PUBLICIDAD
EntrevistasPortada

Eduardo Noriega, protagonista de ‘Inés del alma mía’: “Un proyectazo que llega muy pocas veces en la vida”

Hablamos con Eduardo Noriega, protagonista de ‘Inés del alma mía’ que emite este miércoles su segundo capítulo en TVE, y nos cuenta cómo vivió el rodaje de esta serie histórica.

Inés del Alma mía‘, la serie basada en la novela de Isabel Allende y protagonizada por Elena Rivera, Eduardo Noriega y Benjamín Vicuña, entre otros se estrenó el pasado miércoles en TVE. Lo hizo ante un 10,3% de share y 1.547.000 espectadores, después de que el pasado verano se estrenara en primicia en Amazon Prime Video.

PUBLICIDAD

Aprovechando la llegada de la serie de RTVE producida por Boomerang TV y Chilevisión hablamos con Eduardo Noriega, quien nos cuenta cómo se preparó el personaje y cómo ha sido el rodaje de una serie tan complicada.

¿Conocías la historia de Pedro de Valdivia cuando te llegó la propuesta de protagonizar ‘Inés del alma mía’?

PUBLICIDAD

No, la verdad es que no. Me sonaba vagamente Pedro de Valdivia como uno de los conquistadores españoles pero no le situaba ni conocía su historia. Y de Inés Suárez ya directamente es que ni había oído hablar de ella. Lo primero que hice fue zambullirme en la novela de Isabel Allende que me encantó. Y enseguida me dijeron que íbamos a recrear el viaje que hicieron los personajes y me pareció una aventura maravillosa en la que no podía decir que no.

En la presentación de la serie reconociste que investigaste bastante sobre Pedro de Valdivia, ¿Cómo fue ese trabajo de investigación y que te sorprendió más de todo lo que descubriste sobre el personaje?

PUBLICIDAD

Lo primero fue la novela de Allende, después los guiones de Paco Mateo, que hace una adaptación en la que como siempre añade cosas, otras las quita, otras las cambia de lugar. Y tuve larguísimas conversaciones con él para desentrañar las intenciones de cada secuencia. Y luego dentro de lo limitado que es estudiar a un personaje histórico de hace cuatrocientos cincuenta años y que nosotros hacemos ficción, todo lo que puedas encontrar y saber añade riqueza al personaje.

Me ha sorprendido que era una persona muy culta, que se empeñó en escribir casi de forma literaria para que quedara constancia de su historia. Es que narra todas las penurias y los logros que conseguía al detalle. Y luego hay textos en los que describen como era y dicen por ejemplo que le gustaba mucho beber y comer y que le gustaba acicalarse.

Entonces a partir de todo eso yo decidí que el personaje tenía una fortaleza aparente y que tenía un sentido del honor y de la lealtal, yo decidí que toda esa fachada de cara a los soldados fuera una fortaleza imponente pero cuando él está a solas con Inés es cuando él muestra sus dudas, su vulnerabilidad, porque en Inés encuentra una amante, una cómplice y una confidente. Él piensa que Inés tiene una sabiduría extraordinaria y le da su papel a medida que avanza el viaje. Y construí el personaje desde ahí, que fuera una estatua romana con los soldados y luego que fuera más humano en su intimidad con Inés.

¿Te imponía el hecho de interpretar a un personaje real e histórico como Pedro de Valdivia?

Sí, cuando interpretas a un personaje así te crea una responsabilidad contigo mismo, con el director, con el guionista. A mi me hace responsabilizarme más porque no quiero traicionar las cosas que se saben o los aspectos que sabemos que son verdad. En el momento en el que haces un relato histórico, todos los departamentos tienen que dar el 100% para no cometer errores. Entonces hemos trabajado todos en conjunto y debatíamos para hacer todo con el máximo rigor posible. Aunque luego teniendo en cuenta que estamos haciendo ficción.

Por ejemplo, hay una secuencia en la que Inés y Pedro se bañan juntos en una bañera y eso es atemporal, eso no existía. Ese concepto no existía y menos dos personas juntas y menos dentro de la habitación. Pero eso son licencias que se permiten los directores y los guionistas porque les interesaba un momento de intimidad entre los dos.

¿Cómo ha sido trabajar con Elena para llegar a esa complicidad que se traslade al espectador?

TVE me hizo una prueba para ver como daba con ella en imagen, para ver la diferencia de edad. Porque también los personajes históricos se llevaban unos cuantos años y como además los personajes tienen un recorrido de 20 años querían vernos juntos para ver si encajábamos y teníamos química. Y la verdad es que en este caso se dio desde el primer momento. Los dos somos muy concienzudos, le damos muchas vueltas al guion y hemos trabajado muy cómodos y muy a gusto.

Ella es una grandísima actriz y se nota que trabajó desde niña porque es muy disciplinada, muy curranta y a mí eso me encanta porque incluso después de jornadas intensas de rodaje, llegábamos al hotel y nos poníamos a ensayar la secuencia del día siguiente. Al final teníamos un acuerdo tácito de que teníamos que estar juntos y unidos durante el rodaje por toda la complejidad que íbamos a tener y así fue. Y luego la gente que ya ha visto la serie destaca que eso se nota, que se ve complicidad en la forma en la que nos miramos.

Una de las cosas más llamativas del rodaje de esta serie ha sido que habéis hecho el mismo viaje que llevaron a cabo Inés y Pedro desde España hasta Chile pasando por Perú, ¿Cómo fue la experiencia?

Cuando recibí el guion me acuerdo que hablé con mi representante pensé que era un personaje secundario. Y cuando lo leí y vi que era Pedro de Valdivia y que era el protagonista absoluto me sorprendió porque me había imaginado que era un personaje menor. Y luego encima cuando me dicen que íbamos a hacer el viaje pensé que era un proyectazo que llega muy pocas veces en la vida.

¿Qué ha sido lo más duro del rodaje?

Ha habido muchas dificultades técnicas. Para empezar rodar a cuatro mil metros de altitud hacía que a veces nos faltara el aire. Había miembros del equipo que se desmayaban y tenían que poner oxígeno. Y luego cuando fuimos al desierto las altas temperaturas y cuando caía el sol nos quedábamos congelados. Luego tormentas de arena por el viento que hacía. Hubo un día que no pudimos rodar porque no podíamos ni abrir los ojos y la tienda de campaña estaba a punto de salir volando.

¿Y qué ha sido lo que más has disfrutado?

Pues sin desvelar nada, te puedo decir que lo que más disfruté fue la parte final del personaje. Era una mezcla de agotamiento y disfrute porque estaba saliendo todo como yo quería. Pero recuerdo aquella jornada de rodaje que yo me quedé tumbado en la selva, en la tierra y sentía que necesitaba ahorrar energía.

En la presentación vimos un vídeo de Isabel Allende orgullosa del resultado y muy contenta con Elena y contigo por vuestro trabajo, ¿Qué le dirías si pudieras?

Ayer me llegó un mensaje de ella diciendo que estaba entusiasmada con el trabajo de todos y con el resultado de la serie. Y es verdad que ella hace mucho hincapié en Elena y en mí. Y para mi es un orgullo. Es algo bastante inédito e insólito que a un autor le guste la adaptación que se hace ya sea en televisión o en cine de una de sus novelas. Lo único que le diría es que gracias por rescatar la historia de un personaje femenino tan olvidado y que si le ha gustado lo que hemos hecho todo el esfuerzo ha merecido la pena.

La serie ya se ha podido ver en Amazon y ahora llega a TVE, ¿qué opinas de este tipo de estrategia de emisión? ¿Temes que pueda afectar a la audiencia en abierto el hecho de que ya se haya podido ver en una plataforma?

Pues creo que al final es una buena fórmula. La primera vez que oí que una serie hacía esto si que pensé que se estaban robando audiencia a sí mismos. Sin embargo, creo que si es una serie que está bien hecha y tiene éxito es una manera de reforzarlo. Por ejemplo en nuestro caso que las críticas son mayoritariamente buenas pues el hecho de que se haya visto en Amazon ha generado muy buena publicidad para el gran público que lo va a ver en abierto. Y luego además estando la televisión pública detrás este tipo de acuerdos hace que los gastos se compartan y pueda salir un producto mejor.

Es verdad que es un riesgo y te puede pasar que si has tenido malas críticas en una plataforma, luego ya está lastrado su estreno en abierto aunque la serie sea buena.

¿Por qué la gente tiene que ver ‘Inés del alma mía’?

Porque es una serie que es muy interesante por muchos motivos. Primero para descubrir a un personaje histórico extraordinario como es Inés Suárez. Luego la novela de Allende es muy emocionante y la serie acaba siéndolo también con la historia de amor y desamor y todas las dificultades que pasan Inés y Pedro. Y luego porque al final puede servir para conocer nuestra historia, la historia de la conquista y luego por ver lugares maravillosos. Creo que es una serie muy completa y que tiene de todo.

¿Cómo estás viviendo como actor la crisis que ha asolado al mundo de la cultura tras el coronavirus?

Pues con mucha pena. En términos generales es un desastre para el sector audiovisual, para el teatro, para la música en vivo. Nos va a costar mucho recuperarnos y lamentablemente habrá muchas empresas y proyectos que se queden en el camino pero como en otros sectores. Lamentablemente es una crisis muy fuerte, pero la confianza es que la solución y la vacuna llegue pronto y nos pongamos en marcha.

Y luego personalmente, no me puedo quejar porque yo llevaba dos años sin parar encadenando películas, series de televisión y obras de teatro y el confinamiento me sirvió para parar. Es verdad que me ha afectado porque proyectos que tenían se han pospuesto, otros hay gran incertidumbre porque no se sabe si podrán salir adelante. Pero hay que confiar en que saldremos de esta.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD