PUBLICIDAD
OpiniónPortada

‘La Isla de las Tentaciones 2’ da un golpe en la mesa con lo que quiere la audiencia

‘La Isla de las Tentaciones’ ya ha finalizado su segunda edición. El formato de Mediaset nos ha dado un golpe de realidad sobre lo que quieren los espectadores.

La Isla de las Tentaciones‘ ya se ha despedido de sus espectadores. A la espera de emitir el debate final donde se avivarán las llamas de todo lo ocurrido durante los meses, el programa cierra su segunda temporada coronándose como la revelación asentada de Telecinco.

PUBLICIDAD

Que la primera edición de ‘La Isla de las Tentaciones‘ funcionase era una realidad. Se presentaba ante nuestras pantallas un nuevo programa destinado a Cuatro que recogía su esencia, la del dating show. Algo por lo que siempre ha sido característica la hermana pequeña de Telecinco y desde sus inicios le ha funcionado.

Pero con ‘La Isla de las Tentaciones‘ todo cambió. Telecinco decidió no emitir ‘GH DÚO‘ y de ese modo le quedaban unos meses sin un reality potente que sostuviese la parrilla. Por ello fue que Telecinco decidió hacerse partícipe del nuevo programa que iba a tener Cuatro. De ese modo los jueves se emitiría una gala del formato que por entonces presentó Mónica Naranjo.

PUBLICIDAD

La estrategia era clara, al igual que ‘Gran Hermano VIP‘ o ‘Supervivientes’ seguían una estrategia transversal donde una gala de la semana era emitida en la cadena secundaría, con ‘La Isla de las Tentaciones‘ iba a suceder lo mismo. Algo que tenía un resultado novedoso y exitoso para Telecinco.

La primera edición de ‘La Isla de las Tentaciones‘ se convirtió en todo un pelotazo; y en sus 11 galas emitidas en Telecinco y Cuatro anotó un fantástico 24,1% de cuota de pantalla. Los debates que fueron emitidos íntegramente en Cuatro consiguieron un correcto 13,5%. La prueba había sido superada y el formato había sido la revelación de la temporada.

PUBLICIDAD

‘La Isla de las Tentaciones 2’ arrasa con un promedio del 22,5% de share

Con la segunda edición llegaba una prueba de fuego, ya que se tenía que confirmar ese dato y la consolidación del programa; algo que se sabía qué iba a suceder debido al gran revuelvo que genera en cada emisión. Así en sus 9 galas que forman la segunda temporada, el formato esta vez presentado por Sandra Barneda ha conseguido un fantástico 22,5%.

Esta vez emitiendo la totalidad de sus galas en Telecinco y quedando atrás esa estrategia transversal entre ambas cadenas. Lo llamativo ha ocurrido con el debate que comenzó su emisión en Cuatro y finalmente fue destinado a Telecinco y en sus 5 entregas (a falta de la última) cosecha un 14,5% de share.

Y es que ‘La Isla de las Tentaciones‘ no solo nos ha confirmado el éxito de un programa nuevo que entra a formar parte de los realities estrella de Mediaset, subiendo al podio junto a ‘Gran Hermano‘ y ‘Supervivientes‘. La lección que nos da el formato presentado por Sandra Barneda no es otra que el buen estado que tiene el dating show.

Cuatro debe recuperar su identidad propia con este género

Se trata de un género que le dio muchas alegrías Cuatro durante sus años de vida y le hizo conseguir una identidad propia. Atrás quedan programas como ‘Adán y Eva‘, ‘Granjero busca esposa‘, ‘Quién quiere casarse con mi hijo‘ o ‘Un príncipe para…’ que dieron identidad a la cadena. Y que podrían volver para conseguir aquello que lograron hace años, mover a una gran cantidad de público que disfrutaba de las noches de Cuatro.

Además viendo que los espectadores reaccionan bien ante las novedades como ha sido en estos dos años ‘La Isla de las Tentaciones‘ quizá ha llegado el momento de rescatar la esencia de la cadena, ‘Gran Hermano‘, eso sí, la versión de anónimos.

Al espectador le gusta descubrir nuevos personajes televisivos, nuevas historias y tramas novedosas que den aire fresco a la parrilla de Telecinco. Y es que sin duda la cadena principal y Cuatro están listas para que esto ocurra, la vuelta de un formato que siempre ha gustado pero que vivió un desgaste normalizado por el paso del tiempo. Ahora tras el descanso, apostando por una reformulación, una presentadora carismática y novedosa cómo pudiese ser Luján Argüelles o Toñi Moreno el formato volvería a reunir a los espectadores sedientos de nuevas historias y personajes televisivos.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD