PUBLICIDAD
Realitys y programas

El clan Matamoros se burla del coronavirus saltándose el estado de alarma: mira la imagen

Kiko Matamoros disfrutó de una cena familiar el día de la Hispanidad junto a todos sus hijos, excepto Anita, saltándose las restricciones del coronavirus.

Los Matamoros han disfrutado al máximo del día festivo por la Hispanidad. Gracias a sus redes sociales, hemos podido comprobar que se lo pasaron en grande todos juntos haciendo diversas actividades. Y qué mejor forma de acabar el día que disfrutar de una cena junto a su padre, Kiko Matamoros.

PUBLICIDAD

De esta forma, el colaborador de ‘Sálvame’ cumplió uno de sus sueños: reunir en la misma mesa a los cuatro hijos que tuvo con su primera mujer, Marián Flores. Lucía, Diego, Laura e Irene no dudaron en acudir a la cena con su padre, quien, a su vez, asistió con su pareja, Marta López Álamo.

Aunque el 12 de octubre es festivo para la mayoría de los españoles, Kiko sí tuvo que ir a trabajar a ‘Sálvame’. Pero tras su jornada laboral, nada mejor para acabar el día que disfrutar de una cena con sus cuatro hijos mayores. A la velada también se unieron Benji Aparicio, pareja de Laura y Carla Barber, la novia de Diego.

PUBLICIDAD

En total fueron ocho los comensales que disfrutaron de la velada en un restaurante madrileño. De esta forma, se saltaron una de las prohibiciones impuestas por en la Comunidad de Madrid para frenar la expansión del coronavirus, según la cual, en las reuniones sociales no se pueden juntar más de seis personas.

Una reunión familiar de la que Diego dejó constancia en su perfil de Instagram con una bonita foto de todos juntos. En la instantánea, subida a sus stories, se ve a Kiko y Marta en el centro de la imagen, y alrededor, todos sus hijos muy sonrientes y felices.

PUBLICIDAD
Matamoros

Anita Matamoros, la gran ausente

Sin embargo, la felicidad del colaborador no era completa. Ya que faltaba su hija pequeña, Anita Matamoros, fruto de su relación con Makoke. La joven mantiene desde hace meses un tenso distanciamiento con su padre.

Pero esta destacada ausencia no empañó la felicidad de Kiko, quien, tras años distanciado de sus cuatro hijos mayores, ahora son todos una piña.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD