar automáticamente todos los pagos que tenemos que hacer, el impuesto de sociedades, el impuesto de actividades económicas, el de tracción mecánica, hay que seguir pagando la Seguridad Social de los ERTES, el mes pasado pagamos 400 y pico euros, ¿de dónde sacamos ese dinero?”, aseguraba.

PUBLICIDAD

Julio no ha podido contener la emoción al recordar sus 40 años de profesión. “Toda mi vida en este mundo, porque no sé hacer otra cosa, si yo me arruino en mi negocio ya no sé dónde voy a ir porque tengo 60 años. Lo único que he hecho en toda mi vida es conducir autobuses, llevar gente por toda Europa para enseñárselo”, relataba entre lágrimas.

Y justo después no dudaba en mostrarse muy crítico contra los políticos. “Me da pena que tras la manifestación lo que se destaque sea mi entrevista, ver a un tío de 60 años llorando a lágrima viva, ¿tenemos que dar pena en la vida para que nos hagan caso? Somos patéticosque un hombre llore porque se arruina“, decía muy afectado.

PUBLICIDAD

“No es pena, es tristeza”

Tras oír el duro testimonio del invitado, Ana Rosa tampoco podía contener la emoción. “No das pena, Julio. Hay muchas personas que están llorando en sus casas por las noches porque no saben si mantendrán su trabajo, si van a poder mantener su empresa… muchos se encuentran en tu situación y se sienten identificados. No es pena, es tristeza”, le expresaba la presentadora.

Y antes de concluir con la conexión, Julio quería agradecer el apoyo de todas las asociaciones y rompía a llorar. “Gracias a las asociaciones, a la nuestra que es de Direbús y una plataforma de Infobus que me están dando fuerzas para seguir luchando por esto”, concluía el empresario.

Julio hay que seguir peleando, pero, por favor, vamos a empezar ya a mirar lo que está ocurriendo en la calle, lo que le está pasando a las personas y dejar de jugar a la política”, concluía Ana Rosa intentando darle ánimos.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD